#Salud

Deuda Hospitalaria, el “talón de Aquiles” de la salud pública

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen


El incremento de recursos, si bien es una buena noticia, será insuficiente si no se aborda el problema de la deuda pública de arrastre

La subsecretaría de Redes Asistenciales anunció recientemente que la deuda hospitalaria cerrará en 2018 con $261 mil millones, un aumento de 9% en comparación a 2017, mientras que el déficit operacional llegará a los $705 mil millones.

La salud de las personas es uno de los ocho derechos humanos fundamentales. Sin embargo, en Chile parece nos ser prioritario cuando se trata de eficiencia en el gasto, presupuestos e inversiones.

Lamentablemente las estimaciones y proyecciones que se hacen en relación al gasto en salud no son positivas. La deuda que se mantiene producto de una gestión hospitalaria deficiente, como lo refleja una auditoría que Contraloría realizó a 27 centros asistenciales en el primer trimestre de este año, se ve reflejada en abultadas listas de espera, atenciones quirúrgicas pendientes y desabastecimiento en recintos hospitalarios, entre otras deficiencias. Son hechos que golpean directamente al paciente que se atiende en el sistema público, en el que el 75% de la población vulnerable debe esperar años por una atención médica digna. Son pacientes que no tienen alternativa, por lo que se vuelven víctimas  cautivas de un sistema mal administrado.

Desde nuestro rol como proveedores clave  de la industria, nos preocupa el escaso control de la gestión financiera de los servicios de salud, lo que ha derivado en una situación insostenible para quienes más lo necesitan.

En consecuencia, debido a la mala gestión hospitalaria y el poco acceso a la información, producto de ésta misma, creemos que el 9 % que anuncia la autoridad para la deuda en 2018, es una cifra baja, que no refleja la situación real. Más bien, estimamos una cifra entre el 11% ó 12 %, producto de que generalmente se mantienen muchas facturas por ingresar o material pendiente de facturar.

Para 2019, la autoridad ha considerado una reasignación de recursos para Salud de $6.500 millones, en ítems como camas de corta estadía, pañales para adultos mayores,  rehabilitación de drogas y psicotrópicos. Más allá de la reasignación, consideramos que es relevante dar cuenta de un mecanismo que eficientice y transparente el uso de los recursos comprometidos, para tener un sistema de salud robusto que responda a las necesidades de la población.

El incremento de recursos, si bien es una buena noticia, será insuficiente si no se aborda el problema de la deuda pública de arrastre. Instamos a la autoridad a que de una real solución a este problema, el verdadero “talón de Aquiles” que impide entregar una atención digna a quienes más lo necesitan.

Por Eduardo del Solar,
Director Ejecutivo de Asociación de Proveedores de la Industria de la Salud (APIS A.G.).

TAGS: #DeudaHospitalaria #SaludPública

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.