#Salud

Chile cambió: Ahora cambiemos nosotros

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Omar Retamal

Han transcurrido tres meses desde el estallido social de octubre y no cabe ninguna duda que Chile cambió, en escenarios tan diversos como partidos de football, playas, incluso en el Congreso Futuro y Festival de Olmué, las personas expresan a viva voz su voluntad de avanzar hacia reformas estructurales que permitan alcanzar un país con mayor equidad y dignidad.


Cuando nos reconocemos finalmente como un país desigual e injusto, que no protege a sus abuelos, ni a sus niños abandonados, ¿Será el momento de confesar que tampoco cuidamos de nuestra Salud Mental?

Este ímpetu de expresión también ha ocupado nuestras plazas con cabildos y grupos de reflexión, y ha llenado nuestras calles de manifestaciones artísticas y culturales como murales, “cuecazos”, conciertos y performances. Este estallido de expresividad ¿Será el momento perfecto para reconocernos en nuestros aspectos menos luminosos y conversar de Salud Mental?

Hasta hace unos meses la cultura en extremo exitista e individualista de nuestro país castigaba la diferencia, y resultaba entonces casi impensable hablar de “debilidades” tales como los problemas de Salud Mental -que todos presentaremos en algún momento de nuestra vida- en una reunión de amigos. Cuando alguien tocaba el tema incluso muy remotamente, lanzábamos una talla rápidamente y lo avergonzábamos, para que callara inmediatamente; porque nos inquieta, nos incomoda y nos da vergüenza.

En nuestro país la Salud Mental sigue siendo un tópico tabú que ni siquiera se conversa en la seguridad del hogar, y este silencio generalizado ha sido cómplice del fin autoprovocado de muchas vidas. Desgraciadamente estos mismos sesgos culturales han desincentivado también el desarrollo de hábitos de cuidado de la Salud Mental.

Así las cosas, las pésimas cifras de problemas y enfermedades de Salud Mental en nuestro país no resultan sorprendentes: La última Encuesta Nacional de Salud, de 2017 refiere que un 15,8% de los chilenos tendría síntomas depresivos, y más recientemente la encuesta Cadem (“El Chile que Viene” Salud 2019) indica que siete de cada diez chilenos declaran tener o haber sufrido problemas o enfermedades de Salud Mental.

¿Será este escenario de cambio actitud de nuestra sociedad, cuando ya no queremos seguir viviendo una cultura individualista y centrada en el éxito a toda costa, el mejor momento para que la Salud Mental florezca y le otorguemos la importancia y los espacios que merece? Cuando nos reconocemos finalmente como un país desigual e injusto, que no protege a sus abuelos, ni a sus niños abandonados, ¿Será el momento de confesar que tampoco cuidamos de nuestra Salud Mental?

Darnos la oportunidad de reconocernos como seres que poseen Salud Mental, y preocuparnos de ella, depende de cada uno de nosotros. Pongamos entonces el tema sobre la mesa en nuestras casas, nuestros trabajos y con nuestros amigos. Porque conversar de Salud Mental puede salvar vidas ¡Vale la pena hacerlo!

TAGS: #ChileDespertó #SaludMental

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Para algunos la gradualidad en la implementación de la Nueva Educación Pública era necesaria para su mejor y segura implementación; para otros, fue la aspiración de que en el camino se truncara, y se s ...
+VER MÁS
#Educación

Chile necesita una nueva Educación Pública y debe implementarse

La construcción de una alternativa de gobierno, qué ofrecer al país, requiere generar unidad de las fuerzas progresistas. Unidad con contenido. Unidad de forma y de fondo
+VER MÁS
#Política

Un resultado memorable

Ahora la clasificación se nos pone cuesta arriba, pero ello no debe hacernos caer en un pesimismo deprimente.
+VER MÁS
#Deporte

Chile en las cuerdas

La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Nuevos

Para algunos la gradualidad en la implementación de la Nueva Educación Pública era necesaria para su mejor y segura implementación; para otros, fue la aspiración de que en el camino se truncara, y se s ...
+VER MÁS
#Educación

Chile necesita una nueva Educación Pública y debe implementarse

La construcción de una alternativa de gobierno, qué ofrecer al país, requiere generar unidad de las fuerzas progresistas. Unidad con contenido. Unidad de forma y de fondo
+VER MÁS
#Política

Un resultado memorable

Ahora la clasificación se nos pone cuesta arriba, pero ello no debe hacernos caer en un pesimismo deprimente.
+VER MÁS
#Deporte

Chile en las cuerdas

La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Popular

En el transcurso de estos 177 años la YMCA se convirtió en uno de los movimientos sociales con mayor presencia e impacto del planeta, alcanzando a más de 64 millones de personas en los cinco continentes
+VER MÁS
#Sociedad

YMCA Internacional celebra 177 años

Las protestas del 2019 hacen ver que los Estudiantes cuando saltaron el torniquete reavivaron la llama de los pinguinos del 2006 y universitarios del 2011
+VER MÁS
#Educación

A 15 Años de la Revolución Pinguina ¿Qué se logró?

En esta sinóptica descripción de la región sudamericana, se vislumbra que la Pandemia del Covid-19 convive y acentúa procesos políticos que develan las precariedades en las que se encuentran estos países
+VER MÁS
#Internacional

Sudamérica y su entropía geopolítica en pandemia

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social