#Salud

Que no te pasen gato por liebre: la verdad del plan de concesiones en salud

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hemos coincidido notablemente con el Ministro Mañalich cuando dijo que nuestros hospitales estaban enfermos y cuando dijo que son indignas las condiciones de trabajo para los profesionales y trabajadores del sector. Fue el mismo Ministro quien señaló que en ningún país del mundo ha funcionado el traspaso de las responsabilidades de Salud del Estado al sector privado.

En sucesivas entrevistas, Mañalich se ha demostrado extremadamente sólido en este punto y en sus críticas al funcionamiento del sector salud. Usando su carisma profesional, el Ministro puede decir que "dejaremos de invertir en ladrillos para hacerlo en atender a los pacientes". Suena bien, pero entendemos que es una forma de chantaje emocional el decir que en la construcción de la red de salud se ha gastado durante los últimos años un promedio del 10% del presupuesto sectorial y que a partir de ahora será reasignado para ayudar a financiar las medidas referidas al subsidio de salud a través del ‘Bono AUGE’" o la licitación de la listas de esperas, entre otras medidas anunciadas el 21 de Mayo.

El Ministro de Salud trata de instalar su verdad no compartida, de que el sistema de salud no atiende adecuadamente a la población, porque está demasiado concentrado levantando muros.

Una falacia o sofisma es un razonamiento lógicamente incorrecto, aunque psicológicamente pueda ser persuasivo. Es una verdad a medias que embauca al receptor presentando algo que es creíble y usando esos aspectos de la idea que pueden ser demostrados verdaderos como buena razón para creer que la idea o declaración entera es verdadera. La prensa ya compró esta falacia.

Hay muchas falacias que deberemos desmentir públicamente y que se han instalado en los medios de comunicación social. Tener que elegir entre ladrillos o AUGE es una falacia inteligentemente pensada y expresada, pero sigue siendo falaz.

Decir que un hospital concesionado se construye más rápidamente que uno con recursos del Estado es otra falacia que no merece comentarios. Los tiempos de construcción son los mismos. Sí hay que apurar el proceso de la licitación de la construcción; mejorar eso es deber del Gobierno.

Concordamos en que las medidas que tienen que ver con Salud necesitan de recursos frescos, pero no aceptamos que  la única fuente para financiarlo sean los privados, vía sistema de concesiones. Chile puede conseguir los recursos sin necesidad de favorecer el crecimiento de los grupos económicos detrás de los posibles concesionarios. 

La experiencia de las concesiones no tiene parangón en nuestro país, solo la concesión de  las carreteras y de las cárceles podrían ser un antecedente. Sin embargo, no son los mismos parámetros de comparación. 

En el campo internacional, nuestras aprensiones frente a las concesiones devienen del hecho que son una historia demasiado vieja.

Fracasó en Gran Bretaña

Debido a la política en favor del mercado y del sector privado que llevó a cabo Margaret Thatcher durante la década de los 80, se puso en marcha un gran número de medidas provisionales encaminadas a aumentar la participación de empresas privadas. Se recurrió a éstas para la prestación de servicios auxiliares en los hospitales tales como limpieza, alimentación y gestión de las instalaciones; se introdujeron técnicas de gestión privada, incentivos y mecanismos para fomentar la expansión del sector privado en los servicios de salud; se utilizaron cuantiosos fondos públicos para financiar residencias y centros de enfermería privados. Algunos servicios, como los sistemas de información, se convirtieron en empresas mercantiles independientes. Medidas calcadas son las que se proponen para Chile.

Un problema es que este modelo difiere totalmente del modelo tradicional de inversión de capital, sobre todo en dos aspectos. En primer lugar, el organismo del sector público debe pagar por la utilización de las instalaciones y prestación de los servicios durante la duración del contrato (generalmente 30 años). En segundo lugar, porque la “propiedad” de las instalaciones tiene características muy distintas: la agencia de Salud tendría el “derecho” a la utilización de las nuevas instalaciones, mientras que las empresas privadas tienen derecho a los beneficios generados durante la duración del contrato. En consecuencia, estas nuevas instalaciones “públicas” son utilizadas por el público sin que le pertenezcan.

En esta lógica, los bienes inmuebles no forman parte de los elementos del activo público, sino de concesiones otorgadas al sector privado. En consecuencia, mientras dure la concesión, el sector privado es el propietario del hospital.

Hasta el momento, ni el Gobierno del Presidente Sebastian Piñera ni el Ministro Mañalich nos han dado argumentos que nos persuadan que esto no es una privatización progresiva de la salud. Mikel Uriarte ha dicho que frente a situaciones catastróficas hay que buscar todas las soluciones posibles. Y al enfermo le da lo mismo quién lo atienda, siempre que le solucionen su problema.

Eso es discutible, pero no tiene sentido recurrir a soluciones que sabemos de antemano fracasadas.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

29 de Junio

Creo que la mayor pasada de gato por liebre es la garantía constitucional que en materia de acceso a la salud posee cada habitante de este país. Llama la atención que la propuesta ingenieril del señor Mañalich despierte, con o sin razón, las suspicacias en torno a eventuales privatizaciones. ¿Es que acaso el actual sistema de salubridad garantiza el ejercicio pleno del derecho a la salud? Cualquier paciente que ha tenido la experiencia de someterse a las manos de los profesionales de la salud del sector público sabe que la respuesta es NO.
Más allá de los malabares matemáticos que un sector u otro cita para defender sus posiciones, creo que el problema de fondo, al igual que en educacion, es la definición de la medicina que queremos paa nuestro país. Hasta el momento el “problema de la salud” pretende resolverse entre especialistas y no de cara al país. Quizás ya estaría bueno que los analistas, incluido e autor de esta columna, presten atención a la voz de quiene por décadas han sido objeto, pero no sujetos del sistema médico: los pacientes.

jrpaves

06 de Julio

¿Es que acaso el actual sistema de salubridad garantiza el ejercicio pleno del derecho a la salud? Cualquier paciente que ha tenido la experiencia de someterse a las manos de los profesionales de la salud del sector público sabe que la respuesta es NO.

Te cuento que el año 2009 se realizaron 18 millones de atenciones de urgencia en el país, en establecimientos públicos. Si tu afirmación fuese verdadera creo que el escenario sería bastante horrible.

¿Y loa pacientes, que podrían decir? Hay momentos en que los especialistas se alejan de las paersonas a las que afectan con sus opiniones y decisiones. Los pacientes esperan informaciòn, respeto,prontitud. No pueden esperar resolver siempre sus problemas de salud, la inmortalidad no ha sido descubierta.

Pero, Marcelo, muchas veces se ven aseveraciones como la tuya, absolutistas que solamente permiten que se asfixie más el sistema en busqueda de un negocio rentable solamente para algunos. La Salud NO va a mejorar, quizás porque estamos en el límite de las posibilidades. Se requieren nuevas formas de hacer las cosas, y con eso mejorar el uso de los recursos. Pero cuando hablas de 300 USD per cápita….

02 de Julio

Gracias por la columna. Desde que escuché a Mañalich en Tolerancia Zero (además de las entrevistas en el Clinic y otros medios), me quedaba rondando esta pregunta de las concesiones, y más específicamente la referencia a Gran Bretaña. Porque claro, en la entrevista salió este mismo argumento que tantas veces se ha escuchado: “funcionó ahí, funcionó allá, y por lo tanto funcionará en Chile”.

Como “importación irreflexiva de política pública” podemos llamar este tipo de propuesta. Suelen tener partidarios con grandes calidades (y recursos) para el lobby, que logran hacerlas atractivas para las tecnocracias. Así, el problema es que, tal como pasó en el caso de Transantiago, no se trata sólo un recurso argumentativo, sino que también se traduce concretamente en implementar programas sin reflexionar sobre
– El contexto dónde se desarrolló
– El contexto dónde se va a implementar

En Tolerancia Zero el ministro dijo que estas concesiones permitirían incluir grandes empresas internacionales. Si volvemos a la analogía con Transantiago, ¿ha permitido esto abaratar los costos? Lo que sí es seguro es que permitió generar ganancias importantes para consorcios internacionales.

Quedé con las ganas de leer más sobre esta experiencia inglesa en concesiones, y en este sentido encuentro que la columna queda un poco corta. El título “fracasó en GB” no cumple su promesa.

Por lo tanto, la pregunta sería: ¿han mejorado los índices de salud en GB después de esta reforma? Agradezco de antemano al autor si nos puede dar luces sobre este punto.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación

No se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años
+VER MÁS
#Sociedad

El vicio del malgasto en los programas sociales

El espíritu de esta ley es contribuir a la resolución de las problemáticas de salud pública, asociadas a sobrepeso y obesidad de la población, protegiendo especialmente a los segmentos de mayor riesgo ...
+VER MÁS
#Ciencia

A tres años de su implementación, un análisis crítico sobre la Ley de Etiquetado de Alimentos

Los grandes empresarios inmobiliarios tienen como motivación esencial en sus proyectos de inversión la acumulación de riqueza y para ello utilizan cualquier resquicio o fórmula interpretativa para obten ...
+VER MÁS
#Ciudad

Sentimiento de odio en el mercado inmobiliario

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Creo que la estructura discursiva y de habilidades del currículum hacen imposible acusar a los nuevos ramos de “neoliberales”, “autoritarios”, “formadores de personas irreflexivas”.
+VER MÁS
#Educación

Currículum de 3º y 4º medio. Algunos comentarios ante el silencio

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11

Durante meses te bombardean con información de lo "maravilloso y espectacular" que será el eclipse, de lo "privilegiado" que somos los chilenos al tener la oportunidad de observar un e ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eclipse intelectual