#Salud

GES odontológicos y lo que aún falta por recorrer.

0
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La aparición de los GES junto a las metas sanitarias ha provocado que, en post de lograr los compromisos sanitarios pactados, el rumbo de las atenciones en APS tengan un claro norte: la absoluta preferencia la tienen los grupos priorizados, esto es: niños de 6 años, embarazadas y adultos de 60.

En La Tercera del domingo se publicó un reportaje a los 10 años de la reforma de salud, específicamente del AUGE. Sin lugar a dudas, que la implementación de estas garantías ha sido un gran avance. Con más o menos detractores, el régimen draconiano de sus garantías: calidad, oportunidad, acceso  y protección financiera, al que se ven sometidas las 80 patologías ha permitido que muchos chilenos accedan a atenciones.  De todo lo  mencionado en el artículo, la infografía que lo acompañaba  era muy relevante, pues creo que es primera vez que se explicita públicamente que  las urgencias odontológicas son el GES más demandado y que corresponde al segundo GES con más casos nuevos el año 2013.

Pero hagamos algo de historia, lo primero es que por el año 2005, cuando se elaboró  el  primer listado de patologías AUGE, se incluyeron dos GES odontológicos: tratamiento de fisura  labio/palatina y la salud oral integral del niñ@ de 6 años.  Sin lugar a dudas un tremendo avance en post de la salud de los chilenos.  Al siguiente año, no tuvimos tanta suerte, no hubo nuevos GES odontológicos, pero sí el año 2008, cuando se incluyó el GES de Urgencia Odontológica Ambulatoria y el de Salud Oral Integral del adulto de 60 años. Y  también tuvimos suerte  el año 2010 cuando se incorporó al listado  la atención odontológica integral de la embarazada.  Y digo “suerte” porque la incorporación de una  nueva patología involucra, necesariamente, la comunión entre aspectos técnicos como también políticos. Negar aquello no tiene sentido. Asumir que es incorrecto, tampoco. Los recursos son limitados y deben ser priorizados en virtud de criterios, y que no necesariamente son de todo consenso.

En la comunidad odontológica, hace rato que existe ruido. La aparición de los GES junto a las metas sanitarias ha provocado que, en post de lograr los compromisos sanitarios pactados,  el rumbo de las atenciones en APS tengan un claro norte: la absoluta preferencia la  tienen los grupos priorizados, esto es: niños de 6 años, embarazadas y  adultos de 60.  Eso significa que un amplísimo segmento de la población no tiene acceso a odontología. Por tanto no es de extrañar que el GES de urgencia odontológica se trasforme en casi la única puerta de ingreso de la población a atención dental. Por tanto no es de extrañar que seamos el GES con mayor número de atenciones. Por eso mismo  me extraña tanto que aparezca en la infografía del día domingo, pues  desnudar una realidad no parece una buena idea, principalmente si cualquier propuesta de solución implica recursos. Porque señores, en atención odontológica estamos muy “al debe”.

Epidemiológicamente las caries y la enfermedad periodontal corresponden a las patologías crónicas más prevalentes, con prevalencias de  más de un 90% de enfermedad de las encías en  la población adulta chilena[1] y de un  16,8%  de caries en los niños de 2 años[2]  hasta casi el 100% en la población adulta.[3]. Además,  las patologías de la cavidad oral son más prevalentes entre la población más vulnerables, pues se observa una fuerte asociación entre nivel socioeconómico y éstas[4], [5]. [6].  Nada nuevo bajo el sol, diría un odontólogo, pero eso significa que la casi la totalidad de la población necesita  algún tipo de tratamiento odontológico y que mientras más pobre más mala la salud de la boca.

Lamentablemente la  capacidad de atención de la red pública odontológica es  muy baja. Los datos del registro estadístico del MINSAL (DEIS [7]), indican que, incluyendo las consultas  efectuadas tanto en la atención primaria de salud como en la secundaria y las urgencias, el promedio per cápita de visitas al odontólogo es 0,69 visitas/año, cuando la recomendación es a los menos 2 visitas anuales, siendo  el promedio de visitas/año en los países de la OCDE es de 1.3[8].

Además, si  se analiza el detalle de las altas integrales ejecutadas en el nivel primario de salud, veremos que están alcanzan solo el  8,19 % de la población total de FONASA,  concentrándose, en lo que ya dijimos, grupos priorizados. Y si bien en los menores de 20 años se logra un 22% de cobertura de altas  integrales, en el tramo etario de 15 a 64 años es solo de 0.9%.   Es más, los resultados de la  Encuesta de Calidad de Vida de la ENS [9], son claros, el  27,8% de la población declara no haber visitado nunca al profesional odontólogo o no haberlo hecho dentro de los últimos 5 años.

El resultado del análisis es preocupante. Además, es un análisis parcial pues no incluye que está pasando en el área privada, donde las ISAPRES poco o nada de difusión hacen de las garantías que poseen sus afiliados.  Me pregunto cuántos cotizantes de ISAPRES saben que si está  embarazada  tiene derecho a un GES odontológico, cuyo valor máximo de copago para el alta integral es de $42.070 o que sus hijos de 6 años pueden recibir atención odontológica integral  con un copago máximo de $12.030.

Pues bien,  la implementación de la reforma de salud y el establecimiento de las garantías GES son un gran-gran-gran  avance en post de la equidad en salud, pero al menos en odontología, falta mucho por recorrer.

Notas:

[1] Gamonal J, Mendoza C, Espinoza I, Muñoz A, Urzúa I, Aranda W, Carvajal P, Artega O. (2010).  Clinical attachment loss in chilean adult population: first chilean national dental examinación survey. J Periodontol. 81(10).1403-1410.

[2] Ceballos M, Acevedo C y col.  Diagnostico en salud Bucal de niños de 2 y 4 años que asisten a la educación preescolar en la región metropolitana. Ministerio de Salud (MINSAL). Gobierno de Chile.2007

[3] Badenier O, Moya R, Cueto A et al. (2007). Prevalencia de las Enfermedades Buco dentales y necesidades de tratamiento en la V región. Proyecto FONIS 2007.

[4]  MINSAL, Soto L, Tapia R y col. Diagnóstico Nacional de Salud Bucal de los niños de 6 años. Chile, 2007.

[5] Soto L, Tapia R y col. Diagnóstico Nacional de Salud Bucal del Adolescente de 12 años y Evaluación del Grado de Cumplimiento de los Objetivos Sanitarios de Salud Bucal 2000-2010. Chile 2007.

[6] Mella S. y col. Morbilidad bucal y necesidades de Tratamiento en niños de 6 y 12 años
de Chile. Facultad de Odontología, Universidad de Chile 1992.

[7]DEIS. Departamento de Información de Salud. Ministerio de Salud. Corresponde a la plataforma informática donde se encuentran compiladas todas las estadísticas de productividad del sistema de salud público. [consulta: 26 enero 2014]

[8]OCDE. Health at a glance. OECD Indicators. OECD, 2011.

[9]Encuesta Nacional de Salud 2010-2013.  Ministerio de Salud (MINSAL). Gobierno de Chile. 2013

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El doble trabajo que cumplen muchas de las seleccionadas chilenas da pena y rabia, que a diferencia de los hombres, ellas no puedan vivir del fútbol
+VER MÁS
#Género

El gol del patriarcado

El santuario de la naturaleza “Dunas y Humedales de Putú” constituye un complejo ecosistema que pertenece a la eco región mediterránea nacional, la cual ha sido considerada a través de una serie de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Dunas y Humedales de Putú: Un desafío para la conservación de los bienes comunes de identidad territorial

Si uno va a estar en dichos espacios como una minoría intrascendente, donde la gran mayoría está de acuerdo per se con aspectos estructurales distintos a los que desde esta vereda se representan, lo mejo ...
+VER MÁS
#Política

Comisión prelegislativa: ¿Restarse, bajarse o quedarse hasta el final?

Si el Petro es capaz de levantar el cerco de sanciones entonces sí podría ayudar a mitigar el problema económico del país, ya que Venezuela sería capaz de conseguir dinero para pagar sus deudas y amino ...
+VER MÁS
#Economía

Petro: La criptomoneda que hace frente a la crisis venezolana

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores