#Salud

Odontología: Relación asistencial docente y otras yerbas

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

tal vez existan muchos más odontólogos, pero a mi juicio existe un problema más de fondo y es la Relación Asistencial Docente (RAD) que establecen las escuelas de odontología con la comunidad. Una relación que la gran mayoría de las veces es nula.

En mis tiempos la RAD o Relación Asistencial Docente se llamaba al revés: Relación Docente Asistencial. Menos mal que mutó al nombre actual, pues puso el foco donde debía: en la asistencialidad. Por otra parte, pero relacionado con lo anterior, hace unas semanas atrás en distintos medios se publicó que el MINSAL efectuaría una revisión de los convenios asistenciales docentes vigentes y, durante esas mismas semanas, los alumnos de medicina de la UDP a través de redes sociales masificaban sus protestas por falta de campos clínicos. Me atrevo a decir que nadie en el área odontológica prestó mayor atención al tema.

Se ha viralizado un artículo respecto de los costos en que los futuros odontólogos deben incurrir para finalizar sus ramos. O sea, parte del costo no menor del arancel de la carrera (de los más altos dentro de las carreras universitarias) hay que agregar un porcentaje del costo de los tratamientos de los pacientes. Obviamente ante la disyuntiva de “echarse un ramo” o pagar, no hay por dónde perderse. Nada nuevo bajo el sol para los estudiantes de odontología, de hoy y de ayer. Ahora, tampoco es inusual ver letreritos en los paraderos del transantiago por “extracciones económicas, venga a la universidad X”. Hasta hace un tiempo atrás eso era impensable. Aunque hoy en día sigue siendo de mal gusto para las universidades, algunos alumnos manifiestan que existe escasez de pacientes y por tanto recurren a estas medidas desesperadas. La crítica obvia es por el explosivo aumento de escuelas de odontología. Y puede ser verdad, tal vez existan muchos más odontólogos, pero a mi juicio existe un problema más de fondo y es la Relación Asistencial Docente (RAD) que establecen las escuelas de odontología con la comunidad. Una relación que la gran mayoría de las veces es nula.

Sí, porque a diferencia de las otras carreras de la salud que se insertan en los campos clínicos y se convierten en la mano obrera que mueve el sistema, siendo fundamentales en el funcionamiento cotidiano de los establecimientos, los odontólogos se forman de la misma manera que lo hacían hace 100 años. Si, porque los odontólogos se forman “indoor”, dando la espalda a la RAD, en grandes, lindas y costosas infraestructuras. Lejos de los centros asistenciales y esperando que los pacientes lleguen casi por milagro a atenderse. Entonces ocurre lo que se comenta en el artículo, los alumnos se ven obligados a pagar por los tratamientos de los pacientes como una forma de seducirlos y retenerlos, y así, terminar su año académico. Entonces, el sistema se vuelve perverso.

 Pero la perversión es más grande todavía, porque lejos de la RAD y sin presencia en la red asistencial, el odontólogo se trasforma en un “dientista” que deja de interesarse en el ser humano para sólo pensar en el hoyo que debe tapar, pues pierde la capacidad de relacionarse con los demás.

El odontólogo que se forma indoor, sin RAD, desconoce el modelo de salud imperante y cuando llega como profesional es un desadaptado, que no sabe trabajar en equipo y que busca excusas para no salir a terreno. El odontólogo que se forma sin conocer la realidad de un centro asistencial, principalmente de atención primaria, donde existe una necesidad casi infinita de odontología, conoce la epidemiología sólo en los libros, pero no le ve la cara, por tanto no comprende la necesidad imperiosa de invertir en prevención. La odontología pierde espacios preciosos cuando todo lo mira desde el diente, pues se hace pobre de conocimientos, pero más triste aún, se hace pobre de visión. No ve más allá y corre el serio riesgo de trasformase en un técnico. Uno de esos que sólo ejecuta, pero no sabe por qué.

Sueño con una relación asistencial docente poderosa en odontología, con el pregrado integrado en las escuelas y jardines infantiles haciendo prevención, con los internos en el sillón del CESFAM, ahí con la comunidad, haciendo control del niño sano y trabajando en el modelo de salud familiar. Sueño también con que ningún estudiante de odontología deba pagar de su bolsillo el tratamiento de sus pacientes, pero parece que para esto último aún falta mucho.

——-

Foto: Wikimedia Commons

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Sergio Uribe

28 de mayo

Gracias por compartir esta columna. Aprovecho de compartir un comentario escuchado en cualquier pasillo de cualquier esc odontología chilena:

“-a las cuatro viene el paciente de la fija unitaria y en la tarde veo dos clase II”….

“- qué tenía?
– no, puras clase I, no me sirve”

El problema de fondo, y que todos le hacen el quite, es el perverso sistema de evaluación por rendimiento. Pero claro, ese no es el problema según los estudiantes….

De todas maneras, vale la pena aclarar a los futuros colegas: la profesión es cara, la mayoría de los tratamientos no los cubre la salud pública y son los pacientes quienes lo deben pagar.

28 de mayo

sergio, manifiesto mi preocupación ante el hecho concreto que el diagnostico esta hecho y desde hace mucho. Lamentablemente nadie logra aunar conciencias para trabajar y cambiarlo.
un abrazo

Enrico Roncone Mondaca

17 de julio

Brillante Karlita!

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Una Estrategia País es una declaración que determina la esencia de lo que hay que hacer sostenidamente en el tiempo para conseguir un objetivo principal que debe impulsar el desarrollo de otros objetivos ...
+VER MÁS
#Chile 2030

¿Es posible que Chile logre su desarrollo sin Estrategia País? Parte 2

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)