#Salud

Hacia una nueva medicina

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Todos buscamos tener acceso a una medicina que nos reconozca como personas y no como una mera enfermedad que debe ser tratada. Ahora bien, por diversos motivos, esa medicina personalizada ha comenzado poco a poco a ganarse su lugar en este cambiante mundo de la salud, dejando de lado la miope visión de una “medicina promedio o estadística” que ha prevalecido durante los últimos 200 años y ha tratado a la persona como un promedio, negándole sus características distintivas que la hacen diferente a otra persona.


La práctica médica se encuentra al borde de un cambio trascendental. Estos cambios son impulsados por nuevos paradigmas, los que están cambiando nuestra visión del ser humano, su salud y su relación con su entorno

La medicina convencional en su práctica cotidiana no es una ciencia exacta, o al menos aún no logra descifrar del todo los secretos del cuerpo humano, para poder predecir con exactitud la respuesta a un tratamiento en todas sus aristas (esto es tomando en cuenta efectos colaterales y bajo una perspectiva holística). Uno de los aspectos más elusivos que se presenta en el estudio del cuerpo humano y su homeostasis, tiene que ver con los factores de acción psicosomática o psicobiológica, muchas veces responsables de que una persona no sane, pese a que se le ha aplicado un método teóricamente funcional, y también responsables de la cronicidad de ciertas enfermedades que llegan a ser “incurables”.

Actualmente, en la ciencia moderna, existe la tendencia a aceptar que las enfermedades son padecimientos integrales que deben también tomar en cuenta entre sus causas la intercomunicación del sistema mente – cuerpo. La medicina mente – cuerpo usa el poder de los pensamientos y emociones para influir en la salud física. Como Hipócrates escribió una vez, “la fuerza curativa natural dentro de cada uno de nosotros es la fuerza más grande que permite conseguir el bien.”

La mayoría de las antiguas prácticas curativas, como la medicina ayurvédica y la medicina tradicional China, hacen hincapié en los vínculos entre la mente y el cuerpo. Por el contrario, las opiniones médicas convencionales fueron moldeadas por sistemas de pensamiento que enfatizaban la separación entre la mente y el cuerpo. Sin embargo, ya a mediados de los años 60 del siglo XX era conocido el hecho que las personas con artritis reumatoide empeoraban su condición cuando se encontraban bajo cuadros de depresión. Además, en la misma época se iniciaron los estudios del impacto de las emociones en la inflamación y el sistema inmune en general. Nacía un nuevo campo llamado psico-neuroinmunología.

Por otro lado, en la misma década y principios de 1970, se acuñó el término “respuesta de relajación” y se realizaron estudios de cómo la meditación podría afectar la presión arterial. Posteriormente, se logró demostrar que las emociones podían modificar el funcionamiento del sistema inmune. Se comenzaba a vislumbrar el vínculo entre mente y cuerpo, hecho ya conocido por culturas milenarias.

Por diferentes motivos, unos más importantes que otros, en la actualidad existe un renovado interés por las antiguas tradiciones tales como el yoga y la meditación, entre otras, que rescatan la importancia de la relación cuerpo – mente en la mantención de la salud. Sin embargo, aún existen pequeños grupos de personas, que ven con sospecha los programas mente – cuerpo que se establecen en prestigiosas escuelas de medicina en todo el mundo.

La práctica médica se encuentra al borde de un cambio trascendental. Estos cambios son impulsados por nuevos paradigmas, los que están cambiando nuestra visión del ser humano, su salud y su relación con su entorno. En los próximos años veremos como la medicina convencional pasará progresivamente, de ser una medicina reactiva, basada en la enfermedad, a una medicina personalizada, predictiva, preventiva y participativa, centrada en la salud.

Esta nueva forma de entender la salud, su cuidado, y cuando aparece la enfermedad, su tratamiento, hace no solo deseable, sino necesaria, la confluencia de distintos enfoques curativos, que de manera colaborativa puedan controlar y eventualmente disminuir la aparición de enfermedades crónicas propias de la civilización moderna. Lograrlo, no solo pasa por aceptar el uso de medicinas tradicionales, sino además integrarlas, rescatando de cada una de ellas sus respectivas fortalezas curativas.

TAGS: Médicos Salud

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

29 de Diciembre

La medicina convencional que nos ha imperado desde los tiempos del fin de la alquimia y otras técnicas naruropatas durante el siglo pasado, por fines comerciales, ha generado exacerbadas ganancias en multinacionales farmacéuticas.
SI por ejemplo se utilizan tratamientos naturistas efectivos y comprobables clínica y científicamente, los conglomerados farmacéuticos se desplomarían.
La nueva Medicina debe ser multidisciplinaria, con carácter humano inicialmente y con el principal objetivo, la curación del paciente utilizando todas los tratamientos disponibles clínicos y naturistas, sin limitante de costos para quienes no pueden acceder a tratamientos.

MHIDALGO1965

29 de Diciembre

Estimado Marco, en muchos aspecto coincido contigo. Sin embargo, agregaría que hablar de medicina y salud, a mi parecer, no es curar o tratar la enfermedad, sino evitar estar enfermo. Una nueva medicina debe permitir que las personas logren vivir en coherencia con su biología y con su historia evolutiva. Llevar una vida que evite o disminuya la ocurrencia de desequilibrios homeostáticos (sobre cargas alostáticas). Esto pasa por combinar educación con salud. Es la única forma de lograr el bienestar.

Ahora bien, si se produjese desequilibrio y/o enfermedad, tratar a la persona como un todo (como un ser que presenta múltiples redes de interacciones espacio-temporales y que responde a una historia tanto ontogenia como ínter y transgeneracional con memorias intergeneracionales – instintos). El tratamiento debería integrar muchos conocimiento y no solo medicamentos y tecnologías de alto costo, que como tú bien indicas, son solo ganancias para unos pocos en detrimento de la persona enferma, que suele mantenerse enferma por mucho tiempo.

MHIDALGO1965

29 de Diciembre

Estimado marco, por error marque un -1 a tu comentario. Por favor no lo consideres. Mis disculpas.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Eliana Ojeda planteó que ya no se debía recordar solamente la muerte y el dolor de la dictadura, la memoria de los dirigentes debía construirse en base a las conquistas sociales que estos habían alcanza ...
+VER MÁS
#Sociedad

Villa Italia: recordar la muerte, resignificar la vida

Las leyes jamás deberían ser condicionadas por instituciones ajenas a los intereses de las mayorías
+VER MÁS
#Sociedad

Salud pública y religión

Educar para el nunca más desde la educación en derechos humanos, es educar para la democratización política, colectiva y ciudadana. Es educar para la paz, para el desarrollo sostenible de las sociedades ...
+VER MÁS
#Educación

Reflexiones sobre la educación en derechos humanos y el nunca más

Que la llegada de la primavera abra espacios de luz en todos, despertando -como con la naturaleza- las consciencias más elevadas. Más luz implica más sabiduría, plenitud y amor
+VER MÁS
#Ciudadanía

Equinoccio: ¡Que la primavera traiga nueva vida y sabiduría!

Nuevos

Eliana Ojeda planteó que ya no se debía recordar solamente la muerte y el dolor de la dictadura, la memoria de los dirigentes debía construirse en base a las conquistas sociales que estos habían alcanza ...
+VER MÁS
#Sociedad

Villa Italia: recordar la muerte, resignificar la vida

Las leyes jamás deberían ser condicionadas por instituciones ajenas a los intereses de las mayorías
+VER MÁS
#Sociedad

Salud pública y religión

Educar para el nunca más desde la educación en derechos humanos, es educar para la democratización política, colectiva y ciudadana. Es educar para la paz, para el desarrollo sostenible de las sociedades ...
+VER MÁS
#Educación

Reflexiones sobre la educación en derechos humanos y el nunca más

Que la llegada de la primavera abra espacios de luz en todos, despertando -como con la naturaleza- las consciencias más elevadas. Más luz implica más sabiduría, plenitud y amor
+VER MÁS
#Ciudadanía

Equinoccio: ¡Que la primavera traiga nueva vida y sabiduría!

Popular

Es momento oportuno para reflexionar sobre ¿Cómo deberá ser el aprendizaje post-pandemia? En particular de cara a las generaciones de Centennials. Se confronta el pasado y futuro
+VER MÁS
#Educación

El futuro de la Educación

Nadie sabe dónde estás ahora, nadie registró donde marcó tu última coordenada la ensangrentada rosa de tus vientos. Solo tenemos estas fotos
+VER MÁS
#Política

Antonio Aguirre, ´Gonzalo'

El proceso democrático para crear una nueva Constitución estará en serio riesgo, porque al morir los partidos que nacieron de personas que se movilizaron el 18 de octubre, el sistema le niega la particip ...
+VER MÁS
#Política

¿Genocidio político a partidos del Estallido Social?

El camino es largo y escarpado, pero ya se divisa a lo lejos la nueva patria posible, largamente buscada, emergiendo lentamente, atenta a nuestros cuidados
+VER MÁS
#Sociedad

Chile. La nueva Patria posible