#Política

Voto chileno en el exterior y la mosca en la sopa

9
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

¿Cómo otorgamos a una situación política completamente absurda, una justificación plausible de digerir? Somos unos de los pocos países en el mundo cuyo ejercicio efectivo del derecho a voto en el extranjero se encuentra bloqueado por su misma institucionalidad política. ¿Cómo justificamos que esa palabrita, “derecho”, con excepción del derecho de propiedad, es en Chile sólo una prerrogativa de privilegiados y una prebenda para los buenos inquilinos?

Es una suerte de exilio político que sobrepasa lo absurdo. Con frecuencia las chilenas y chilenos residentes en el extranjero, ya sea en Berlín, Toronto, Moscú o donde las vueltas de la vida nos haya llevado, vemos cómo miles de inmigrantes de otros países concurren a sus consulados a ejercer su derecho a voto. Como estamos acostumbrados a masticar el sabor amargo de la orfandad política, a “naturalizar” y a convivir con la vulneración de nuestros derechos, la mera idea de votar en el extranjero nos parece parte del guión de una película marciana. Muchas veces me enfrento a la situación de que una amiga o un conocido de algún país latinoamericano –o de cualquier lugar del orbe- me cuenta que va a ir a votar al consulado de su país. Ahí es donde comienzo a sentir una incomodidad interna, la que desde un inicial carácter ocasional comienza a transformarse en una incomodidad crónica. Un malestar en la conciencia ¿Por qué no pueden votar? – me preguntan, en medio de la sorpresa y de la conmiseración. Obviamente, me cuenta mucho responder.

¿Cómo otorgamos a una situación política completamente absurda, una justificación plausible de digerir? Somos unos de los pocos países en el mundo cuyo ejercicio efectivo del derecho a voto en el extranjero se encuentra bloqueado por su misma institucionalidad política ¿Cómo explicar que para aquellos que detentan el poder, el tener derechos es casi una insolente quimera “comunista”? ¿Cómo justificamos que esa palabrita, “derecho”, con excepción del derecho de propiedad, es en Chile sólo una prerrogativa de privilegiados y una prebenda para los buenos inquilinos?

La verborrea dictatorial borró ese vocablo de nuestra cultura republicana, en un país donde los problemas públicos pasaron a ser meros problemas individuales. En esta perversa transmutación semántica, de alquimia política, sus sílabas se oyen como extraños sonidos de un idioma exótico. Es más que una xenofobia lingüística. Como en nuestro país hablar de derechos es como platicar de física cuántica, el sólo hecho de reclamar lo justo; es decir, demandar que el casi millón de chilenas y chilenos puedan ejercer el derecho a voto en el extranjero, genera serios inconvenientes para que ello sea asimilado culturalmente.

Porque para la mayoría de las chilenas y chilenos que residen en el territorio nacional, el voto en el exterior es tan urgente como sembrar zanahorias en la luna y, salvo valiosas excepciones, este tópico no ha formado parte de la agenda política cotidiana de nuestros legisladores y partidos políticos. Lo que para muchos de otros países es una vergüenza de proporciones, una vulneración grave de un derecho político, para muchos de nuestros connacionales es menos incómodo que una mosca en la sopa. Una expresión de sorprendente autorreferencia. Porque cuando Chile fue azotado por la dictadura militar, cuando nuestra angosta faja de tierra era violentada por los desastres naturales, la “solidaridad” desde el extranjero transgredía los límites espaciales de nuestro estrecho nacionalismo, para medir el diámetro del planeta tierra.

Por eso, la solidaridad debe ser recíproca y la cultura cívica chilena, la demanda y la construcción colectiva de derechos, debe trascender las nociones decimonónicas de geopolítica y de espacio geográfico. Sólo la modorra política o una cultura incapaz de sentir vergüenza por la vulneración de los derechos de su gente, puede seguir tolerando un año más el bloqueo intolerable del legítimo derecho a votar en el exterior.

 

TAGS: #VotoExterior

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Silvia Donoso Hiriart

14 de marzo

Excelentes comentarios. La situación de los becarios de Conicyt, obligados a volver a Chile luego de finalizada la beca, es aun más aberrante. El país que nos obliga a tener la derecha es francamente triste. No sé cómo podemos soportar tanta falta de respeto constante.

Carolina Acevedo Patiño

15 de marzo

Concuerdo en todo lo que dice Oscar, es realmente vergonzoso que no podamos ejercer nuestro derecho votando fuera de Chile, de todas maneras muchos de nuestros derechos estando en Chile ya son violentados una y otra vez, y lo peor de todo es que la mayoría de la gente actúa como si nada estuviese pasando.

17 de marzo

Estimado Oscar:
Excelente artículo, da cuenta a los que vivimos en Chile de otro derecho más ausente. Sin duda que fue la Dictadura la que amarró este derecho y ahora es la oportunidad de remediarlo, ello solo será posible si es que hacemos una nueva constitución política. Porque solo una nueva Constitución nos cambiará realmente e integralmente, en politicas sociales, educacion publica gratuita y de calidad, sistema previsional publico, sistema electoral, sistema tributario, etc. etc. etc….. Habemos muchos esperando esa promesa política de quien resulte candidato o candidata opositor al oficialismo, si no lo hace este candidato o candidata será una gran decepción y miles que no votarán.

evita alvarado

17 de marzo

Siempre recuerdo una anécdota. Mientras vivía en España, en 2004, se realizaron elecciones presidenciales en Afganistán, las que dieron como presidente a Karzai. Bueno, pues era tan inverosímil ver como los pocos ciudadanos afganos que vivían en Valencia iban a su consulado a votar por unas elecciones para elegir presidente en un país pulverizado por la ocupación americana, un casi estado fallido, mientras los chilenos no teníamos derecho a voto y cuando el tema se hablaba en Chile era (y sigue siendo) de lo más natural esgrimir argumentos para negar este derecho….increíble. Muy buen artículo, Oscar.

25 de agosto

Iniciativa por el Voto Chileno en el Extranjero

Lo hemos logrado! Ya tenemos las 2500 firmas que nos propusimos como meta! En los próximos días prepararemos la formalización de nuestra demanda al Presidente de la República, candidatos a La Moneda y parlamenarios, enfatizando la naturaleza colectiva de la iniciativa pues se trata de una iniciativa ciudadana que ha implicado el trabajo y dedicación de cada uno de los firmantes, lo que refleja un alto nivel de conciencia cívica de los chilenos tanto dentro como fuera del país. La recolección de firmas continuará abierta indefinidamente de modo que se las pueda agregar a cualquier insistencia que resulte necesaria.

En el contexto de haber logrado la meta de las 2500 firmas, quiero compartir la versión del Himno a la Alegría que incluyo más abajo. Observen bien a esos niños, el rostro de la anciana que llega, los movimientos de la mujer al ritmo de la música, el hombre que se acerca y dice Wow! Esa es la alegría que queremos para Chile, que se nos prometió, que nos ha sido denegada por 23 años y por la cual queremos ejercer nuestro derecho a voto! Para lograrla, es imperativo que se cumplan las demandas de los estudiantes y demás movimientos ciudadanos, tanto regionales como nacionales, incluida la demanda una nueva Constitución legítima y democráticamente generada que más del 80% de la ciudadanía reclama. Para que la gente pueda alegrarse, sonreír y emocionarse como se alegra, sonríe y se emociona la que espontáneamente participa en estar versión del Himno a la Alegría, se necesita vivir bien –la aspiración mayor de la inmensa mayoría de chilenos y a la cual, quienes estamos fuera del país. queremos contribuir con nuestro voto en todas las elecciones y plebiscitos que se realicen en el país.

Y no nos engañemos con el proyecto de ley sobre el voto en el extranjero que se tramita actualmente en el Congreso. Ese proyecto de ley es un proyecto “de mala ley” pues cercena nuestro derecho a voto, restringiéndolo a las elecciones presidenciales y plebiscitos nacionales –un retroceso respecto a lo que hoy está constitucional y legalmente consagrado. A los chilenos en el extranjero nos importan nuestros pueblos y ciudades de origen, nuestras provincias y regiones, nos importa participar junto con nuestros conciudadanos en el país en las elecciones de alcaldes, concejales, diputados y senadores. De hecho, senadores y diputados tienen una enorme cuota de poder legislativo que queremos que canalicen a favor de sus representados, sus zonas y regiones.

Los detalles de la demanda suscrita hasta hoy por más de 2500 ciudadanos chilenos dentro y fuera del país, están en el siguiente enlace:

http://www.change.org/petitions/al-presidente-de-la-república-de-chile-sr-sebastián-piñera-que-implemente-el-voto-chileno-en-el-exterior-según-el-art-32-no-6-de-la-constitución

Este enlace de recolección de firmas sigue vivo. Nuestra demanda sigue viva y está abierta a las firmas que se quieran agregar.

Germán F. Westphal
Ciudadano Chileno

25 de agosto

Felicitaciones, profesor Westphal
🙂

Voto chileno en el exterior y la mosca en la sopa | Chilenos en el Exterior

07 de noviembre

[…] Sigue Leyendo […]

thelma orietta zuñiga bezart

10 de noviembre

Como Chilena que vive en el exterior me encantaría ejercer mi derecho a voto, pero en forma electrónica no en consulados, y paso a explicar el motivo;
Muchos vivimos en ciudades que no tienen consulados, En mi caso a 500 Km. Tengo que viajar personalmente a justificar, actualmente de otra forma no se puede. Sin “enterarme”, fui llamada a constituir mesa en una elección municipal, corrió el tiempo y me llegó citación judicial por no concurrir. La citación la llegó vía carabineros a la casa de mis padres que no vivían muchos. Se la entregó a una vecina (no se hace, es personal). Resumiendo por que es mucho más complicado: tuve que viajar a chile para hablar con el juez, con mucha documentación, pues si no lo hacía cuando viajara Chile me tomarían detenida en la aduana. Saben porqué? Porque cuando uno renueva el carnet de identidad estás obligado a dejar una dirección de chile (familiar), no la que uno tiene donde realmente vive, aún renovando el documento en el consulado (que dicho sea de paso siempre te complican las cosas). Por todo esto quise salirme del registro electoral y tampoco se puede. Quiero recordar que no todos vivimos en países europeos, pequeños donde los consulados están a la vuelta de la esquina.
Hago este largo relato para que las instituciones encargadas de este tengan en cuenta estos inconvenientes y que el voto sea ELECTRONICO POR INTERNET Y NO EN CONSULADOS, sino, lejos de ser un derecho será una PESADILLA.

Revista Nueva Diplomacia

17 de noviembre

Voto Chileno en el Exterior. Un mensaje a las bancadas políticas que no han legislado a favor.

Revista Nueva Diplomacia (Desde 2010) (RND)

Link Permanente: http://www.nuevadiplomacia.cl/?p=3890

Atentamente.

RND: revistanuevadiplomacia@gmail.com

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El doble trabajo que cumplen muchas de las seleccionadas chilenas da pena y rabia, que a diferencia de los hombres, ellas no puedan vivir del fútbol
+VER MÁS
#Género

El gol del patriarcado

El santuario de la naturaleza “Dunas y Humedales de Putú” constituye un complejo ecosistema que pertenece a la eco región mediterránea nacional, la cual ha sido considerada a través de una serie de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Dunas y Humedales de Putú: Un desafío para la conservación de los bienes comunes de identidad territorial

Si uno va a estar en dichos espacios como una minoría intrascendente, donde la gran mayoría está de acuerdo per se con aspectos estructurales distintos a los que desde esta vereda se representan, lo mejo ...
+VER MÁS
#Política

Comisión prelegislativa: ¿Restarse, bajarse o quedarse hasta el final?

Si el Petro es capaz de levantar el cerco de sanciones entonces sí podría ayudar a mitigar el problema económico del país, ya que Venezuela sería capaz de conseguir dinero para pagar sus deudas y amino ...
+VER MÁS
#Economía

Petro: La criptomoneda que hace frente a la crisis venezolana

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores