#Salud

Licencia Médica Electrónica

1
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Las huellas dactilares del paciente y del médico no son suficientes para validar la licencia médica electrónica, pues son justamente estos son los que se coluden para realizar en la actualidad el fraude de forma manual.

Mientras veía las noticias de anoche, no dejaba de sorprenderme las maravillas tecnológicas que producen nuestros gobernantes ya adentrándonos en el siglo XXI.En particular aparecía en el noticiario la secretaria de un centro médico que escribía afanosamente miles de licencias médicas.

Esto plantea, a lo menos, dos problemas:

1) Que si bien al realizar este fraude ya no le produce tendinitis al profesional que firma las licencias, transfiere este problema de salud a sus técnicos, asistentes o secretarias que son los que las escriben y a la antigua, o sea con lápiz.

2) Se pierde confidencialidad, pues cada cierto tiempo aparecen secretarias o técnicos que son mostrados en pantalla, generalmente en septiembre o enero llevando a cabo este fraude. Ah, y por cierto, defraudan sólo los fondos de Fonasa. Las Isapres no tienen este problema pues en su cartera de clientes hay sólo cotizantes sanos y no permiten y rechazan las licencias médicas.

¿La Solución? La Licencia Médica Electrónica. “Es segura por que es electrónica” dice la periodista, “ah, y se puede hacer a domicilio con la ayuda de un pendrive” asegura el funcionario experto, “y da confidencialidad” replica la periodista.

Ya no habrá más tendinitis ni médicos o secretarias en cámara oculta realizando el fraude a la hora de las noticias. Eso sí, aparte de la facilidad para desarrollar estadísticas, el experto no menciona ningún sistema de validación en línea, con una “ficha única  electrónica” por ejemplo. Cosa que será impracticable si existe la intención de hacer licencias a domicilio y con un pendrive.
En definitiva y sin las validaciones adecuadas (*), que dicho sea de paso tampoco se realizan con el bono electrónico, será simplemente convertir un fraude de licencias médicas manual en un fraude informático, tal y como ha ocurrido en el pasado con el bono electrónico y que muy probablemente sigue ocurriendo.

¡La solución tampoco es convertir a Fonasa en Isapre, sino ponerse a la altura de las posibilidades de control y validaciones tecnológicamente posibles desde hace más de 20 años! ¿Problemas de fondo? Quizá los centros médicos (privados) no tienen la capacidad de autogestionar sus costosas infraestructuras, equipamientos e instalaciones de que disponen para la atención de sus pacientes.

(*) Validación: Las huellas dactilares del paciente y del médico no son suficientes para validar la licencia electrónica, pues son justamente estos son los que se coluden para realizar en la actualidad el fraude manual.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

18 de enero

O sea, prohibido enfermarse

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Han pasado meses y la estúpida guerra de “dictadura sale con votos” versus “dictadura sale por presión internacional” se consume la mente de los venezolanos, cuyos líderes no hacen nada más sino ...
+VER MÁS
#Internacional

¿Será que no hay otro sueño posible para Venezuela?

Es tiempo de levantar la cabeza y volver a soñar en una sociedad distinta, un modelo donde el trabajo, la educación, la cultura, el amor, el desarrollo integral nuestro, sea parte de un todo
+VER MÁS
#Ciudadanía

Es tiempo de despertar

Somos aún uno de los grupos más vulnerados que está inmerso en una sociedad que cuenta con algunos sectores que niega con violencia nuestra existencia.
+VER MÁS
#Género

TRANSitemos a un mundo mejor

Cómo explicarnos que en el siglo XXI se apliquen prácticas crueles e inhumanas y quiten la vida a personas que hacían una tarea; cómo explicarnos que corten de tajo los sueños y aspiraciones
+VER MÁS
#Internacional

Qué hacemos. Aquí #NoSonTresSomosTodxs

Popular

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

El doble trabajo que cumplen muchas de las seleccionadas chilenas da pena y rabia, que a diferencia de los hombres, ellas no puedan vivir del fútbol
+VER MÁS
#Género

El gol del patriarcado

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores

Lo que importa es que los principios de igualdad ciudadana sean considerados como parte infranqueable de una común filosofía pública.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Son liberales nuestros liberales?