#Política

Veinte años

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La historia ya tiene reservado un espacio de tiempo en algunos libros. Veinte años.

La pausa la determinó el destino y la ratificó la mayoría. El espacio de tiempo ya se puso en marcha para ser acomodada en los libros de nuestra historia.

Ya está, los veinte años tienen principio y final. Y tiene padres e hijos que labraron y jugaron.

Los veinte años son una historia en cuatro tintes. Son el tiempo en que unos hicieron lo inevitable, y otros evitaron aquello que era posible.

Veinte años en que se reparó lo evidente, se olvidaron algunos dolores, se descubrieron otras verdades y se abrieron muchos ojos.

Veinte años en los que nos acordamos de compartir, en los que nos acostumbramos a convivir y aprendimos tímidamente a disentir.

Veinte años en los que unos aprendimos a consumir, otros aprendieron a cobrar y muchos se acostumbraron a no poder pagar.

Veinte años en los que juntamos casas pero separamos barrios. Veinte años en que dibujamos límites invisibles en una ciudad en la que no cabemos.

Veinte años en los que abandonamos pueblos y llenamos Santiago. Veinte años en los que faltamos en provincias y sobramos en las grandes ciudades.

Veinte años en los que algunos defendieron lo indefendible y le hicieron un espacio injusto a la impunidad. Veinte años en los que algunos dolores sanaron y otros fueron declarados necesarios.

 Veinte años en que aprendimos a pintar en varios colores pero a mirar y leer todo en color amarillo.

Veinte años en los que algunos dejaron de aprender y otros se olvidaron de representar.

Veinte años en los que algunas puertas se cerraron y se usaron las ventanas para circular. 

Veinte años que empezaron inciertos y que terminaron con certezas resquebrajadas por la sequedad.

Veinte años que nos demoramos veinte años en escribir, y que nuestros nietos demorarán un par de hojas en leer.

La democracia dijo veinte años. Ahora empezaron otros años…

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Popular

El Estado no puede seguir avalando la inexistencia de protocolos, programas y leyes, que validen y aseguren la permanencia de nuestros hijos junto a nosotras
+VER MÁS
#Género

Maternidad en la discapacidad: Invisibles

El estatus de explotación de las especies ícticas económicamente importantes que intentan reproducirse entre Arica y Magallanes, es aterrador: 8 de ellas están sobreexplotadas, 5 están agotadas o colap ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Prolegómeno del mes del mar

García tenía claro que al condenársele, en ningún caso tendría que tomar clases de ética, ni prisión domiciliaria, sino que muy por el contrario, que tendría el mismo destino que Fujimori.
+VER MÁS
#Sociedad

El suicidio de Alan García

¿Por qué tan baja la participación de los estudiantes en las elecciones? ¿Qué se puede analizar de esos tres años en que se vive un desgobierno en la UTA?
+VER MÁS
#Política

Elecciones en la Universidad de Tarapacá: ¿que puede traer estas elecciones?

Popular

En 2018, 26 personas poseían la la misma riqueza que los 3.800 millones de personas que componen la mitad más pobre de la humanidad.
+VER MÁS
#Economía

La obscena concentración económica de los dueños de Chile: Capítulo 1

Toda esa legislación tiene como propósito proteger esas tierras, sin embargo, la Consulta Indígena, va en sentido contrario, busca desproteger las tierras indígenas para permitir el ingreso al mercado d ...
+VER MÁS
#Política

Consulta Previa de Piñera y el despojo legal de las tierras indígenas

Necesitamos más profesores, pero no cualquier profesor. Necesitamos profesores intelectuales y con capacidad de transformación. Necesitamos más Educación, pero no cualquier Educación. Necesitamos una E ...
+VER MÁS
#Educación

La vocación de profesor y el compromiso ético profesional

Se ve difícil que lo moral prevalezca sobre lo legal. Digo esto pues siempre existirían quienes socaven y derrumbasen una utópica sociedad solamente regida por valores morales, y estos son los inmorales ...
+VER MÁS
#Sociedad

Tardes de Netflix: The Reader