#Religión

Iglesia Católica: Invitación a cuestionar

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El caso Karadima marca un hito en la historia del catolicismo en Chile. Cuando el común de las personas se da cuenta de que ni siquiera la iglesia escapa a los vicios y trastornos humanos, se debería dar paso a una sana y justificada duda. ¿Pongo a mis hijos en un colegio católico? ¿Sigo asistiendo regularmente con mis hijos a mi parroquia de toda la vida? Son algunas de las preguntas que uno esperaría  que emerjan. Hasta el más ferviente de los creyentes, de esos que no cuestionan a la iglesia por principio, podría sufrir un remezón valórico importante: Cuando falla algo en lo que se confía ciegamente, se derrumba un pilar fundamental para la vida.

Dado este escenario, en el que una institución vinculada con lo divino cae en tela de juicio,  es importante dimensionar y ponderar las cosas. En simple, creo que es necesario abandonar la idea de confiar ciegamente en esta entidad y, más aún, debemos abrirnos a la posibilidad de cuestionarla. La razón es simple: La iglesia, como toda empresa dirigida por humanos, tiende intrínsecamente al error – o al pecado, si se quiere – y no podemos darnos el lujo de no fiscalizarla. Menos aún si los que están en riesgo son niños.

En casos como el de Fernando Karadima o Sor Paula, las autoridades civiles culpan a las eclesiásticas y este lavado de manos no puede seguir ocurriendo. Una función primordial del Estado es velar por la seguridad e integridad de los ciudadanos, por lo que la fiscalización y penas que pueda dictaminar el vaticano no son suficientes. (Pregúnteles a los padres de las víctimas de Karadima si creen que la sentencia de “Retirarse a una vida de oración y penitencia” les parece “justa”).

Tristemente, y como bien es sabido, lo que ocurre en la Iglesia Católica está recién viendo la luz, es decir, es posible que más casos aparezcan y se hagan públicos. Más lamentable aún: no sabemos, a ciencia cierta, si el Estado va a tomar las riendas del problema o si va a continuar con este trato preferencial hacia los criminales religiosos. Bajo este punto de vista, no queda más que tomar decisiones preventivas personales: Por ejemplo, y por más crudo que suene, creo que debemos evitar que nuestros niños se relacionen de manera cercana con personeros de la Iglesia. El riesgo es muy alto. No quiero decir con esto que todos los sacerdotes o curas son propensos a cometer abusos, pero existiendo tal nivel de secretismo y ocultación de información, es preferible no arriesgarse.

Finalmente, la invitación es básicamente a dudar, a no tragarse eso de “sólo son casos aislados”, a no quedarnos tranquilos con un tardío mea culpa. La idea NO es demonizar a la iglesia, sino apenas cuestionarla. Mientras la Iglesia no se abra de manera franca y real y ponga todos los casos sobre la mesa, y mientras el Estado continúe actuando con tanta pasividad, nuestra única herramienta es el cuestionamiento.

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

24 de abril

El problema con la Iglesia catolica , es simple , NO es la Iglesia de Jesucristo.

19 de octubre

Tristemente cierto

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad