#Política

Todo lo sólido se desvanece en el aire

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Los cambios celéricos, dramáticos, a veces trágicos, y su disposición a volverse contra sí mismos, a cuestionar y negar todo lo que se ha dicho, a transformarse en una pluralidad de voces armónicas o disonantes y zigzagueantes, pueden contribuir a retratar “la condición de ser modernos”.

«Todo lo sólido se desvanece en el aire: la experiencia de la modernidad”,  texto que data del año 1982 escrito por Marshall Berman. Considerado uno de los libros más influyentes de fines del siglo pasado inspirado en la tesis de Karl Marx, construye desde la pluma de Berman una idea, un concepto clave sobre la modernidad. El hecho fundamental de la vida -llamada moderna- es lo profundamente contradictoria en su estructura: capaz de todo, menos de proporcionar seguridad, certeza y solidez. Vaya paradoja.

De este modo los cambios celéricos, dramáticos,  a veces trágicos, y su disposición a volverse contra sí mismos, a cuestionar y negar todo lo que se ha dicho, a transformarse en una pluralidad de voces armónicas o disonantes y zigzagueantes, pueden contribuir a retratar “la condición de ser modernos”. Esta hipótesis puede de manera pendular ayudarnos a “analizar” lo vivido en las últimas semanas y porque no, en las recientes horas. Veamos:

En abril la encuesta Adimark señalo lo siguiente: “ha sido, sin duda, uno de los meses más políticamente complejos de los últimos años. Si bien se mantuvieron las tendencias positivas en materia económica, algo más lento que en meses anteriores, los estudiantes volvieron a marchar por mejoras en la educación, Bolivia formalizó su demanda marítima en La Haya, se destituyó al Ministro de Educación Harald Beyer, se desató una fuerte polémica por las cifras del Censo e IPC, y por si todo esto fuera poco, casi al cerrar el mes, la renuncia de Laurence Golborne e irrupción de Pablo Longueira a la carrera de las primarias de la Alianza vino a redibujar completamente el paisaje político nacional”.

Por otra parte, el Centro de Estudios Públicos (CEP) indico que: “A raíz de los recientes acontecimientos por todos conocidos, el proceso para las primarias presidenciales del 30 de junio se ha reiniciado con cambios en los candidatos.  Dichos acontecimientos se han producido cuando el trabajo de campo para la primera encuesta de este año del CEP se encontraba ya avanzado”, los medios añadieron que, “considerando esta situación, y a la espera de que el escenario político se decante más claramente,  el CEP ha decidido no realizar esta encuesta, cuyos resultados se planeaba entregar antes de las primarias”.

Esta cotidianeidad, bien retratada a veces por estas prestigiosas  empresas de opinión pública y a la espera de una nueva fotografía, aún no capturan ni la película-ni el guión que comienza a bosquejarse. A este frágil panorama, añadimos los siguientes trazos:

Toma uno: “On Line”. Las decisiones tomadas entre cuatro paredes ya no pueden “excluir”  a la ciudadanía o al menos “omitirla”, sin costo o reclamo alguno. Parece ser que, la sociedad red y las comunicaciones on line han cambiado completamente la “cancha” donde juegan y jugaban las élites políticas. Que duda cabe.

Toma dos: «Destino». A diferencia de lo que la élite chilena piensa -o al menos algunos de ellos- hoy no tienen la capacidad para comprender su destino, y tras haberlo comprendido luchar contra él. A ratos, ni siquiera la voluntad de entender. Los ejemplos abundan, la porfía también.

Toma tres: «Transición«. A una distancia sideral con el siglo pasado y en especifico de los años noventa (en la llamada “transición“),  en la actualidad nuestros dirigentes carecen casi por completo de esa empatía, carisma dirán algunos, liderazgo otros, que convencían a las masas, a los inquietos electores, díscolos de ese entonces, de la razón de estado o la gobernabilidad en disputa ante cualquier síntoma de malestar.

Se suma a lo anterior, un cierto déficit de “proyecto común” que puede transmitir a los hombres y mujeres contemporáneos una “épica”, un sentido a su vida cotidiana y colectiva.

Toma cuatro: «Religión». Lentamente el político moderno como sujeto, como liderazgo que orienta, da respuesta y acción en el mundo -y por añadidura- que conducían a “creerles” (en una actitud casi religiosa)  comienza a desaparecer, o a lo menos, extinguirse lentamente en algunos segmentos societales. ¿Y también en sus propias tribus?.

Toma cinco: «Alternativas». Durante gran parte de los noventa se trató y muchas veces se logró explicar el significado de la política y la democracia. Sin embargo hoy, los problemas que aquejan a la práctica política y las razones de su declinación no pueden caer al credo “No hay alternativas”.

Toma seis: «Post moderno».  Es significativo desarrollar esfuerzos en donde -a lo menos- algunos asuntos de la esfera privada, se puedan trasladar a la esfera de interés público. Una suerte de actitud más bien post-moderna (sin hacer un cliché) podría contribuir a un nuevo guión político. En lenguaje metafórico,  una serie, estreno, o documental tipo HBO.

Así, Berman analizo la vorágine de la era moderna, como: “encontrarnos en un entorno que nos promete aventuras, poder, alegría, crecimiento, transformación de nosotros y del mundo y que, al mismo tiempo, amenaza con destruir todo lo que tenemos, todo lo que sabemos, todo lo que somos”. Este mes nos demostró que este texto y su autor, aún no caen en desuso  y menos en el olvido. Al menos, por ahora.

 

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Leo Lobos

10 de mayo

Excelente artículo, una visión informada e instruida de la «realidad nacional», aquella que los medios de comunicación tergiversan y desinforman constante y profusamente en sus NOticieros. El libro de Marshall Berman es una herramienta para desmontar «edificios de concreto».

Maria Francisca

10 de mayo

Me parece interesante esta visión y «pluma» para retratar nuestra situación política. Felicitaciones al 5tod poder por estos columnistas.

J: Godoy

10 de mayo

BUENA NOTA PARA ESTOS DIAS COMPLICADOS Y QUE NO ENTENDEMOS LO QUE PASA CON LOS POLITICOS. ESTAS IDEAS AYUDAN MUCHO. BUEN LENGUAJE

augusto cortés

10 de mayo

El más básico error hermenéutico es creer en un mundo estático: Todo fluye. Es río, no piscina. Lo que se desvanece en el aire no es «el mundo», es «una» imagen de mundo (la de quien emite el juicio) «El mundo no es lo que creemos que es, es LO que es» (en sí mismo). –
Lao Tsé

10 de mayo

No me parece una paradoja.

«capaz de todo», por ejemplo, lo podemos poner en dudas de múltiples formas. Si fuéramos capaces de todo, por mencionar un hecho, «podríamos comprar en la esquina mini reactores de colisiones nucleares para disponer de energía en nuestros hogares»; o bien esta sería una tecnología disponible en la mayoría de las centrales eléctricas del mundo, sin embargo, a pesar de que

el tema de la generación de la energía es tan importante, que son miles los científicos en el mundo que trabajan en reproducir el proceso nuclear del sol, así y todo, para el caso de este ejemplo, «no somos capaces», o bien la sociedad o el conocimiento humano y su tecnología «no es capaz».

Por lo tanto, ¿por qué se dice que «somos capaces de todo»?…

Además, respecto a: el si acaso somos capaces de proveernos o proporcionarnos «seguridad, certeza y solidez», pienso que es posible colocar frente a este argumento una teoría no humana ni moderna, pero que está sobre las capacidades y habilidades humanas, que consistencia propia y que además presenta una teoría o bien historia con más peso que la teoría «original» del autor referido,

motivo por el que hablar de que nosotros pudiéramos proveernos seguridad, certeza y solidez,

es como si dijeramos que al atardecer del día, cuando ya no necesita nadie más energía del sol, lo toma y lo coloca en su bolsillo para encenderlo a la mañana siguiente, sacándolo de su bolsillo y suspendiéndolo en el espacio «de la nada», o en un perfecto sistema gravitacional que a nadie ha dejado fuera de asombra el contemplar su magnitud con .. lo que sí se ha podido averiguar acerca de nuestro sistema solar, nuestra galaxia, y algunos cientos de miles de millones de galaxias más…

Creo que cabe considerar el alegato presentado para el segundo caso tratado de la «contradicción», porque, precisamente «la teoría» que he citado por comprensión, si puede hablar con propiedad de formas de proveer «seguridad, certeza y solidez», sin que de ello quepa duda alguna.

Seguridad, porque el destino de la humanidad y de la creación ya está fijado, por lo tanto, tenemos la seguridad que eso pasará.

Certeza, porque no cabe duda acerca de ello, porque, la misma entidad que predice el futuro de la humanidad, ya ha predicho en el pasado otros tiempos venideros, otros futuros ya pasados, con certeza de que lo pronosticado, sucedió.

Y solidez, de la certeza, o la seguridad, o lo por venir, porque quien sabe cómo funcionan las cosas que creó, sabe como hacerlas funcionar y así, funcionan como él ha querido que funcionen, por lo tanto, la forma en que funcionarán después, es algo que puede modificar a su gusto, porque él es quien hace que funcionen.

Por lo tanto, cuestiono que seamos capaces de todo, porque otra entidad es la que es capaz de todo, luego, si no somos capaces de todo, ¿cómo es posible que pudiéramos garantizarnos seguridad, certeza y solidez por nosotros mismos?…

A mí me parece que determinada literatura de muchos pensadores tienen toques de algo importante, pero, también tienen momentos de distracción, por así llamarles a sus problemas de integridad de contenidos, de consistencia y así de veracidad. Si no son veraces en su sentido, o en sus razones, ¿es bueno que circulen sin que nadie les pase un parte porque tienen la luz trasera y delantera en mal estado?…

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de se ...
+VER MÁS
#Política

Lo que no fue y, esperamos, ahora sí sea

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de seguridad, migración e incertidumbre económica, no son resueltos con la velocidad que se requieren

Nuevos

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

En días de crisis climática, con sus efectos en materia de incertidumbre de todo tipo, es un buen llamado volver al origen.  No a todo evento ni en toda circunstancia, pero sí como una de las variables ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

La revancha de la mermelada

Aquì, precisamente, el sol pasa por la Violeta cantando al sol.  Se hace una pregunta por el singular William Turner --adelantando ciertas conversaciones. Finalmente, sorprendentemente, parece que entramo ...
+VER MÁS
#Cultura

Sol, Violeta, William, acompañándome en una ferretería

El petitorio expresado por los dirigentes de la zona norte, apuntan básicamente hacia obtener mayores recursos para congelar el precio del petróleo por más tiempo
+VER MÁS
#Economía

Respeto al diálogo

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?