#Sociedad

2019 Un año imprevisible

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

No cabe duda que se da un año que pocos previeron, tanto a nivel nacional como internacional. No sé de nadie que haya previsto que en Chile este sería el año del estallido social, que se abriría la cancha para el cambio constitucional y que la coalición de gobierno viviría su crisis más intensa.


El año 2019, sorprendentemente termina con una coalición de gobierno hecha trizas, lo que de ningún modo significa que la oposición pueda cantar victoria, porque ella sigue por los suelos sin atinar

A fines del año pasado, respecto de lo que se venía para el 2019, hice mención a la existencia de una suerte de orden de “virar hacia la derecha” caracterizada por un viraje hacia el autoritarismo en lo político con miras a imponer orden y seguridad, hacia el neoliberalismo en lo económico, y hacia el conservadurismo en lo valórico. Todo ello a como dé lugar. Pues bien, en Chile, el estallido social de octubre que sorprendió a moros y cristianos, parece representar un alto en este viraje si nos atenemos a las demandas políticas, sociales y económicas que están tras las movilizaciones. En concreto, un hastío con el modelo neoliberal imperante.

Habrá que ver en qué terminará este cuento. Esto es lo que estará en juego el 2020. Todo parece señalar que será un año en el que estará en juego la continuidad de la actual constitución política del Estado, así como lo medular de un modelo al que se le imputa la mayor responsabilidad de la agobiante y creciente desigualdad reinante. El año 2019, sorprendentemente termina con una coalición de gobierno hecha trizas, lo que de ningún modo significa que la oposición pueda cantar victoria, porque ella sigue por los suelos sin atinar. Probablemente sea el plebiscito de abril la ocasión en que surjan nuevos clivajes. Dentro de la derecha habrá quienes defenderán con todo la actual constitución y quienes se abran a la elaboración de una nueva. En la izquierda estarán quienes respaldarán el cambio constitucional, y quienes se marginen del proceso por no confiar en él. Lo que posiblemente esté en juego es el ascenso de los extremos, la polarización, o el predominio de la moderación, del sentido común.

A nivel internacional fue un año más previsible: Trump continúa en las cuerdas y el mundo sigue pendiente de una guerra comercial USA-China, donde sus principales líderes parecen estar jugando como el perro y el gato poniendo en ascuas al resto del mundo que vive al vaivén de sus caprichos.

En Gran Bretaña, Boris Johnson se está saliendo con la suya, siendo un hecho que el 2020 será el año del brexit,  la salida de la Unión Europea.  Lo ocurrido en Gran Bretaña es expresión del ascenso de los nacionalismos.

Mientras tanto, el cambio climático sigue su curso a vista y paciencia de todo del mundo sin que se visualice capacidad política para enfrentarlo. El fracaso de COP25 en Madrid es una clara señal de la ausencia de liderazgo que se vive a todo nivel.

Resulta paradojal que en tiempos de globalización, estén resurgiendo los nacionalismos en una suerte de reacción del tipo “sálvese quien pueda”. Frente a un tema que afecta a todo el planeta, como es el cambio climático, no existen soluciones nacionales, sino soluciones globales. Más que nunca se requieren acciones a nivel mundial, conjuntas. No hay que ser muy astuto para percatarse que al paso que vamos, vamos hacia un punto de no retorno. La complejidad del momento que se vive exige acciones globales. Aún es tiempo.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

02 de Enero

El esquema liberal está mas vigente que nunca, pero se entremezcla con otras vertientes, como es de suponer: nunca hay algo en estado puro que dure mucho. Siempre las cosas van variando, combinandose, etc. Por lo mismo, el Brexit o Trump son versiones de un sentimiento liberal que existe aunque lo quieran demonizar y acallar: no se quiere que exista un orden mundial dominado por un grupo de oligarcas; en estos casos, cada país quiere poder tomas sus decisiones, y mejorar pos si mismos. Asimismo los individuos reclaman esto, pero se mezcla conque, cuando se sienten que no pueden solos, piden que aparezca “alguien” que les mejore la situación.
Pero en todo esto se observa siempre una cosa: todos quieren mejorar.
Por lo mismo, cuando la “solución” para que un grupo mejore significa empeorar a otros, se produce el conflicto.
¿Alguien ha visto, durante todas las protestas en Chile sobre la desigualdad, pidiendo que se ponga un impuesto a todos los ciudadanos, para ir en ayuda de Uganda, que es tan pobre que todos parecemos ricos comparativamente?…No, ahi se para y se estima que las ayudas del Estado (es decir , contribuyentes) deben ir para ayudar a los propios nacionales, no para igualarnos con los países Africanos….porque el raciocinio hace pensar que YO voy a mejorar con los cambios. A lo mas, mis conocidos mejoraran y yo quedo igual….pero asi me siento bueno al menos.
Por lo mismo, nada nuevo. Lo mismo de siempre con otro nombre.

06 de Enero

Sería bueno clarificar qué entiendes por un esquema liberal para afirmar que está mas vigente que nunca. Qué te hace pensar que el Brexit o Trump son versiones de un sentimiento liberal? Afirmas que no se quiere que exista un orden mundial dominado por un grupo de oligarcas, y ¿Trump no es acaso un oligarca?

Afirmas que cuando la “solución” para que un grupo mejore significa empeorar a otros, se produce el conflicto. De ser ese el caso la solución no es tal!

Tu razonamiento no alcanzo a comprenderlo. Con personajes como Trump en la cùspide del poder definiendo quienes tienen derecho a vivir o no, volvemos a la época de la piedra.

07 de Enero

Tanto Trump como Johnson son expresiones de “liberarse” de un orden mundial; son reacciones de autonomía cuando se cree que habrá un ente o sistema en el que algunos burócratas quieren decidir que debe hacer cada uno. Siendo estos mismos lideres probablemente bastante autoritarios. Lo que prima entonces es una libertad fundada en la nación. La nación no quiere ser gobernada por otras naciones.
Y la contrapregunta es..¿existen “soluciones” sociales que no perjudiquen a algunos para mejorar a otros?. Las mejoras paretianas son bastante utópicas.
Y el razonamiento es fácil de entender: TODOS quieren algo para si mismos; nadie está dispuesto a empeorar su situación. Por ello es que el conflicto siempre aparece.

Ver todos
Ocultar

#EstoPasaEnChile

VER TODO
La gente de la élite creció y conformó su burbuja bajo la creencia que el chileno común, por su forma de vivir el arte, no puede ir a su nivel de profesionalismo, y por ello cierra las puertas
+VER MÁS
#Ciudadanía

El quebrantamiento del orden artístico

Surge el partido “gestión”, donde la gestión reemplaza a la política. Ya no hay que transformar solo gestionar. Consecuentemente, los partidos están llenos de tecnócratas y vacíos de luchadores so ...
+VER MÁS
#Política

Ni izquierda ni derecha. Nosotros. ¿Qué significa?

Una sociedad democrática moderna, debe contar con instituciones armadas, altamente profesionalizadas, sujetas de manera irrestricta a la constitución y a la ley
+VER MÁS
#Política

Fuerzas Armadas y nueva Constitución

La soberanía popular es un hecho natural de un grupo, de una comunidad, casi cercano a lo que es instinto para la persona, por lo tanto, una necesidad para la vida de ese grupo, y de ahí que también tien ...
+VER MÁS
#Política

La legitimidad de la nueva Constitución es más que soberanía popular

Popular

La gente de la élite creció y conformó su burbuja bajo la creencia que el chileno común, por su forma de vivir el arte, no puede ir a su nivel de profesionalismo, y por ello cierra las puertas
+VER MÁS
#Ciudadanía

El quebrantamiento del orden artístico

Surge el partido “gestión”, donde la gestión reemplaza a la política. Ya no hay que transformar solo gestionar. Consecuentemente, los partidos están llenos de tecnócratas y vacíos de luchadores so ...
+VER MÁS
#Política

Ni izquierda ni derecha. Nosotros. ¿Qué significa?

Una sociedad democrática moderna, debe contar con instituciones armadas, altamente profesionalizadas, sujetas de manera irrestricta a la constitución y a la ley
+VER MÁS
#Política

Fuerzas Armadas y nueva Constitución

La soberanía popular es un hecho natural de un grupo, de una comunidad, casi cercano a lo que es instinto para la persona, por lo tanto, una necesidad para la vida de ese grupo, y de ahí que también tien ...
+VER MÁS
#Política

La legitimidad de la nueva Constitución es más que soberanía popular

Popular

Hoy ya no es tiempo de violencia, debemos respirar profundo, calmarnos y ponernos a pensar y entender que hay que dejar de gritar, es tiempo de debatir y argumentar para defender la opción Apruebo o Rechaz ...
+VER MÁS
#Sociedad

Apruebo o Rechazo, Rivales o Enemigos

Nuestro país presenta altos indicadores de vulnerabilidad en Salud Mental y políticas públicas precarias: aún no hay ley de Salud Mental y el gasto público destinado es cercano al 2,4% del gasto total ...
+VER MÁS
#Salud

Se nos está muriendo el alma

El humor, el límite del humor, la censura, la relación entre productos culturales y arte, su recepción y sus circuitos siempre son temas interesantes de observar, pero lo presenciado anoche en la actuaci ...
+VER MÁS
#Política

Kramer vs Kramer

Debería haber existido una reformulación de la pregunta de manera que permita una tercera opción que considere la opción de reforma constitucional
+VER MÁS
#Política

Razones para votar Rechazo