#Salud

El costo de los medicamentos y las prestaciones de salud, un grave factor de desigualdad

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Si se realiza una evaluación por quintil, los medicamentos representan el 57% del gasto de bolsillo en salud de las personas del primer quintil, porcentaje que baja a 39% en el quinto quintil. Es decir mientras más bajo son los ingresos de las personas, más alto es el gasto en medicamentos. Las enfermedades representan entonces una nueva fuente de desigualdad que se suma al resto de las condiciones que han posibilitado el país llenos de asimetrías que conocemos.

Siempre desde Fenpruss hemos planteado que las prestaciones de salud deben estar garantizadas para todos/as, financiadas por el Estado a través de impuestos generales. Lamentablemente la realidad en nuestro país dista de ser así y con un sistema mixto de salud en que además el sistema público provee recursos a los privados permitiéndose el lucro en salud.

Definimos las prestaciones de salud como todo lo que se necesita para restablecer la salud de las personas. Esto es exámenes y diagnósticos, acciones preventivas y curativas, prestaciones médicas, medicamentos y tratamientos, además del seguimiento posterior. Lamentablemente, la realidad en salud nos señala que por un lado las Isapres cuentan con copago para los usuarios en sus consultas, tratamientos, exámenes y acceso a medicamentos en menor medida en las patologías cubiertas por el auge. Esto mientras en el ámbito de los cotizantes de Fonasa funciona de forma parecida, sin embargo los copagos son más altos. El acceso a medicamentos está asociado a canastas cubiertas por el Plan Auge, mientras no ocurre lo mismo en las patologías no cubiertas.

Cuando una persona requiere sanarse echa mano de todo lo posible para recuperarse, a endeudarse y utilizar todos los medios a su alcance para ello. Nos hemos acostumbrado a sacar de nuestros bolsillos para costear medicamentos, lentes y para el copago de exámenes, consultas médicas e intervenciones quirúrgicas.

Los datos respecto al acceso a los medicamentos nos juegan en contra y son preocupantes. Si se realiza una evaluación por quintil, los medicamentos representan el 57% del gasto de bolsillo en salud de las personas del primer quintil, porcentaje que baja a 39% en el quinto quintil. Es decir mientras más bajo son los ingresos de las personas, más alto es el gasto en medicamentos. Las enfermedades representan entonces una nueva fuente de desigualdad que se suma al resto de las condiciones que han posibilitado el país llenos de asimetrías que conocemos.

Desde Fenpruss estimamos necesario avanzar en generar cambios que permitan aliviar la carga económica de las familias con su salud. Lo primero que se debe hace es sincerar los precios de las prestaciones en salud. Fenpruss, desde el año pasado, ha insistido en transparentar dichos costos, e incluso logramos incorporar en las indicaciones del presupuesto de salud la necesidad de difundir el estudio encargado desde Fonasa a la Escuela de Salud Pública de la Universidad Católica, que investigó los precios de las prestaciones que se realizan en el mundo público. Dicho estudio señala que los precios del sector público esta por muy debajo de los precios generales del mercado. Ello es parte significativa de las deudas de los establecimientos de salud.

A nuestro juicio lo primero que se debe hacer es sincerar el debate sobre los precios; en “Chile no se ha planteado la transparencia en los precios tal como se hace en otros países: precios de referencia, precios de producción y precios de compra de las cadenas”, esta es una de la conclusiones surgidas en la 3a Jornada del Foro de Salud, ¿Cómo mejorar el acceso a medicamentos en Chile?, realizada en Santiago, 28 de marzo de 2012.

A la luz de la marcha de los enfermos y si existe la voluntad política por parte de la autoridad, y sin grandes transformaciones legales, es posible que en la Ley de Presupuesto de Salud del 2014 se genere un programa de medicamentos a financiar por el Estado, o incorporar los medicamentos bajo el Modelo de Libre Elección y hacerla exigible también en las Isapres.

Otras de las iniciativas a considerar tienen que ver con el mejoramiento de las acciones desarrolladas por Cenabast. El poder de compra de la institución pública ha estado disminuido en el gobierno actual. Ya es hora entonces, si queremos garantizar el acceso a los medicamentos para una amplia gama de la población, que dicha institución cuente con un proceso que permita mejorar sus condiciones de compra a gran escala y bajos precios.

Como se ve, existen las alternativas necesarias para abordar la problemática acerca del acceso a los medicamentos. Con todo, nos queda mucho por avanzar en materias de acceso a especialistas, anteojos, atención kinésicas o de salud mental, entre otras.

Ya señalamos un camino en el presupuesto del 2014, veremos que pasa.

* Entrada escrita por el equipo de Comunicaciones de FENPRUSS.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
eduardo ramos alvinagorta

01 de diciembre

los precios de madicamentos para comprar por mayor y menor

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad