#Política

Visión cortoplacista con la Ciencia y Tecnología

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La innovación tecnológica no aparece de la nada ni por arte de magia. Se ha ido desarrollado durante fines del siglo XIX y todo el siglo XX hasta la actualidad. Ha sido un proceso largo, complejo y lleno de variantes que han contribuido a construir productos tan relevantes en nuestras vidas como es el caso del computador o el internet. Sin embargo, esto no habría sido posible sin la simbiosis entre el sector público (el gobierno), el sector privado (empresas y laboratorios de investigación) y la academia (científicos y universidades).


En Chile, lamentablemente la cosa es muy diferente. Tenemos un gobierno que acaba de recortar el presupuesto en ciencias, mientras que las empresas no invierten lo suficiente en Investigación y Desarrollo

Tanto las universidades como las empresas y el Estado tenían motivaciones completamente diferentes entre sí. En un contexto de guerras mundiales y posterior guerra fría, el gobierno de Estados Unidos (específicamente el Departamento de Defensa) buscaba crear artefactos tecnológicos con el fin de estar por encima del enemigo en la guerra, y así brindar seguridad a la nación. Por su parte, las empresas, por medio de sus laboratorios de investigación (los ejemplos más importantes son el Bell Labs de AT&T y Xerox Parc de Xerox), tenían como objetivo desarrollar tecnologías con el fin de superar a la competencia en cuanto a la creación de productos más innovadores y de mejor calidad, para así aumentar sus ganancias. Finalmente, las universidades junto a los científicos (los ejemplos más conocidos son la Universidad de Stanford y el MIT) tenían como fin utilizar los recursos disponibles de estas empresas y el Departamento de Defensa para aplicar sus teorías y generar conocimiento científico. Diferentes objetivos pero a su vez un trabajo en conjunto.

Durante el siglo XX la tecnología fue un foco principal en el gasto público de los Estados Unidos. En la primera mitad del siglo XX fue el sector público quien más gastó en investigación y desarrollo (I+D), mientras que en la actualidad es el sector privado quien lidera el gasto en I+D en Estados Unidos.

La motivación era clara: preservar la seguridad nacional y derrocar al enemigo en un contexto de conflicto bélico (primero contra los nazis, posteriormente contra la Unión Soviética). Diversos científicos que se encontraban en los Laboratorios Bell eran contratados por el Departamento de Defensa para trabajar con ellos. Estos iban conectando lo aprendido en los laboratorios o conectándolo con aquellos que provenían desde la academia. Después de la guerra muchos terminaban en instituciones universitarias ( o regresaban) como docentes e investigadores, dedicándose a perfeccionar diferentes partes de lo que actualmente conocemos como la computadora personal. Algunos, también decidían incursionar en el ámbito empresarial para buscar beneficios económicos a sus inventos. Tal es el caso de William Shockley.

William Shockley, premio Nobel de física por su aportes en la investigación de semiconductores y por el descubrimiento del transistor, abandonó los Laboratorios Bell en 1955 para trasladarse a su localidad de nacimiento, Palo Alto, en California. En Palo Alto también se encontraba la Universidad de Stanford (lugar donde posteriormente egresaron destacadas personalidades como Larry Page y Serguéi Brin, creadores de Google, o Elon Musk). Junto a un grupo de investigadores de dicha universidad crearon la compañía de semiconductores Shockley Semiconductors Laboratory, pero por su estilo empresarial, ocho investigadores dejaron la compañía para formar la suya: Fairchild Semiconductor. Entre estos investigadores se encontraban Gordon Moore y Robert Noyce, quienes años después fundaron la compañía Intel.

Intel sin dudas formó una parte fundamental en la creación del microchip, que sirvió en la creación del cohete espacial que llevaría por primera vez al hombre a la Luna. También fue fundamental para crear ordenadores más poderosos y más pequeños.

No solo eso. El ecosistema que se estaba formando en Palo Alto llevó a lo que actualmente conocemos como Silicon Valley, el sector industrial donde se encuentran las compañías más innovadoras del mundo (como Google, Apple, HP, Dell, Facebook y otras empresas del sector tecnológico).

Es muy difícil que sin esta simbiosis entre la academia, el Estado y el sector privado se hubiera formado de la nada un ecosistema tan innovador como el que vemos en Estados Unidos; no sólo en el ámbito empresarial, también en la gran cantidad de premios Nobel y de universidades que se encuentran entre las líderes en investigación a nivel mundial.

En Chile, lamentablemente la cosa es muy diferente. Tenemos un gobierno que acaba de recortar el presupuesto en ciencias, mientras que las empresas no invierten lo suficiente en Investigación y Desarrollo (no lo ven como prioridad).

Las universidades tampoco se encuentran en la mejor posición. Estas tienen presupuestos acotados, están pésimamente administradas y se enfocan principalmente en la docencia y formación de profesionales, pero no le están dando un gran foco a la investigación.

Si Chile quiere ser un país innovador, desarrollado, con mayor diversificación económica y con un alto nivel de desarrollo científico entonces debe darle real importancia a la inversión en ciencias. De lo contrario, solo se piensa en un cortoplacismo, y muestra la mediocridad y la falta de visión de la clase política y empresarial del país.

TAGS: #CienciaInnovación #DesarrolloTecnológico

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

Nuevos

El descontrol es demostrativo de que la autorregulación no funciona.
+VER MÁS
#Sociedad

Con la ética por los suelos

Sí podemos sentir el sol como el calor en la piel –pero eso ocurre sin tenerlo a la vista. Sabemos que ese calor es sol, pero indirectamente.
+VER MÁS
#Cultura

El sol conversa con René Descartes

El haber alcanzado la cifra de 8 mil millones de seres humanos, cuyas necesidades superan de lejos la posibilidad de satisfacerlas, solo tiende a alimentar las desigualdades y exacerbar los odios
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ocho mil millones

Jamás ninguna de las 345 municipalidades que hay en Chile como sus juzgados de policía local, han hecho valer las sanciones contenidas en este DL 3.516.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Si los jueces desconocen las leyes, estamos mal

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?