#Política

¿Trabajo, derecho para todos? Los reglamentos de la Ley 21.015

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La Ley 21.015 exige a las empresas (públicas y privadas) de más de 100 trabajadores/as incluir al menos el 1% de su dotación con personas con discapacidad en organismos del Estado (civiles y militares) y empresas privadas.

De acuerdo a estudios de la Organización Iberoamericana de Seguridad Social, seríamos ya por lo menos 15 los países en la región que cuentan con una legislación que obliga a la contratación de un porcentaje de personas con discapacidad, sin ser Chile parte de los que dan preferencia en procesos de licitación pública a empresas que les contraten ni de los que dan incentivos por contratarles.


¿Qué peso y legitimidad tiene tomar definiciones de una ley que no se ha podido implementar porque carece de reglamento?

Si bien la Presidenta Bachelet promulgó esta Ley que incentiva la inclusión de las personas con discapacidad al mundo laboral, se estableció que dentro de los 6 meses siguientes a su publicación en Diario Oficial serían dictados los reglamentos respectivos, para que así la ley entrara en vigencia y se hiciera obligatorio su cumplimiento.

El reglamento constituye la posibilidad de administración del Estado de aterrizar las leyes para que se ejecuten, sin eso, no existe la obligación de cumplirlas. El período de consulta respectivo se dio y en el caso de esta ley los reglamentos son potestad reglamentaria: es el Presidente de la República quien tiene la facultad, no la obligación, de dictarlos.

A la fecha, el reglamento continúa en toma de razón en la Contraloría General de la República, que por ley tenía 15 días hábiles para pronunciarse aunque en caso de haber observaciones, los plazos se pueden dilatar.

-Entendiendo que dilatados ya los plazos existen observaciones, ¿contamos como sociedad civil con mecanismos legales que nos permitan dar seguimiento a estas observaciones?

-¿Sirve de algo la Ley de Transparencia (Secretaría General de Gobierno)?

-¿Cómo y a través de qué mecanismo podemos exigir en virtud de ello y como sociedad civil, el cumplimiento de un plazo para que, luego de dictados y tomados en razón, los reglamentos sean aprobados y la ley pueda definitivamente entrar en vigencia?

Observaciones sobre el dictamen de la Dirección del Trabajo

La Dirección del Trabajo emitió un dictamen, en base al cual se habrían elaborado los reglamentos actualmente en Contraloría, y que permite responder a las consultas y dudas sobre lo que determinará el lineamiento respecto a la ley (una vez contemos con los reglamentos).

Esta Dirección se preocupará de la ejecución y fiscalización (por mandato constitucional) del cumplimiento de la legislación laboral en el sector privado. No obstante, la Ley tiene vigencia atrasada: está sujeta a la dictación del reglamento que, jurídicamente, es potestad del presidente.

La Ley N°20.422 tiene por objeto asegurar en Chile el derecho a la igualdad de oportunidades de las Personas con Discapacidad, con el fin de obtener su plena inclusión social, asegurando el disfrute de sus derechos y eliminando cualquier forma de discriminación fundada en la discapacidad.

Las definiciones del dictamen de la Dirección del Trabajo sobre la Ley 21.015 que citan la normativa Nº20.422 refieren al contenido del Reglamento Interno y la Inclusión Laboral de Personas con Discapacidad de artículos del Código Laboral (Ord. Nº2210/035 de 10.6.2009; y Ord. N°823/26 de 17.02.2017.)

En este dictamen se toman definiciones de una ley que a OCHO años de su promulgación, aún se encuentra SIN reglamento (Ley 20.422).

-¿Qué peso y legitimidad tiene tomar definiciones de una ley que no se ha podido implementar porque carece de reglamento?

-¿Qué prioridad política tienen las personas con discapacidad como sujetos de derecho, y no simplemente como sujetos de un sistema que declara incluirlos pero no transforma efectivamente dichas declaraciones de buena voluntad en mecanismos concretos y afirmativos de derecho?

TAGS: #InclusiónLaboral Ley 21.015

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Pareciera que estos grupos odian la inmigración, pero sólo la latina.
+VER MÁS
#Política

¿Inmigrantes? Sólo si son rubios y europeos

No sé si mi nieto tendrá la oportunidad de vivir en un Estado que se preocupe realmente de sus ciudadanos, por lo menos haré el esfuerzo para tratar de evitar que ustedes, vuestra empresa y vuestra indus ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Respuesta a encuesta de AFP Habitat

Chile debe enfatizar que somos un país muy responsable con el ambiente, y debemos negarnos a que los principales contaminadores nos traspasen el gravamen de reducirlas para enfrentar un problema que ellos ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Gases de efecto invernadero, o el desastre de los satisfechos

Macri centró sus dardos en la corrupción olvidando dos cosas. Una, que la corrupción no es un elemento diferenciador porque la ciudadanía asume que todos están corruptos
+VER MÁS
#Internacional

No llores por mí Argentina

Popular

En esta Dictadura digital moderna que China está construyendo, el destino de sus ciudadanos es regido por algoritmos computacionales desarrollados por la empresa Alibaba
+VER MÁS
#Sociedad

China en camino de hacer realidad 1984

Considerando que no hay un tratamiento farmacológico eficaz y dado que se trata de una enfermedad progresiva con distintas etapas y necesidades, surge la pregunta sobre los beneficios que la Ley debe incluir
+VER MÁS
#Salud

El ELA, tiene colores

Lo que se juega el 2020 es ni más ni menos que la posibilidad de reconstruir nuestra identidad colectiva precisamente desde lo colectivo, y validar la política como un instrumento para pensar la comuna a ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipales 2020 Conchalí, una elección histórica

Son estas señales -su forma de votar- las que los ciudadanos estamos observando atentamente de nuestras autoridades y legisladores
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a Alejandro Guillier, TPP-11