#Política

Un llamado a los “tontitos” de RN

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El partido nido del Presidente de la República está fragmentado interiormente. Renovación Nacional sufre una pugna interna entre conservadores y liberales, lucha que tiene su eje central en la figura del prehistórico Carlos Larraín. Sin duda, la situación preocupa al interior del oficialismo, ya que RN siempre ha sido un apoyo irrestricto a la gestión presidencial, y que uno de los pilares fundamentales se trice, mientras el otro (UDI) representa más una oposición de extrema derecha  que un real  sustento, puede hacer tambalear los cimientos partidistas del Gobierno.

Larraín sabe que la situación es tensa y que su autoridad está siendo cuestionada por un sector de su partido; y no esconde su molestar, es más, hace poco calificó de “tontitos” a los disidentes RN (1), oficializando así el quiebre de las relaciones entre las dos facciones en conflicto.

Esta situación, que sin duda puede tornarse caótica para el Gobierno, vista desde un prisma objetivo, representa una gran oportunidad para los liberales de derecha de romper cadenas ideológicas y librarse, al fin, de la sombra del Senador – designado, como diría Camila – Larraín. Arrojarse a la piscina, sin embargo, no es fácil y requerirá de mucho coraje y convicción. En general, son dos los factores que deben tenerse en cuenta a la hora de analizar esta posibilidad:

1). Carlos Larraín es de plomo: Parece una consideración trivial, pero es importante constatarla. Larraín pesa demasiado al interior de RN y no renunciará a su cargo por ningún motivo, menos sucumbirá ante los cuestionamientos de los disidentes. La opción de independencia para los liberales es, por lo tanto, abandonar el partido y emprender un proyecto propio y distinto.

2). Iniciar un proyecto distinto se traduce, entonces, en abandonar al partido basal del gobierno, es decir, renunciar al poder, decisión que cualquiera dudaría. La ponderación que debe realizarse aquí es: ¿Qué es más importante, las cuotas de poder o las convicciones? ¿Serán capaces de efectuar la pérdida? Los partidos políticos compiten por poder político, ese es su objetivo mayor: influir en el sistema desde su interior. ¿Estará el ala disidente dispuesta a renunciar a ese poder ganado o será más simple moderar la intensidad de sus ideales para conservarlo?

Desde esta humilde tribuna, me gustaría hacer un llamado a los disidentes-liberales de Renovación Nacional a honrar el hombre de su partido y sacrificar el poder por la renovación y las convicciones. Este es un llamado a los “tontitos” a quitarse las amarras Larraínistas y emprender un proyecto que los identifique realmente. El resultado de tamaña aventura es incierto, pero existe un dato que permite ilusionarse: la mayoría de los chilenos rechaza transversalmente a la clase política. ¿Por qué? Porque la percibe como obsoleta y poco representativa. Si una facción de un partido establecido renuncia a su poder político por convicción y boga por representar a ese amplio y mayoritario sector de la ciudadanía, ofreciendo renovación ideológica y generacional, tiene grandes posibilidades de triunfar. Si esa misma facción, por el contrario, permanece al interior de su coalición, intentando influir en su testarudo y vetusto presidente desde la disidencia, los resultados serán los mismos de siempre.

Mucho se habla hoy de un supuesto “despertar cívico”. Las personas dejaron de tragar sin masticar y comenzaron a cuestionar. La oportunidad de levar anclas y luchar por cautivar a ese ciudadano que recién despierta es hoy. ¿Serán los ideales disidentes lo suficientemente potentes como para renunciar a las regalías que ofrece el Binominal? Los “tontitos” tienen la palabra.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

19 de Noviembre

Estimado Álvaro:

Solo para entender el “momento” por el cual pasa RN, algunas consultas:

¿Cuántos militantes tiene Renovación Nacional? y ¿Cuántos de ellos son disidentes?
¿Cómo fue la distribución de votos en la elección de su directiva?
¿Cuántos diputados y senadores tienen? y ¿Cuántos de ellos se caracterízan por ser “liberales”?

Saludos,

19 de Noviembre

Pablo,

Todos esos números pueden obtenerse de internet (y los “liberales”, o “no tan conservadores”, son fácilmente identificables; es cosa mirar declaraciones en torno a temas valóricos de personas como Lily Pérez). Creo que, más que datos duros, lo importante es que existen dos facciones contrapuestas al interior del partido y que el liderazgo disidente está tomando una fuerza inusitada. Por algo Larraín está tan nervioso. Si el momento que atraviesa RN no fuese crítico, el presidente de partido no saldría a calificar de “tontitos” a los díscolos en público.
De más está decir que, como cualquier análisis político, este diagnóstico es subjetivo.

Saludos.

20 de Noviembre

Estimado Álvaro:

Bueno, podría conseguir los números en internet, sin embargo, creo que se puede tener un análisis no tan subjetivo cuando se consideran algunos números, ¿por qué?, porque finalmente todas estas supuestas “fricciones” se solucionan en base a la alineación de los poderes internos de los militantes que tienen mayor gravitación en el partido, entonces cuando tienen una causa común para fortalecer el poder del partido; transan, negocian y proyectan potenciales figuras para que la ciudadanía se sienta representada. Entre RN y el PS no existe demasiada diferencia en los que comandan finalmente.

Saludos,

20 de Noviembre

Toda la razón, Pablo. Es ahí, precisamente, donde apunta el análisis. Siempre las fricciones se han resuelto por medio de consensos. Los más poderosos al interior de los partidos moderan a los disidentes y, finalmente, el que piensa distinto, o se alinea, o se va. En este caso, la situación es especial, ya que Larraín se representa a sí mismo y a un número extremadamente reducido de la población. Entonces, el ala disidente tiene la oportunidad de hacer algo al respecto; porque representa un malestar generalizado del país con la clase política. En estos momentos, RN (y la clase política en general) carece de representatividad y se requiere de personas que prioricen sus valores y los del país antes que su militancia. Por eso pregunto ¿Serán capaces los disidentes de renunciar a sus cuotas de poder para buscar reencantar al país o continuarán subyugados al mandato de líderes que ya no representan a nadie?

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
La profundización democrática exige provocar un momento constituyente distinto a la lógica de competencia y marketing electoral establecido
+VER MÁS
#Sociedad

Desborde de la multitud y cause constituyente

La democracia moderna -como la antigua de Aspacia y Pericles- arrancó como un intento de ensanchar la sociedad civil y de incorporar a más personas en el espectro de los libres e iguales.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Rescatando la fraternidad

El triunfo del 25 de octubre ha sido un logro del pueblo movilizado, de la ciudadanía plena, fueron jóvenes estudiantes saltando torniquetes, trabajadores y sindicalistas paralizando las faenas, fueron lo ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Somos una nación despierta que se levanta

Con su muerte, a mediados de los 2000, no sólo desapareció el personaje, sino que también se fueron diluyendo los relatos que daban coherencia, cohesión, rigidez y estabilidad a los bloques políticos.
+VER MÁS
#Política

¿Cuál es el relato político después de Pinochet?

Nuevos

La profundización democrática exige provocar un momento constituyente distinto a la lógica de competencia y marketing electoral establecido
+VER MÁS
#Sociedad

Desborde de la multitud y cause constituyente

La democracia moderna -como la antigua de Aspacia y Pericles- arrancó como un intento de ensanchar la sociedad civil y de incorporar a más personas en el espectro de los libres e iguales.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Rescatando la fraternidad

El triunfo del 25 de octubre ha sido un logro del pueblo movilizado, de la ciudadanía plena, fueron jóvenes estudiantes saltando torniquetes, trabajadores y sindicalistas paralizando las faenas, fueron lo ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Somos una nación despierta que se levanta

Con su muerte, a mediados de los 2000, no sólo desapareció el personaje, sino que también se fueron diluyendo los relatos que daban coherencia, cohesión, rigidez y estabilidad a los bloques políticos.
+VER MÁS
#Política

¿Cuál es el relato político después de Pinochet?

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad

Hoy en día, tenemos al alcance otros artefactos, distintos canales y una generación de ciudadanos impetuosos y concientes de colaborar con su trabajo comunicacional e informativo
+VER MÁS
#Medios

´El otro disparo` y su justificación social