#Salud

La Contraloría y los misterios de la Cenabast

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La imagen que ilustra esta entrada muestra cómo lucía el sitio de Cenabast este miércoles 22 de febrero pese al lapidario informe que entregó Contraloría. Probablemente sea el propio Ministro quien pida que se saque la foto que encabeza este artículo de la página de Cenabast.

Optimista y con “mucha confianza en el futuro de la Cenabast y su nuevo modelo de gestión”, se manifestó el Subsecretario de Salud Pública, Doctor Jorge Díaz, en una inesperada visita que realizó a nuestra institución, este jueves 27 de octubre de 2011 indica la pagina. En esta oportunidad fue recibido por el Director, Valentín Díaz Gracia. Asimismo, “Con una amable sonrisa y evidentes muestras de satisfacción -indica el Depto. de Comunicaciones de la institución- por la gestión realizada por Cenabast, se retiró el Ministro de Salud, Dr. Jaime Mañalich, luego de visitar nuestras oficinas de José Domingo Cañas, por más de una hora, este viernes 25 de noviembre de 2011”. 

El flamante director nombrado por el presidente Piñera está ligado a la Armada de Chile y cuenta en su curriculum lo siguiente: “Díaz es ingeniero de ejecución en Abastecimiento de la Academia Politécnica Naval, diplomado en Recursos Humanos de la Universidad de Santiago, diplomado en Administración y Finanzas de la Universidad Marítima de Chile, desarrollando además una Pasantía en Abastecimiento y Logística en la Marina de Brasil. Durante su trayectoria laboral ha ejercido como Director de Presupuestos de la Armada de Chile, Subdirector de Abastecimiento, Jefe de Operaciones Logística y Jefe de Finanzas de la Misión Naval de Chile en Inglaterra”. En realidad, después de conocer los resultados del Informe de auditoría la Contraloría sobre Cenabast que se detalla a continuación pudiese ser prudente que la Armada de Chile revise sus procedimientos contables y financieros.

El ministro Mañalich en 2010 indicó “que los ratones se daban la gran vida en la Cenabast” pero, si así fuese, nada cambió después por lo que se colige del informe de la Contraloría.

Este Informe, que se centra en 2010 y 2011 señala múltiples errores que resultan más curiosos que sucedan bajo la dirección de un “experto” en Finanzas como es el actual Director de Cenabast. En concreto, el “arqueo de fondos en la Caja Central de Tesorería, determinó una diferencia de $ 15.372.966, con respecto al saldo contable a esa misma fecha”. El documento de la Contraloría que es público manifiesta confusas explicaciones de los funcionarios de Cenabast ante estas situaciones pero la conclusión en este aspecto es que todo esto “da cuenta de la ausencia de controles en la materia”. 

Más adelante, el informe señala que “aún se mantiene pendiente por normalizar la suma de $ 19.678.106, correspondiente a un depósito recibido en enero de 2010”, lo cual conlleva la siguiente afirmación por parte de la Contraloría: “cabe señalar que no existe un procedimiento formalmente establecido sobre la administración y custodia de los documentos anulados”.

Más grave aún es que la nueva forma de gestionar no parece cambiar. De hecho, la gestión de Cenabast durante la Concertación dejó mucho que desear, pero ahora es evidentemente peor. Como indica el documento: “al 31 de mayo de 2011 la CENABAST mantiene 503 cuentas por cobrar, a nivel nacional, por un monto total de $ 67.861.460.004”. ¡Esto es más de 140 millones de dólares!. El problema es más grave porque no hay absolutamente ninguna claridad en estos montos. Hay discrepancias enormes en esta cifra ya que los deudores, en su mayoría los propios hospitales públicos, solo reconocen la mitad de la deuda.

El “caos” contable durante la administración de Díaz Gracia, ex Director de Presupuesto de la Armada de Chile, es mayor, ya que en esta deuda hay “facturas contabilizadas por Cenabast y no  informadas por los hospitales y servicios de salud como pendientes de pago, por un monto de $ 4.942.656.819”. Hay diferencias entre los montos de las facturas por nada menos que $ 19.990.904.  “Documentos no registrados por la Central como pendientes de cobro por $ 1,590,757,512”; “diferencia entre los montos de las factures informadas por los clientes y lo registrado por la Central por $ 7.948.074”. “Facturas pagadas por los Municipios y Corporaciones pero no rebajadas del saldo por la Cenabast por $ 113.861.147”; “Facturas no registradas por la Central como pendientes de pago por $ 84.421.8182”. 

Parafraseando al Ministro Mañalich podría decirse que proveedores y acreedores se estaban dando una gran fiesta porque todo esto pasa en 2011. En contabilidad hay un plazo en que se hacen correcciones a las auditorías. ¿Cuanto tiempo necesitaría el Sr Díaz Gracia, ex jefe de operaciones logísticas de la Armada de Chile para regularizar esta situación en circunstancias que lleva año y medio en su cargo?

Peor aún, al parecer había una intención de enredar las cosas porque, como indica la Contraloría General de la República: “la Central registra un saldo en sus Cuentas por Cobrar de $ 9.306.437.539, el que comparado con la cifra informada por los clientes que asciende a $1.788.292.611, genera una diferencia de $ 7.518.144.928”. El lío es también administrativo “Se advirtió que la Cenabast emite una cantidad importante de notas de créditos, por diferencias de precios, devolución de productos o mala calidad. Es así como, entre los meses de diciembre de 2010 a agosto de 2011, en promedio, se emitieron 246 documentos mensuales”. Más allá de la necesidad de reflexionar acerca del volumen de estas discrepancias, se sometieron a revisión seis documentos escogidos al azar  y esto, dice la Contraloría, “deja en evidencia que no existe un procedimiento establecido, como tampoco controles o un análisis previo que sustente su emisión”.

En suma, la auditoría señala que “sin perjuicio de los ajustes contables que la Cenabast proceda a efectuar, esta  Contraloría General instruirá un procedimiento disciplinario a fin de establecer los hechos y determinar las eventuales responsabilidades administrativas…”. 

Es evidente que el director Valentín Díaz Gracia debiese renunciar, sin perjuicio de que asuma las responsabilidades penales que le caben en este proceso. Asimismo, el ministro Mañalich, cuando aplaude la gestión del director, tiene respnsabilidades políticas mayores, como hoy se acostumbra decir, porque no solo nombró un director altamente ineficiente sino que lo apoya con una visita institucional cuando se sabía de los resultados o tendencias del informe de la Contraloría.

Finalmente, el comunicado que aparece en la página web de la Cenabast desde hace pocos días, como ha sido costumbre, señala que “dicho análisis detectó inconsistencias en los estado financieros de Cenabast que datan incluso de períodos anteriores al año 2003”. No obstante, el período que reúne las inconsistencias es el del presidente Piñera. De hecho,  indica la auditoría: “Durante la última semana de agosto y la primera de septiembre de 2011, esta Contraloría General efectuó un inventario de diversos medicamentos e insumos clínicos que la Central mantenía en las bodegas de Lourdes, Matta y Bomi. Al respecto, se determinó lo siguiente: Algunos artículos que aparecían en el stock de inventario, no fueron ubicados, faltante que se valorizó en $ 493.729.188, correspondiendo, la mayor parte a medicamentos refrigerados”

Además la gestión durante el actual gobierno obviamente no ha mejorado porque del total de la deuda que mantiene la institución (89.679 millones de pesos) 83.142 millones corresponden a 2010 y 2011. 

La Contraloría apunta al propio Director de la Cenabast cuando  indica que “se procederá a investigar las responsabilidades funcionarias , con motivo de los castigos y bajas de bienes detectados, del orden de $ 1.091.133.128, que incrementaron la pérdida del ejercicio 2010, sin que se establecieran los motivos que originaron ese detrimento ni se contara, entre otros, con una nómina formal del recuento de los bienes dados de baja y, especialmente, de su ubicación física”. Como puede concluirse todo apunta a una pésima administración del actual Director el cual no ha dado explicación alguna a tal cantidad de irregularidades.

* Rafael Urriola es Director del Programa de Protección Social de Chile 21

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
carlos

18 de marzo

Por lo que leo, y que no entiendo mucho, el muerto se lo cargaron al mas h…., cuando apenas llevaba menos de un año a cargo.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad