#Salud

Azúcar, impuestos y salud

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Los alimentos procesados más consumidos en Chile son los productos de panadería, lácteos, comidas preparadas, confites, y las bebidas gaseosas, refrescos y jugos azucarados.

La obesidad en Chile ha aumentado  a niveles alarmantes, debido en parte al cambio en la estructura alimentaria. Según las Hojas de Balance de la FAO, las Encuestas de Presupuestos Familiares y la industria, durante las últimas décadas se produjo un incremento de la ingesta de alimentos procesados, en desmedro de los alimentos tradicionales más saludables.

Los alimentos procesados más consumidos en Chile son los productos de panadería, lácteos, comidas preparadas, confites, y las bebidas gaseosas, refrescos y jugos azucarados. Llama la atención la alta disponibilidad de azúcares para la población chilena, correspondiente a un 13,7% de las calorías totales por persona, cifra excesiva en relación a la disponibilidad a nivel mundial (10% de las calorías consumidas en la Unión Europea). En nuestro país el consumo promedio de bebidas dulces, bordea los 150 litros por persona al año, equivalente a una ingesta de 50 gramos de azúcares por persona al día. En resumen, cada chileno consume en promedio 200 calorías diarias derivadas de las bebidas azucaradas.

La evidencia internacional muestra una importante asociación entre la ingesta de bebidas azucaradas y la obesidad, ya que el consumo de azúcar a través de alimentos líquidos aporta energía extra y no disminuye el apetito. Por otro lado, las bebidas azucaradas son ampliamente publicitadas y están disponibles a un precio accesible especialmente en colegios y escuelas. Por lo tanto, su elevado consumo podría estar mediado por su accesibilidad, asociada al agresivo marketing de la industria – dirigido principalmente a niños y jóvenes – y ser reforzado por los efectos adictivos del azúcar.

Las estrategias implementadas hasta ahora, como la promoción de salud y la autorregulación de la industria alimentaria, no han logrado reducir la epidemia de obesidad. Se requiere facilitar el alcance de todos los grupos de población a una dieta saludable, aumentando la disponibilidad de alimentos de mejor calidad nutricional a un precio accesible y creando barreras de acceso a los alimentos perjudiciales para la salud. Una herramienta de la política pública es el impuesto a los alimentos dañinos, enfoque implementado en varios países europeos y en algunas áreas de Estados Unidos. Sin embargo cuando el impuesto es muy bajo tiene un impacto leve en la ingesta de energía, como es el caso de Irlanda donde se estimó que un incremento del 10% en el impuesto a las bebidas azucaradas se traduciría en que cada persona consumiría apenas 2,1 kilocalorías menos por día. En cambio en Reino Unido, se estima que el incremento del impuesto a las bebidas azucaradas en un 20%, provocaría una disminución en el consumo de este producto, que llevaría a reducir en 180.0000 el número de adultos obesos y en 285.000 la cifra de adultos con sobrepeso.

Estudios en Estados Unidos, México, Brasil y Francia muestran que el aumento del impuesto a las bebidas azucaradas, además de disminuir el consumo de éstas, incrementa la demanda por otras bebidas alternativas, como jugos de fruta y leche. Contribuyendo también, a disminuir el Índice de Masa Corporal, el sobrepeso y la obesidad de la población en el corto plazo; y en el mediano y largo plazo evitar miles de casos de diabetes, infartos al miocardio y accidentes vasculares. Sin embargo, el mayor poder del impuesto a las bebidas dulces radica en que incentiva a la industria a incursionar y elaborar productos con menos calorías y con ingredientes más saludables.

Es de esperar, que en el marco de la Reforma Tributaria impulsada por las autoridades, los legisladores consideren la evidencia nacional e internacional y las recomendaciones de la OMS y la OCDE, respecto a que el incremento de los impuestos a las bebidas azucaradas es parte de la solución integral al problema de la obesidad. Aumentar en 20% el Impuesto Adicional a las Bebidas Analcohólicas (IABA), podría significar que en Chile al menos 56.377 personas dejarían de ser obesas, pudiendo evitar 450 muertes anuales por causas relacionadas a la obesidad.

Los beneficios son evidentes. Conoce más de nuestra propuesta

 

Catalina González y Cristóbal Cuadrado.
Doctorandos en Salud Pública. Universidad de Chile.
Frente por una Reforma Tributaria Saludable.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Enrique Herrera Noya

22 de Mayo

Interesante propuesta para bajar el consumo de asucar

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

El costo asociado al consumo de carne animal es inmenso y es un valor que no va incluido en su precio y que hoy pagamos con el cambio climático.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Con sobrepoblación, consumir carne es un lujo demasiado costoso

El carabinero acusado del crimen del comunero Catrillanca ya no se presenta como Batman, ufano, adrenalínico y seguro como se le veía en aquel video de celular en plena detención. Ya no es el Caballero d ...
+VER MÁS
#Política

El desinformante

Solo me cabe certificarlo, Brasil es gobernado por un individuo ignorante y vulgar. Nada de la complejidad de la vida y de las problemáticas que enfrenta el mundo y su patria es del interés del actual pre ...
+VER MÁS
#Internacional

Bolsonaro y la irrupción del fascismo escatológico

Es necesario que los distintos actores del sistema asuman su responsabilidad con los cientos de niños bajo orden de búsqueda y recogimiento que son invisibles a la protección efectiva del Estado
+VER MÁS
#Sociedad

La deuda de Chile con su infancia

Popular

En esta Dictadura digital moderna que China está construyendo, el destino de sus ciudadanos es regido por algoritmos computacionales desarrollados por la empresa Alibaba
+VER MÁS
#Sociedad

China en camino de hacer realidad 1984

Considerando que no hay un tratamiento farmacológico eficaz y dado que se trata de una enfermedad progresiva con distintas etapas y necesidades, surge la pregunta sobre los beneficios que la Ley debe incluir
+VER MÁS
#Salud

El ELA, tiene colores

Lo que se juega el 2020 es ni más ni menos que la posibilidad de reconstruir nuestra identidad colectiva precisamente desde lo colectivo, y validar la política como un instrumento para pensar la comuna a ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipales 2020 Conchalí, una elección histórica

Son estas señales -su forma de votar- las que los ciudadanos estamos observando atentamente de nuestras autoridades y legisladores
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a Alejandro Guillier, TPP-11