#Salud

Patologización y medicalización de las infancias y adolescencias: ¿Qué lugar para la singularidad?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Pagina de facebook de Forum Infancias

Durante este último tiempo se ha ido expandiendo un fenómeno en el campo de la salud y mental y la educación conocido como “patologización” y “medicalización” de las infancias y adolescencias.

¿Qué quiere decir esto? Siguiendo a la psicoanalista argentina Gisela Untoiglich (2014), la patologización consiste en que, a grandes rasgos, ciertos aspectos propios de la vida humana (tristeza, rabia, desatención, angustia, rebeldía) son transformados en una patología, y así, clasificados como un trastorno mental.


Ciertos aspectos propios de la vida humana (tristeza, rabia, desatención, angustia, rebeldía) son transformados en una patología, y así, clasificados como un trastorno mental

Los principios que subyacen este proceso patologizador son: 1) hay una causa unívoca, lineal y determinista del supuesto trastorno, 2) predomina un paradigma fijo y estático de la normalidad, y por ende todo lo que se escapa de dicho cuadro, es catalogado como anormal, 3) se rotula al niño/a o adolescente a partir de un trastorno (TDAH, TEA, Bipolar, Oposicionista-Desafiante, etc.), el cual pasa a formar parte de su identidad, y explica todas sus conductas, pensamientos y acciones. Ya no es un/a niño/a que tiene autismo, depresión, bipolaridad, sino que es autista, depresivo, bipolar, y 4) se biologiza el sufrimiento psíquico, atribuyéndolo única y exclusivamente a causas orgánicas, desconsiderando la historia, los vínculos, y el contexto familiar, social, escolar, histórico y político.

Respecto a la medicalización, que es el siguiente paso de la patologización, opera desde la misma lógica biomédica: lesión orgánica, cuadro psicopatológico, tratamiento (Janin, 2012). El tratamiento es de carácter psicofarmacológico, suponiendo, muchas veces, que una pastilla va a solucionar un conflicto psíquico, con todas las variables y determinaciones psicosociales que están involucradas. A esto se le suma otro problema, que es pensar el tratamiento psicofarmacológico como el primer y único abordaje posible. Eso no quiere decir que para ciertas problemáticas psicopatológicas graves no haya que considerar seriamente el uso de los psicofármacos, como por ejemplo en casos de ideaciones e intentos suicidas, psicosis, depresión mayor, entre otros.  Lo que está en cuestionamiento es el uso abusivo de los psicofármacos para cualquier tipo de manifestación sintomática. Un ejemplo claro de esto en la actualidad en las escuelas en Chile, es que muchos/as niños/as son diagnosticados con TDA-H (Trastorno con déficit atencional con o sin hiperactividad), y quienes al momento de ser diagnosticados, rápidamente se les indica que deben ingerir psicofármacos, suponiendo de antemano que el origen del trastorno es de orden biológico o genético. Esta visión reduccionista del padecimiento infantil deja de lado otras variables (históricas, familiares, culturales, sociales), y no permite el hacerse preguntas sobre el momento de la vida en el que se encuentra ese niño o niña en particular (¿Qué factores pueden estar afectando la atención de un niño en la sala de clases? ¿Cómo es la relación con sus profesores/as? ¿Está padeciendo algún tipo de conflicto emocional?, etc.).

Si este paradigma biomédico (utilizado sobre todo por psicólogos, psiquiatras, neurólogos) se encarga de clasificar los sufrimientos psíquicos infantiles en etiquetas psiquiátricas, y reducirlos a causas netamente orgánicas, ¿Qué lugar hay para para la singularidad de la vida psíquica del sujeto-niño? Si consideramos que todo ser humano es único, inigualable, irrepetible, inclasificable, ¿Cómo es posible pensar los malestares subjetivos a partir de modelos y categorizaciones universales?

Lo que me parece de suma importancia resaltar es que la niñez y la adolescencia son momentos de la vida en los cuales están en plena configuración como personas. Es una época de cambios, avances, retrocesos, identificaciones, adquisiciones, que están condicionadas por determinantes del contexto familiar, social, cultural e histórico. Por tanto, pensar la psicopatología infanto-juvenil a partir de causas única y exclusivamente biológicas, y desde una lógica de causa-efecto, clasificando la problemática en una etiqueta diagnóstica, es nocivo en el sentido de que borra la singularidad del niño/a o adolescente, pensándolo como una mera máquina que debe funcionar acorde a los parámetros socio-culturales impuestos del rendimiento, competitivismo y exitismo.

Bibliografía

-Janin, B (2012). Los niños y la medicalización de la infancia. Buenos Aires, Argentina. Revista de Topía.

-Untoiglich, G (2014). Medicalización y patologización de la vida: Situacion de las infancias en América Latina. Estudos sobre Educação, Presidente Prudente-SP, v. 25, n. 1, p. 20-38.

TAGS: #Adolescencia #Infancia Patologización

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
En Confianza, es un espacio de conversación de www.laconstituciondelaconfianza.cl que busca acercar el proceso constituyente a la ciudadanía a través de diversas plataformas y recoger la opinión de las ...
+VER MÁS
#VideoBlog

#EnConfianza con Eduardo Cretton, Constituyente distrito 22

En Estados Unidos existe un término para referirse a unas de las artimañas que utilizan algunos congresistas para retrasar al máximo una importante votación o decisión. Es el filibusterismo
+VER MÁS
#Política

Vamos por Chile: Filibusteros de la Convención

Respecto del sistema de gobierno, aunque la realidad muestra que estos no son “puros”, y que mezclan elementos propios de distintos modelos y cuestiones propias de la realidad de cada país
+VER MÁS
#Política

Seguir o no seguir con el presidencialismo

La nueva Constitución debe contemplar una solución institucional a esta problemática reconociendo a los pueblos originarios como un valor en sí mismos y declarando a Chile una República plurinacional ...
+VER MÁS
#Política

Pueblo originarios: la estrategia de la seguridad pública

Nuevos

El Covid-19 es una realidad y solo expresar que es una simple gripe o una farsa creada por conspiraciones sacadas de películas de James Bond,  muestra un nivel de ignorancia total. La misión debe ser con ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

La ofensiva de los antivacunas

Es pertinente fijar la mirada en la larga duración histórica de la conformación de nuestros territorios ancestrales y sus procesos múltiples de sociogenesis popular
+VER MÁS
#Ciudadanía

El poder de la Cruz en el Biobio Maulino ¿La cruz del Obispado o la cruz de mayo?

Se suma la recriminación de la empresa por las pruebas de PCR y de una caja de alimentos que costeó para sus trabajadores y trabajadoras durante la pandemia
+VER MÁS
#Trabajo

Huelga de Ártica: Contradicción entre ganancias y explotación

Gustavo y Fabiola, los queremos allí, en el Legislativo, en tanto ustedes son y serán los recordatorios vivientes de que todas las vidas, todas las voces, todos los rostros y todas las miradas importan y ...
+VER MÁS
#Justicia

Fabiola y Gustavo, los queremos congresistas

Popular

Según datos entregados por el colegio de profesores de Chile, desde que se inició la pandemia, los docentes del país pueden pasar hasta 14 horas diarias frente al computador
+VER MÁS
#Educación

Ser profesor en Chile: ¿Qué sucede detrás de la pantalla?

Hacia dónde nos dirigíamos y cómo es que terminamos en un servidor que no tiene contenido. ¿Qué estábamos buscando?  ¿Qué era el servidor? ¿Con qué dirección nos equivocamos? El servidor en dond ...
+VER MÁS
#Sociedad

Error 301 _Movido_Permanentemente

Es lamentable, pero, honesto reconocer que la educación (al menos la municipal) es una gran reproductora de la pobreza y acrecienta la desigualdad social
+VER MÁS
#Educación

Los grandes marginados de la educación

La Crisis Climática, al igual que la pandemia del COVID-19, fueron anticipadas por los científicos y sí las estamos padeciendo, es precisamente por hacer oídos sordos a sus advertencias y consejos.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis Climática la guerra que vamos perdiendo por no escuchar