#Política

Una bofetada a la democracia. Senadores designados a dedo

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La democracia de un país se manifiesta en demostraciones como la participación  de la ciudadanía en la construcción de la misma. Lo ocurrido con el cambio de gabinete este fin de semana mostró cuán atrasados estamos en la democracia. Más aun: la designación de dos senadores sin la aprobación de la ciudadanía, por mera decisión de fuerzas políticas, son una verdadera bofetada a la democracia.

Los costos políticos que deben asumir los partidos apenas asumen un gobierno son muchos, pero no es razonable que estos costos deba pagarlos el país. O una parte de de éste, como la región de  que eligió democráticamente a representantes que  dejaron  esa elección por una designación presidencial a un cargo,  aun si una constitución arcaica y perdida en el tiempo permite que se designen a dedo a quienes, se supone, son representativos de la ciudadanía.

Los dos cupos que dejaron los hoy nombrados ministros Andrés Allamand y Evelyn Matthei serán ocupados por una designación de partidos. ¿Cuánto velaran estas personas que designen por las necesidades de quienes representaran en las zonas que fueron elegidos los salientes? Debería abrirse el debate para que cada vez que senadores dejaran sus cargos por optar un cargo ministerial, esos cupos quedaran inhabilitados de ser asumidos por algún reemplazante designado. Algún costo debería tener abandonar el cargo para el que fueron elegidos por el pueblo por un cargo ofrecido por un mandatario.

¿Es democrático que alguien llegue al congreso nacional por la designación a dedo de sectores políticos?

Extraña que pocos alcen la voz contra estas prácticas que, aunque establecidas en una constitución, no representan un país ni la decisión democrática de la ciudadanía. Esto nos vuelve a poner en agenda lo urgente de un cambio al tipo de democracia que se practica. Más aun, al tipo de constitución que tenemos.

La facilidad de dejar esto en manos de los partidos, sin ningún mea culpa o disculpa por parte de los ex Senadores y hoy Ministros Alamand y Matthei a sus electores, es casi una burla electoral y una falta de compromiso real quienes los eligieron para estar en el parlamento y trabajar desde ahí por ellos.

Estas señales demuestran lo lejos que se encuentran los políticos en la sintonía del país donde cada vez se aleja más la participación ciudadana y se golpea fuertemente la democracia en que vivimos, que ya casi es una retórica sin fondo ni verdad.

————-

Foto: Congreso Nacional – ffuentes / Licencia CC
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

18 de enero

Ni la Concertación ni la Alianza parece molestarles esta clara lógica anti democrática de cual han hecho uso ambos sectores (No debemos olvidar que el cuestionado mecanismo fue utilizado durante el gobierno de Michelle Bachelet).

Esta es una lógica partidocrática que pasa a llevar no sólo la soberanía ciudadana (menoscabando aún más el valor del voto) sino que pasa a llevar absolutamente la separación de poderes y su independencia, tan necesaria para un sistema que se precia de democrático.

Irónicamente, muchos que pretende obligar a votar a los ciudadanos, con la promesa de que eso aumentará su participación y poder, nada dicen sobre eliminar este tipo de prácticas que pasan a llevar la decisión de los votantes.

18 de enero

Y así hay quienes hablan de una “democracia madura”, fruto de una transición de lujo, tan ejemplar que es admirada en el sistema político exterior. No sé si causa más desazón la dedocracia que representa la designación de los sucesores de Matthei y Allamand, o la concomitancia con la que observan los partidos políticos dicho espectáculo.
Quizás haya algo peor: que al país no le interese ese tema.

19 de enero

Nadie va a decir nada porque los dos mecanismos que confluyen aquí fueron invento de los parlamentarios y gobiernos de la Concertación. El primero, consistente en que ante la renuncia, fallecimiento o cualquier otra circunstancia que implicase que un parlamentario dejase de ejercer su cargo fuese el partido el que nombra al reemplazante. Antes de eso, era el compañero de lista el que debía asumir, Cuando el Senador Lavandero fue condenado por abuso sexual de menores, su partido, vió como Guillermo Vasquez, su compañero radical de lista asumía la Senaturía. Esto provocó una reforma legal para que el cupo quedara en el partido, reforma que se ocupó en los casos del fallecimiento del Diputado Manuel Bustos, tras lo cual la DC nombró a María Rozas y en el caso del fallecimiento del Diputado Juan Bustos, cuando el PS nombró a Marcelo Schilling. En este caso lo que se buscaba era cautelar el cupo para el partido más que para la persona, lo cual puede ser discutible, pero tiene una lógica que a mi juicio no cabe descalificar a priori.

Lo más grave fue lo que hizo la Presidenta Michelle Bachelet cuando buscó una interpretación legal para hacer renunciar a Carolina Tohá a la Cámara de Diputados pára asumir la Segegob. Medida que no fue impugnada por el Tribunal Constitucional, que prefirió mirar para el techo cuando se quebraba uno de los principios fundamentales de la Constitución cual es la separación de los poderes. Si el objetivo era salvar a la Concertació de la mano de Toha, ahí estan los resultados. Estamos fuera del gobierno y a Tohá, luego de muchas otras idas y venidas, Girardi mediante, tiene su carrera política en uno de sus momentos más bajos.

Ambas reformas, especialmente la segunda, respondieron a una necesidad coyuntural y no tuvieron una mirada sobre su impacto institucional. La segunda especialmente, no tuvo ningún respeto con la arquitectura política chilena. Nadie fue capaz de mirar un poco más allá de la coyuntura. Ya sabemos que el fuerte de Bachelet no fue el fortalecimiento de las instituciones.

Dos más dos son cuatro y ahora la derecha, sin pudor alguno, usa ambas heramientas a destajo y no sólo eso sino que incluso Piñera asume que lo podría volver a utilizar para incorporar a Longueria al gobierno. Una vez más nos quejamos de las cosas que la derecha hace con las leyes que nosotros hicimos.

¿Soberanía popular?, ¿Qué es eso?.

Saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Cuando nos disponemos a abrir espacios a jóvenes en el mundo del trabajo, lo debemos hacer con la base de derechos ya ganados. Ese es el piso mínimo desde el cual nos posicionaremos.
+VER MÁS
#Trabajo

Estatuto Laboral para Jóvenes: ¿Flexibilidad laboral o precarización?

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Un factor de riesgo es aquella instancia que puede llegar a provocar un daño, patología o lesión, sea física o sicológica en los trabajadores, y que tenga su origen en el entorno o las prácticas labor ...
+VER MÁS
#Trabajo

El riesgo psicosocial como una herramienta generadora de valor

Lo que debe hacer la Cámara Chilena de la Construcción, en lugar de pedirle a El Mercurio que sea su vocero, es exigirle a sus asociados que respeten siempre las normas urbanísticas en sus proyectos inmo ...
+VER MÁS
#Ciudad

Inversiones inmobiliarias: La prensa del establishment envía mensajes al gobierno

Popular

La UNICEF estima que hay 246 millones de niños esclavizados en el mundo y un 70% de ellos trabajando en condiciones peligrosas.
+VER MÁS
#Economía

Día Mundial contra la Esclavitud infantil: seamos la voz de los niños que no tienen voz

Queridos amigos, les ofrezco un capítulo de mi novela Esclavitud;el costo de la heterosexualidad que se encuentra en este momento en campaña de crowdfunding por la editorial española Pentian
+VER MÁS
#Cultura

Esclavitud; el costo de la heterosexualidad: Descalabros (una novela en crowdfunding)

En vez de reformar la sociedad conyugal, se hace imperativo imponer la obligación de clases, en los colegios, sobre matrimonio, deberes y obligaciones ciudadanas, convivencia social.
+VER MÁS
#Género

Sociedad conyugal (o lo mío es mío y lo tuyo es nuestro)

Siempre hay un “tú” que recibe el mensaje y siempre la voz de la poeta se reconoce única y rebelde, siempre fiel a sí misma.
+VER MÁS
#Cultura

Sobre ´Mujer Púrpura`, un libro aún no publicado