#Salud

Financiamiento solidario en salud: ¡es también el sistema!

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen


Para lograr un sistema de salud solidario, basado en derechos, cobertura universal en salud y centrado en las personas, es la institucionalidad del sector salud en su conjunto la que debe ser cuestionada.

La globalización se ha constituido como un punto de inflexión respecto de los desafíos para los sistemas de salud. La vulnerabilidad inherente a la disminución de las barreras económicas, culturales y políticas, ha nuevamente puesto en el centro de la discusión la seguridad social en salud. Actualmente, la difusión de la cobertura universal en salud como una estrategia a través de la cual ninguna persona pueda pasar dificultades financieras por el sólo hecho de enfermar, posiciona el debate sobre el diseño e implementación de sistemas de financiamiento a nivel global.

Los sistemas de financiamiento en salud se componen de tres funciones: recolección, fondo común y compra. Es así como las diferentes ideologías políticas han concentrado sus agendas de reforma principalmente en el nivel de participación del Estado y el Mercado en dichas funciones. En Chile, desde el regreso a la democracia, el sistema de financiamiento ha sido parte de la agenda de reformas a las políticas sociales de salud. Sin embargo, la solidaridad representada como el establecimiento de un fondo común que integre el financiamiento público y privado de salud, ha estada vetada por el sistema electoral binominal e intereses propios de diversos actores del sector.

La discusión técnica relacionada al financiamiento del sistema de salud chileno ha derivado para la opinión pública en un debate iterativo respecto del papel de las Instituciones de Salud Previsional (ISAPRES) como administradores del seguro social obligatorio en salud. Sí, administradoras y no propietarias de un seguro público obligatorio y pionero en relación a esquemas de protección social en salud para países de bajos y medianos ingresos.

No obstante, el proceso político y legislativo de las últimas décadas no ha logrado introducir cambios estructurales profundos a la reforma de la seguridad social en salud diseñada e implementada por la dictadura militar. En el caso de las ISAPRES, se ha intentado avanzar tímidamente en su regulación, primero con la creación de la Superintendencia de ISAPRES que terminó con casi una década de expansión de las administradoras privadas del seguro obligatorio en salud. No obstante, la discriminación por género, edad y preexistencias continuó como la base conceptual detrás de la generación de utilidades por parte de las ISAPRES. En la siguiente década, los esfuerzos del gobierno del Ex Presidente Ricardo Lagos Escobar, no lograron terminar con la lógica individual por sobre una solidaria y colectiva del seguro obligatorio en salud introducida por la dictadura.

El debate político de fondo respecto de la seguridad social en salud no se relaciona necesariamente a quién administra el seguro obligatorio, sino a cómo se avanza hacia el desarrollo de un sistema de salud que no entregue espacios legales para la generación de incentivos para el abuso de empresas de seguros, proveedores y profesionales respecto de la salud de la población. En el caso de Chile, el sistema de salud mixto, en su financiamiento y provisión de servicios de salud, condiciona que incluso eliminando las ISAPRES como administradoras del seguro obligatorio, las inequidades y abusos persistan por parte de proveedores de servicios de salud y aseguradores.

Los sistemas de salud que incluyen arreglos mixtos no colaborativos -más temprano que tarde- generan incentivos para la competencia y la corrupción. Imagine usted por un momento a proveedores públicos y privados de servicios de salud, que requieren del mismo universo de profesionales y técnicos claves para el logro de sus objetivos. Por otra parte, que dichos proveedores presenten incentivos totalmente contrapuestos: unos centrados en la salud y otros en la enfermedad.

Para lograr un sistema de salud solidario, basado en derechos, cobertura universal en salud y centrado en las personas, es la institucionalidad del sector salud en su conjunto la que debe ser cuestionada. Sin duda alguna el Informe de la Comisión Asesora Presidencial para el Estudio y Propuesta de un Nuevo Modelo y Marco Jurídico para el Sistema Privado de Salud se constituye como un aporte sustantivo respecto de centrar la discusión en la estructura del sistema de salud, por sobre el 16 % de privilegiados que somos usuarias(os) de las ISAPRES, así como de la provisión privada de servicios de salud.

*Publicada en El Mostrador el día lunes 21 de octubre de 2014

TAGS: Reforma Salud

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El llamado es a todos los hombres, especialmente a aquellos que se sienten atacados por el feminismo y orgullosos de su situación de privilegio, a aquellos que se sienten superiores por tener pene y se cre ...
+VER MÁS
#Género

¿Y los hombres, qué?: Algo podemos (debemos) hacer

En los lenguajes de las marchas feministas mostrado por los medios audio-visuales no hay dolor ni lenguaje de inmolación, tampoco hay cuerpos perecederos, más bien un espectáculo carente de la agonía de ...
+VER MÁS
#Política

Las torsiones machistas de la televisión

La eficacia de este nuevo paradigma que privilegia la horizontalidad, la creatividad, la intuición y la innovación se encuentra precisamente en hacernos creer que somos más autónomos, más libres. Allí ...
+VER MÁS
#Trabajo

El significado actual del trabajo: De la vocación a la autoexplotación

Una vez más constamos que tanto el sector privado como el sector público tienden a cometer “errores” para violar la ley, pero teniendo a una Corte Suprema conformada por magistrados íntegros, la ciud ...
+VER MÁS
#Ciudad

Ilegalidades urbanísticas a la orden del día

Popular

En total, muchos talagantinos destinan hasta 4 horas diarias arriba de la locomoción colectiva. Intolerable.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Cuántos pasajeros caben dentro de una micro rural?

En los lenguajes de las marchas feministas mostrado por los medios audio-visuales no hay dolor ni lenguaje de inmolación, tampoco hay cuerpos perecederos, más bien un espectáculo carente de la agonía de ...
+VER MÁS
#Política

Las torsiones machistas de la televisión

El llamado es a todos los hombres, especialmente a aquellos que se sienten atacados por el feminismo y orgullosos de su situación de privilegio, a aquellos que se sienten superiores por tener pene y se cre ...
+VER MÁS
#Género

¿Y los hombres, qué?: Algo podemos (debemos) hacer

Un porcentaje mayoritario de mujeres buscan decidir libremente sobre su cuerpo y tener la opción de abortar. Aquí es donde la iglesia falla, ya que al estar basada en ideas intolerantes, arcaicas y propi ...
+VER MÁS
#Religión

¿La iglesia está preparada para los desafíos de nuestra sociedad?