#Política

Un proyecto político bio o ecocéntrico

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen


A diferencia de un paradigma piramidal con el ser humano en el extremo superior, encontramos un paradigma circular donde cada cosa y cada forma de vida es el centro (y nada es exactamente el centro)

Lo que llamamos aquí un proyecto político del buen vivir, no trata de un proyecto de “desarrollo alternativo” sino de una “alternativa al desarrollo”. No se trata de que, entre varias, señalar otra concepción del desarrollo moderno occidental, sino de una opción diversa de este mismo. Una proveniencia indispensable para esta alternativa parece encontrarse en una articulación con saberes tradicionales de pueblos indígenas latinoamericanos. Dicha reunión acercaría los saberes indígenas a conceptos alternativos de la propia modernidad tardía, y se constituiría en un puente intercultural.

Quizás el elemento que conecta más intensamente el buen vivir con esta alternativa a los conceptos modernos, es lo que se conoce como una percepción “biocéntrica” del mundo, a diferencia de un “antropocentrismo” de los mundos modernos. La percepción antropocéntrica genera una separación, una dualidad de sujeto/objeto, de ser humano y Naturaleza; también una modalidad de relación de carácter utilitarista: lo real de la Naturaleza se da en la medida de un valor humano proyectado en ella y respecto de necesidades humanas de algún tipo.

De esta manera la Naturaleza es precisamente “ambiente” para el ser humano –lo que está en su derredor-; es un conjunto de “recursos” para nuestro desarrollo y nuestras finalidades. Los seres humanos nos convertimos en únicos y exclusivos respecto de la medida de sentido de aquello no humano en el mundo. La técnica moderna es el modelo de acción que preside la relación con la Naturaleza.

En la percepción biocéntrica (que también puede ser llamada ecocéntrica o geocéntrica) los seres humanos ya no somos el sujeto, el eje. el centro y el único habitante digno del mundo, con la Naturaleza como un entorno alrededor. Nos integramos a la vida en todas sus formas y especies. También a lo inanimado, los elementos naturales, geográficos (los ríos, las montañas). Se dice: la Naturaleza y sus elementos tienen un valor intrínseco por si mismos –cierta cualidad entitativa-, con preexistencia e independencia al valor que en ella podemos proyectar los humanos, y que, cuando absoluta, desemboca en la creencia de una Naturaleza = conjunto de recursos, o sea, en una relación meramente instrumental.

A diferencia de un paradigma piramidal con el ser humano en el extremo superior, encontramos un paradigma circular donde cada cosa y cada forma de vida es el centro (y nada es exactamente el centro). Lo humano y lo no humano en lo mismo nos recuerda un parecido a la experiencia griega de la Naturaleza en los filósofos presocráticos, la physis de la que todo brota como fuerza imperante. Constituimos una parte o elemento de la totalidad natural. Ella se nos aparece toda vida y, para algunos, toda espíritus multiplicados. Tal vez la categoría más fuerte de esta forma de Naturaleza es la pertenencia. En su versión indígena ella aparece en la noción de la minga, quehacer comunitario en la pertenencia de cada cual a la comunidad.

¿Cómo pueden conversar algunos discursos modernos heterodoxos (de tipo ecologista, feminista, del decrecimiento, de las ecoaldeas regenerativas), con los lenguajes diversos de los pueblos indígenas o precolombinos y su hablar de Naturaleza (“Pachamama”)? ¿Cómo podría el suma kawsay o kûme mongen integrarse tal vez con los discursos de la llamada ecología profunda de origen occidental contemporáneo -o con lenguajes modernos que hemos llamado de orientación biocéntrica?

No es fácil y en cierto modo alguien podría afirmar es imposible. Pero pareciera que de alguna manera necesitamos esa conversación, y la buscamos. Pareciera que lo primero consiste en anular las relaciones de jerarquía y dominación entre nosotros, las formas de subordinación de unos lenguajes sobre otros, y dialogar de modo horizontal. Esta hibridación nos entregaría en donación una cultura mestiza, políglota. Un vocabulario para decir cosas que nos parecen, precisamente, imposibles.

TAGS: #BuenVivir

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin distinción

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

La responsabilidad de los partidos v/s ¿particularismos políticos?

Se colige la urgencia de acuerdos asertivos para canalizar las demandas ciudadanas desde sus territorios, apurando el tranco por una Nueva Constitución

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

Nuevos

Para Arendt, Eichmann no era el «monstruo», los actos no eran disculpables, pero estos actos no fueron realizados porque estuviese dotado de una inmensa capacidad para la crueldad, sino por ser un burócr ...
+VER MÁS
#Justicia

Osvaldo Romo Mena: la banalidad del pasado en el presente

Se dice de Oyarzún que fue tan ingenuo como filósofo. Tan niño como angustiado. Tan poeta como burócrata
+VER MÁS
#Cultura

Poesía y filosofía en un olvidado Luis Oyarzún

Es de esperar que todas las fuerzas políticas, se sumen a este llamado a dejar las trincheras, la patria justa y buena, no es sólo para blancos, amarillos o rojos, es aquella que nos contiene a todos sin ...
+VER MÁS
#Política

Dejar las trincheras

La superficialidad de este nuevo marco de valores está claramente definida porque ninguno de sus principios responde a una necesidad real, a un análisis profundo de sus razones ni a una tendencia generali ...
+VER MÁS
#Cultura

La burbuja cultural

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Los impuestos son la fuente más importante de ingresos del Estado y le permiten potenciar la economía, reducir la desigualdad y lograr justicia social.
+VER MÁS
#Economía

Datos importantes a tener en cuenta antes de una Reforma Tributaria

No solo me dispararon y me afectaron a mí. El daño también fue para toda mi familia
+VER MÁS
#Justicia

¿El estallido social quedó atrás? Para las víctimas claramente no