#Salud

Salud: un presupuesto de “manos vacías”

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Este año el gobierno planteó un “gran” aumento de los recursos para la salud pública de nuestro país. Sin embargo, cuando vemos el presupuesto del 2012 en relación con el PIB (Producto Interno Bruto), solo podemos llegar a la conclusión de que el aumento es mezquino, y no busca solucionar el problema de la desigualdad y segregación de nuestro sistema de salud.

Este año el presupuesto de salud creció en un 6,7% comparado con el año 2011. Hay un aumento del aporte fiscal y de las cotizaciones previsionales de los trabajadores afiliados a Fonasa. Cuando convertimos el total de los recursos de presupuesto de salud a PIB, resulta que 3,41% del PIB financia la Red Pública de Salud, en la cual se atienden más de 14 millones de chilenos. Esa cifra puede parecer enorme, pero cuando la comparamos con el sector privado de salud, queda al desnudo la cruda realidad del sistema de salud. El PIB correspondiente al subsistema privado de salud, es de 4,4% PIB (2009), que sirve para financiar a 3 millones de chilenos. Dicho de otra forma, por cada persona afiliada a Fonasa, el Estado y los mismos afiliados, proporcionan 300 mil pesos; en el sistema privado, este per cápita es de 720 mil pesos (2009). Esto nos muestra la gigantesca desigualdad que hay en nuestro sistema de salud que, por la existencia de las Isapres, es altamente segregado, consagrando así una salud para los pobres y
otra para los ricos.

El aporte fiscal en este presupuesto creció. Pero si traducimos este aumento a cifras PIB, resulta que el aumento alcanza solo un 0,09%, llegando a 2,36% del PIB. Debemos recordar que para llegar a los estándares promedios de la OCDE, el aporte fiscal debería llegar a 6,8% del PIB. Al ritmo de crecimiento que este gobierno le dio al aporte fiscal, nos tardaríamos al menos 50 años en llegar a los estándares de la OCDE.

En Chile requerimos de forma urgente solucionar la desigualdad, tanto en educación como en salud. Para lograr esto, no se pueden seguir preservando las lógicas que han orientado las políticas públicas durante al menos 30 años. Me refiero a los paradigmas ultra liberales, comprender el Estado como un ente castrado y fragmentado, aplicar las políticas públicas focalizándolas solo en la extrema pobreza. Estas concepciones están en crisis y están perdiendo hegemonía. Hoy debemos emprender una reforma tributaria que modifique la regresiva estructura impositiva que hoy existe. Esto debe permitir financiar a un aumento significativo para salud y educación.

Más allá de los aumentos y disminuciones que trae el presupuesto de salud, hay cuatro aspectos que son muy preocupantes y que no podemos dejar de mencionar.

En la atención primaria se anuncio con bombos y platillos aun aumento del per cápita que se transfiere a cada municipio para cubrir a cada uno de los pacientes inscritos en los establecimientos de salud primaria. El monto per cápita pasó de ser $2.750 a $3.160 pesos. Sin embargo, si vemos cuáles son los componentes considerados para construir esta cifra, vemos que el gobierno sumó los programas (inmunización, alimentación complementaria) que se entregan a través de la atención primaria, pero los recursos en esos programas son transferidos al sector privado para adquirir los insumos necesarios. Es decir, el gobierno está  aumentando artificialmente el per cápita. Esto implica que hay un per cápita para la prensa y otro que es el real, que es el que finalmente se va a transferir a los municipios para financiar a la atención primaria.

Cenabast es el organismo que realiza las compras de medicamentos para el conjunto de la red pública de salud. Esta es una institución que se ha visto fuertemente cuestionada, que requiere una modernización. Sin embargo, ello no puede implicar ni la privatización ni el debilitamiento de Cenabast. Este organismo cumple una tarea fundamental: consolidar los requerimientos de medicamentos de la red pública y, una vez consolidados todos los requerimientos, compra a precios más baratos los medicamentos. Este proceso genera una gran disminución de costos para el Estado. Dado los grandes volúmenes de las compras, el ahorro que se genera llega a un 30% de lo que costaría comprar por otra vía los medicamentos.

El presupuesto contempla una abultada suma de compras a privados (M$ 398.213.338) para realizar atenciones médicas: Ellos incluyen el  Bono AUGE y el bono de la modalidad de libre elección. Frente a esto debemos recordar las palabras del propio director de Fonasa, quien dijo que las compras del Estado a las clínicas privadas representan el 60% de los ingresos de estos prestadores privados. Recordemos que la gran mayoría sino todos los hospitales suelen funcionar a toda su capacidad solo durante media jornada, esto produce la necesidad de realizar compras a los privados, que podrían ser evitadas si el Estado invirtiera en aumentar la capacidad de nuestro desfinanciado sistema público.

El último elemento que debemos poner sobre la mesa, son los anuncios del Presidente a propósito de la construcción de hospitales y consultorios. Cuando revisamos el proyecto de ley de presupuesto vemos claramente que hay una falacia, aumentan los anuncios, pero no aumentan los recursos para concretar dichos anuncios. El presupuesto se reduce en un 3,27% en relación al año pasado. Tampoco existe claridad de si los proyectos que se debería ejecutar durante este año, se han realizado dado que a la fecha solo se ha gastado un 14% del total de recursos disponibles por ley. (Esta es la lista de proyectos, frente a los cuales es necesaria hacer un control ciudadano http://bit.ly/oTdzoU).

La discusión del presupuesto debe ser democratizada; no puede seguir  de la forma en la cual se ha venido realizado durante años. Los ciudadanos también tenemos opinión sobre cómo queremos que se utilicen los recursos que son de todos, y también es necesario realizar un control de cómo los gobierno gastan estos recursos.

———–

Foto: Camilla – Javier Psilocybin / Licencia CC
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

No queremos decir que no debes tener una relación sino, que si bien una buena relación protege nuestra salud mental; el mantener una mala relación nos puede enfermar y dificultarnos el mejorar
+VER MÁS
#Salud

Y vivieron felices... por un tiempo

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

En días de crisis climática, con sus efectos en materia de incertidumbre de todo tipo, es un buen llamado volver al origen.  No a todo evento ni en toda circunstancia, pero sí como una de las variables ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

La revancha de la mermelada

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?