#Salud

Privación de derechos fundamentales

1
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Promover, proteger y respetar los derechos de las personas con demencia, como también la de otras discapacidades mentales, no sólo se reduce a proporcionar servicios específicos, sino a la adopción de medidas para cambiar actitudes y comportamientos que estigmatizan y marginan a estas personas.

Hoy en día se ha debatido intensamente acerca de la posibilidad del aborto terapéutico, sus implicancias éticas y los derechos con los que cuenta un ser humano desde el momento de su concepción. Desde esa mirada, cuesta imaginar que vivimos en un país donde personas que han sido productivas, que han construido patria, familia y legado, súbitamente y sin aviso, se vean privadas de sus derechos fundamentales. Ésa es la realidad de miles de chilenos, quienes producto de una enfermedad, parecieran estar bajo el alero de una capa invisible. La capa del Alzheimer.

Esta patología, al igual que otros tipos de demencia, se caracteriza por ser una enfermedad que afecta las capacidades intelectuales (memoria, lenguaje, razonamiento, entre otros), pudiendo acompañarse de importantes cambios en la personalidad, lo que tiene un efecto significativo sobre la capacidad de ser autovalente.

El mayor factor de riesgo es la edad y considerando las altas tasas de crecimiento que está experimentado la transición demográfica en Chile, no es novedad que nuestra población está envejeciendo cada vez más y a paso firme. Actualmente hay 2,6 millones de personas mayores de 60 años, lo que representa más del 15% de la población. En Chile, actualmente el 1,06% de la población (más de 180.000 personas) presentan Alzheimer u otra demencia y se estima que en el año 2050, el 3,10% de la población (626.000 personas) tendrá alguna demencia, impactando profundamente tanto al enfermo como a su familia.

Uno de los principales problemas con el que se encuentra una persona que enfrenta esta enfermedad en Chile, es recibir un diagnóstico certero y oportuno; luego acceder a alternativas terapéuticas y a un trato igualitario de parte de la sociedad. La mayoría de las veces, padecer de Alzheimer en este país, constituye un estigma, una muerte social.

Justamente a partir de este tema, el pasado 23 de mayo en la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) se presentó el informe “Derechos humanos de las personas con discapacidad mental: diagnóstico de la situación en Chile”, elaborado por  el Observatorio de Derechos Humanos de las personas con Discapacidad Mental.

Este instrumento nos ratifica la dura realidad a la que se enfrenta esta población,  donde la discriminación y exclusión social son el mínimo común denominador de 350.000 personas que a la fecha se encuentran en situación de discapacidad. En dicho documento, destacan entre las principales debilidades, la ausencia de reconocimiento legal de la capacidad jurídica de las personas con discapacidad mental.

¿A caso somos personas sólo y en tanto sepamos quiénes somos?, ¿o perdemos nuestra cualidad humana y nuestros derechos a recibir un trato digno e igualitario, por el hecho de no poder exigirlo?
Promover, proteger y respetar los derechos de las personas con demencia, como también la de otras discapacidades mentales, no sólo se reduce a proporcionar servicios específicos, sino a la adopción de medidas para cambiar actitudes y comportamientos que estigmatizan y marginan a estas personas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Internacional de Alzheimer, reconocen las demencias como una prioridad de salud pública y proponen que éstas sean enfrentadas con la implementación de Planes Nacionales específicos. A la fecha, hay exitosas experiencias de otros países que han implementado estrategias para enfrentar esta crisis, tales como Francia, Inglaterra, Holanda, Noruega y Estados Unidos, entre otros.

En Chile, la conversación está comenzando. El desafío de implementar un Plan Nacional de Alzheimer ha sido incorporado en la agenda programática de la Presidenta Michelle Bachelet, con la constitución de una mesa de expertos y en la que la Corporación Profesional Alzheimer y otras Demencias (Coprad), está representada y trabajando activamente. Un significativo hito que comienza a reflejar un mayor interés por parte del Estado en incluir dentro de sus prioridades los problemas en salud mental. Prioridad históricamente olvidada en la salud pública.

En este contexto, este viernes 30 de mayo, la Cepal convocó a diferentes actores de la sociedad civil, con el propósito de debatir en torno a temas de discapacidad, desarrollo y políticas públicas en la agenda nacional y regional, integrando en el conversatorio a organizaciones ligadas al Alzheimer, como Coprad.  De esta manera se abren nuevas posibilidades de ser escuchados por autoridades nacionales y organizaciones internacionales que abordan esta problemática.

En la oportunidad, Coprad recalcará la urgencia y subrayará lo indispensable que es tomar medidas a tiempo para preservar los derechos humanos no sólo de los que nacen en Chile, sino de los que decidimos envejecer y morir en él.

* Entrada escrita por Loreto Olavarría, Psicóloga de la Corporación Profesional Alzheimer y Otras Demencias (Coprad)

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

01 de junio

Una pregunta ¿cuáles fueron los objetivos que se propusieron los países que a tu juicio representan experiencias exitosas en este campo? Por lo que veo, son Estados que poseen sistemas de salud disímiles en algunos casos.
Se aplaude el esfuerzo por colocar a la salud mental en la agenda de la salud pública, pero soy escéptico en torno a la claridad que poseen las actuales autoridades respecto al camino. De hecho, por los que se conoce, el acento, una vez más, se coloca en la inversión en la medicina curativa (60 hospitales) y no en la prevención, pieza central de la salud colectiva desde el siglo XIX.
Buen avance que la CEPAL se fije en estos temas, y espero que se extienda a otras vertientes esenciales de la salud en el siglo XXI. No todo pasa por la inyección de recursos.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Cómo explicarnos que en el siglo XXI se apliquen prácticas crueles e inhumanas y quiten la vida a personas que hacían una tarea; cómo explicarnos que corten de tajo los sueños y aspiraciones
+VER MÁS
#Internacional

Qué hacemos. Aquí #NoSonTresSomosTodxs

El logro para que Chile se ubique en ligas avanzadas de producción de patentes y propiedad industrial, es de urgencia, ya que el desarrollo depende de este contexto, considerando que es por todos sabido qu ...
+VER MÁS
#Tecnología

Día internacional de la propiedad industrial. La importancia estratégica que tienen las patentes para Chile

Debe pues acordarse un nuevo contrato social donde cada región administrará los recursos que genera y aquellas ciudades o regiones que no les alcance para su subsistencia, pues negocien con aquellos prés ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Chile debe impulsar una ley de regionalización pareja

Son más de 70 permisos viciados, con inversiones privadas del orden de unos cuantos miles de millones de dólares, con utilidades conjuntas aproximadas de 500 millones de dólares, teniéndose presente que ...
+VER MÁS
#Ciudad

Otros guetos verticales ilegales en Santiago

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

El doble trabajo que cumplen muchas de las seleccionadas chilenas da pena y rabia, que a diferencia de los hombres, ellas no puedan vivir del fútbol
+VER MÁS
#Género

El gol del patriarcado