#Política

Son los partidos oiga, los partidos

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

A riesgo de parecer frío como un pescado: la primera tarea de los candidatos a la presidencia es ordenar su votación de nicho, la segunda es expandir aquella en los parámetros posibles. En el actual escenario, de cuestionamiento a la actividad política y el escaso interés por participar en elecciones, ambas tareas son determinantes para obtener un buen desempeño en el proceso presidencial que se avecina.
La falta de identificación de la mayoría del electorado con los partidos, ciertamente, es una tarea que debe ser abordada por ellos. Sin embargo es una labor de largo plazo que será imposible de acometer en el marco de una campaña electoral. La urgencia de hoy es la obtención de voluntades: Si el fútbol se gana con goles, las elecciones se ganan con votos. 


"Es lo paradójico de la política de nuestro tiempo. Ciudadanos virtuales: una masa crítica y vociferante; ciudadanos reales: callados y ausentes en las urnas. De ahí la distorsión de los estudios de opinión y las encuestas con la cruda realidad"


Puede sonar obvio, pero se hace necesario que los candidatos ordenen los apoyos políticos tras sí y esos se expresan, aunque les pese a algunos, principalmente a través de los partidos políticos. Nada más equivocado que un candidato desprecie a los partidos o que soslaye su rol en una campaña. Ahí están los devotos, los más convencidos, los más fervorosos y fáciles de entusiasmar. Además, los partidos, gracias al proceso de refichaje, están fortalecidos, con las máquinas aceitadas y en movimiento.
Se equivoca el candidato que cree que es más “rentable” desde el punto de vista electoral, atacar la vieja política y entender las críticas partidarias como estertores de una máquina desvencijada y roñosa. En estos tiempos de escasa participación el encanto que un candidato despliegue con sus cercanos puede ser determinante para su desempeño.
Por otro lado, el relato de cada candidatura más que un discurso que refleje un estado de ánimo, en este caso un estado de animadversión a los partidos y los políticos, debe ser prolijo en recoger los mensajes que son cercanos al “electorado duro” que permita la fácil identificación de las fervorosas huestes con las causas que le hacen sentido.
Todo lo anterior parece haber sido entendido desde el día uno por el candidato de la derecha. Lo que algunos ven como la ‘derechización’ de sus planteamientos, no es sino fortalecer la fuerza y convicción de los propios. La derecha aprendió rápidamente a apostar por la abstención y supo con facilidad que es mejor tener una minoría organizada y disciplinada que una mayoría en montonera. Esa es la enseñanza que nos dejaron las municipales, la derecha consiguió hacerse de Alcaldías en comunas con una mayoría progresista de escasa vehemencia electoral. Así las cosas en Providencia y Santiago, la derecha es Gobierno local desde la minoría, no desde la mayoría; ésta prefirió quedarse en casa ese domingo. ¿Por qué? Porque les faltó el entusiasmo para acudir a las urnas.
Es comprensible que se caiga en la tentación de culpar a los políticos y los partidos de todos los males del mundo y se apueste por las mayorías y su entusiasmo cívico para imponerse. Sin embargo, los porfiados hechos demuestran lo contrario. El entusiasmo no se recupera en unos cuantos meses.
Coincidente con lo anterior, los candidatos que no cuenten con partidos; o que cuentan con partidos escasamente institucionalizados; tienen una desventaja porque su capacidad para desplegarse territorialmente será más reducida.
En un mundo interactivo, con inmediatez comunicacional, todo esto parece antediluviano. Es lo paradójico de la política de nuestro tiempo. Ciudadanos virtuales: una masa crítica y vociferante; ciudadanos reales: callados y ausentes en las urnas. De ahí la distorsión de los estudios de opinión y las encuestas con la cruda realidad; son instrumentos aplicados al total de los potenciales electores, no a los que realmente dispondrán de tiempo para participar de las elecciones.
Los partidos y las organizaciones ciudadanas reales, capaces de movilizar a las urnas a personas de carne y hueso, son las que ganan las elecciones. Por eso la ausencia de las primarias en la Nueva Mayoría es una amenaza real. Ciertamente no es lo mismo, pero Alejandro Guillier tomó una muy acertada decisión al movilizar el activo militante en la búsqueda de firmas para inscribir su candidatura independiente. Este ejercicio de terreno, boca a boca, mano a mano, es lo mejor que hacen los partidos. Será aún más efectivo con un relato que releve la mayoría progresista de Chile, que aliente a los más fervorosos con entusiasmo e instale la sensación de triunfo.
Logrado este objetivo vendrá el momento de expandir el entusiasmo hacia aquellos más reticentes, a quienes dejaron de ir a votar, a los escépticos, a quienes pueden estar cansados de tanto intento de cambio que se golpea en el frontón del conservadurismo. Y ahí probablemente estén los que hacen la diferencia. Esa será la última etapa, la de estos días es alimentar la convicción de los más cercanos.

TAGS: #Elecciones2017 #Presidencia Ciudadanía primarias

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

31 de mayo

Cuidado, no se engañe porque un gran problema para inferir el resultado de la elección a travez de encuestas o de asegurar un nicho mas reticente con el puerta a puerta es justamente ese, el tema presencial. SI el voto fuese por wasap ganaria probablemente el Frente Amplio, una masa crítica compuesta por gente que sigue convicciones de 140 caracteres emitidos por personajes de humo que basan su liderasgo en frases faciles que son slogans de hace medio siglo. ideas que además ya fracasaron, pero que ni siquiera importa, ni si hay coherencia o que se entiendan siquiera. Esa gente sale a marchar sólo porque es entretenido y se adhiere a “causas progresistas” por wasap. Pero ¿Cuantos de ellos se levantan ese domingo para ir a un colegio en chuchunco a hacer una fila al sol para rayar un pepel que meten en una caja? No. eso no es para ellos. Ese segmento que ahora le dicen Frente Amplio siempre ha hecho bulla en la calle y ha distorcionado los estudios porque al final ellos no votan. Y estoy convencido que no porque “estan contra el sistema”, sino porque son una patota de patanes, una segunda o tercera generación post crecimiento con sangre sudor y lagrimas.

No confíe tanto en votos mas seguros por el puerta a puerta.

Saludos

Héctor Antonio Arellano Tiznado

24 de junio

Se acabo la mística que me llevo a inscribirme en un partido instrumental ,la forma de botar a la dictadura en esos amargos dias.Nuevamente la izquierda entregándole el gobierno a la derecha.Lo hicieron con Frei con algunos politicos actuales apoyando a Marquito lo pagamos,ahora lo hace de nuevo,creo,mas grave,olvidando su historia eligiendo a un periodista en desmedro de uno de los mas grandes estadistas como fue Lagos.
Para ostentar tan alto cargo creo que es importante la trayectoria y más aún si ya tuvo el cometido y cumplio !!
Del Sr Guillier solo puedo referirme a su actuar como periodista, muy cómodo en dictadura, en democracia poniendo cámaras escondida a un Juez,liquidandolo profesionalmente y como persona,todo me lleva a pensar en periodistas comprometidos como, Paulsen,Hermosilla,Campos,Carrasco-que dio su vida-y tantos otros que dieron esperanzas que las cosas podían cambiar en esos tiempos aciagos.La memoria de los Chilenos siempre ha sido frágil, pero imperdonable para los gente que dice llamarse de izquierda,del Frente Amplio no vale la pena referirse,no votan solo vociferan,otra vez pagaremos ? creo que si.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

Expresarse de esa manera es inaceptable y haberlo hecho en el pasado no prescribe fácilmente. Vivimos en una era en que todos tienen la oportunidad de sentirse superiores moralmente, especialmente cuando o ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Así que fuiste linchado por las Redes Sociales?