#Salud

Omicron: bajando la guardia antes de tiempo

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Las consecuencias de la variante omicron, a pesar de ser menos peligrosa que las otras variantes anteriores de covid-19, no son menores; por el contrario, amenazan con ser mayores en virtud de un cierto hastío, hartazgo, cansancio que se va haciendo extensivo tanto a nivel poblacional como de las élites dirigenciales y las propias autoridades. Autoconvencidos unos y otros de que la pandemia estaba siendo vencida y que se batía en retirada, ha habido un relajamiento respecto de las medidas preventivas, de consecuencias imprevisibles. Bajada de guardia asociada al distanciamiento social, al uso de mascarillas, al lavado de manos y al cumplimiento de los aforos surge la amenaza de prolongar y agravar el estado de cosas.


Lo que menos podemos hacer para no agravar el actual estado de cosas, es adoptar las medidas personales que ya conocemos: uso de mascarillas, distanciamiento social, lavado recurrente de manos y cumplimiento de aforos

No se trata de alarmismo, sino de ver lo que está ocurriendo. Los datos duros no nos dicen que la pandemia está amainando, sino que todo lo contrario. Si bien la tasa de muertes y de hospitalización por esta variante es menor que con otras variantes, su tasa de contagio es más alta, y por lo mismo, en términos de números absolutos estamos viendo un recrudecimiento en el número de muertos y de congestión hospitalaria debido al alto número de personas que concurren a centros de salud afectados por omicron.

Es para agarrarse la cabeza observar que en las playas atestadas de personas sin mascarilla y sin distanciamiento social. Si en pleno verano estamos así, no es difícil pensar en cómo estaremos en invierno, cuando el virus esté en todo su esplendor, como de hecho está ocurriendo en el hemisferio norte. Acá, en temporada estival el sistema de atención primaria se encuentra trabajando a tope. Mientras tanto el partido de los negacionistas, de los antivacunas ve incrementado el número de sus adeptos al alero de una ciudadanía que ansía recuperar sus libertades deslizando el concepto de que no debemos aceptar bajo el alero de lo que no tienen empacho en calificar de dictadura sanitaria. Sin querer queriendo, esta postura se ve alentada por gobiernos que parecen estar dando palos de ciego, sin saber qué hacer, balanceándose entre privilegiar el salvataje de vidas o de seguir manteniendo vivo el andamiaje económico.

Lo que estamos viviendo no es farándula ni una realidad virtual,  por lo que haríamos bien en no hacernos eco de información sin mayor respaldo científico, ni de versiones o mentiras bien o mal intencionadas que circulan tanto en medios de comunicación como en redes sociales. Lo que menos podemos hacer cada uno de nosotros, para no agravar el actual estado de cosas, es adoptar las medidas personales que ya conocemos (uso de mascarillas, distanciamiento social, lavado recurrente de manos y cumplimiento de aforos).

Además, debiésemos seguir a pies juntillas las recomendaciones provenientes de organismos dedicados al tema sanitario, como lo es la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esto último debido a que estamos ante un problema global, que trasciende las fronteras nacionales, por lo que las soluciones nacionales no tienen sentido alguno. Estos problemas exigen acciones conjuntas, al igual que frente al cambio climático. No se saca nada con que un país adopte medidas si otros países no hacen lo mismo. Somos más dependientes que nunca, sin embargo no veo acción conjunta alguna.

Sin ir más lejos, Dinamarca, por sí y ante sí, sin consulta a terceros países, ni a la Unión Europea, ni a nadie, acaba de eliminar todas las restricciones para frenar  la pandemia porque su gobierno consideró que la variante omicron no encierra peligro alguno para sus habitantes. Esto implica que Dinamarca “se cansó” y que resolvió que se puede andar sin mascarillas y que la vida retoma su normalidad total, no obstante que los muertos por Covid-19 se han incrementado en los últimos 50 días y que una alta tasa de contagio aún persiste dentro y fuera de sus fronteras.

Mientras cada uno de los países siga actuando por su cuenta, no tardaremos en contagiarnos todos, vacunados o no, y esperar que por obra del birbiriloque, el virus resuelva disolverse, o como dijera un ministro de salud de un lindo país esquina vista al mar, llamado Chilito, se vuelva “buena persona”.

TAGS: #CrisisSanitaria #Pandemia omicron

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de vital importancia que todos y todas valoremos lo que implica para un país con tantas heridas aún no cerradas, ser capaz de llegar a un acuerdo
+VER MÁS
#Política

Apruebo

¿Qué tipo de educación va a garantizar el Estado garante de derechos considerando las condiciones históricas de la realidad escolar pública?
+VER MÁS
#Educación

La realidad escolar pública desde una mirada socio antropológica

Chile es un Estado Regional, plurinacional e intercultural y que está conformado por “entidades territoriales autónomas, en un marco de equidad y solidaridad entre todas ellas, preservando la unidad e i ...
+VER MÁS
#Política

Cómo se configuran las comunas autónomas en la propuesta constitucional

Aunque la Constitución tenga este mandato, a priori, el Estado no está preparado para poder ejercer dicho mandato, no por sus atribuciones, sino porque significaría tener que reconfigurarlo por completo ...
+VER MÁS
#Política

Borrador de Constitución en perspectiva comparada ¿Hacia dónde va?

Nuevos

¿Cuál es el sentido de destruir el Centro de la ciudad? ¿Es qué no hay consciencia que los únicos dañados son los sectores medios y los más pobres?
+VER MÁS
#Ciudadanía

Un ethos y una ética deteriorada

La negación del derecho de la mujer sobre su cuerpo es un tema antiguo y de enorme impacto social.
+VER MÁS
#Sociedad

La mujer marcada

Es de vital importancia que todos y todas valoremos lo que implica para un país con tantas heridas aún no cerradas, ser capaz de llegar a un acuerdo
+VER MÁS
#Política

Apruebo

El acceso a la presidencia de un hijo de Marcos, sin mediar golpe alguno, sino por la vía electoral, es todo un signo de los tiempos que corren. Símbolo de la defraudación, de la decepción producida por ...
+VER MÁS
#Internacional

Filipinas: el retorno de una dinastía

Popular

Si sólo se ponen medidas de contención, pobres y sin valor real en la detención del delito, la violencia será imparable
+VER MÁS
#Política

Los 700

El exceso de normatividad en una Constitución, la transforma en un instrumento que petrifica el debate político al pretender imponer una sola visión sobre cómo resolver los conflictos sociales y políti ...
+VER MÁS
#Política

Los costos de no lograr acuerdos en la Convención Constitucional

¿Qué tipo de educación va a garantizar el Estado garante de derechos considerando las condiciones históricas de la realidad escolar pública?
+VER MÁS
#Educación

La realidad escolar pública desde una mirada socio antropológica

Lo que el sistema y la sociedad no entienden es que las soluciones las necesitamos “ahora”, porque cada día que pasa es un día menos de apoyo al crecimiento de nuestras hijas e hijos, a desarrollar su ...
+VER MÁS
#Educación

Hagan funcionar bien sus Programas de Integración Escolar