#Política

Solidarität: Mensaje fraternal de las chilenas y chilenos movilizados en Berlin

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Queremos, las chilenas y chilenos movilizados en Berlin, agradecer con la mano en el corazón a todos esos miles de jóvenes, a todos los trabajadores, a los pueblos indígenas de nuestro país, a las mujeres, a los grupos sexuales alternativos, a todas y a todos que desde allá, desde esa tierra lejana llamada Chile, a más de 12 mil kilómetros de distancia, están cambiando la historia, nos han hecho mirar el futuro con esperanza, nos han dado un ejemplo maravilloso de democracia, de soberanía y de humanidad.

Nos han despertado del mito. Sí, nos han despertado de esa absurda falacia que nos hizo creer por mucho tiempo que el modelo neoliberal en que se ha construido la educación chilena en los últimos 30 años, era la única forma de comprender el desarrollo de las personas y de la sociedad. Miramos desde la distancia la primavera chilena, que se ha levantado con fuerza y con una poderosa voluntad histórica, para detener el avance de aquellos que han mercantilizado con los sueños de movilidad social de cientos de miles de jóvenes y de familias chilenas.

 
 

¿Cómo no vamos a estar orgullosos las chilenas y chilenos que vivimos en Berlin, aquí tan lejos, juntos a nuestras amigas y amigos alemanes, junto a la solidaridad de cientos de ciudadanos del mundo, de la inteligencia, de la humanidad, de la claridad y del profundo espíritu democrático que han demostrado los estudiantes chilenos? ¿Cómo no sorprendernos de la tremenda altura con que los estudiantes movilizados han argumentado su plataforma política, frente a un gobierno intransigente que no desea por ningún motivo dejar de lucrar con los sueños de nuestros hijos?

 

 

Por eso queremos que esos mismos estudiantes chilenos sepan que nosotros, desde Berlin y desde todas las ciudades del mundo, estamos movilizados, apoyándolos y que no bajaremos los brazos hasta que la voluntad del pueblo chileno se haga carne, se concrete y venza -con la fuerza de las ideas- al egoísmo, a la dominación del capital, al tráfico de sueños que ha transformado el tesoro de un país, que es la educación, en un instrumento de perpetuación de la desigualdad y del sufrimiento colectivo. ¡Qué linda primavera democrática está renaciendo en la historia de Chile, gracias a ustedes los estudiantes! ¡”Que vivan los estudiantes”! –decía como una visionaria nuestra Violeta Parra.
 

 

Qué viva la esperanza de nuestros jóvenes de Buin que estuvieron en huelga de hambre, cuya convicción se acercó a los límites de sus propias vidas, para enrostrarle con crudeza al Gobierno y a la clase política, que la educación, los sueños y la vida de los chilenos no tienen nada que ver con las conductas de comprar y de vender. Chile nunca será el mismo después de estos grandiosos acontecimientos y del sacrificio que están realizando cientos de miles de jóvenes de nuestro país. Porque los estudiantes chilenos no serán derrotados ni por la histeria, ni por la amenaza, ni por la fuerza de las armas, ni por los insultos, ni por la represión policial, ni por las incesantes campañas de menoscabo que han sufrido los estudiantes en estos tres meses de movilización. Chile ya no es el mismo, para fortuna de su pueblo.
 

 

Queremos agradecer a los estudiantes mapuche que, a través de la Federación Mapuche de Estudiantes participante de la CONFECH, han coloreado de multiculturalidad las reivindicaciones estudiantiles y de inclusión democrática. Y no sólo con relación a los pueblos originarios de Chile, que han sido criminalizados y dominados por este sistema opresor y homogeneizante, sino que también respecto de todas las formas de vida culturales que demandan para el nuevo sistema educativo, la inclusión de todos los géneros, de todas las culturas ancestrales, de todas las formas de pensamiento respetuosas de la diversidad y del aprendizaje recíproco. Eso que llamamos Chile, en realidad son muchos Chile, conformado por una infinitud de culturas, grupos y pueblos que desean crecer y desarrollarse a plenitud y no transformarse en una sola masa homogénea de consumidores, sin más función que llenarle los bolsillos a unos pocos en Chile.

 

 

Las chilenas y chilenos en Berlin, junto a la solidaridad alemana e internacional, estamos sumando cada vez más fuerzas para apoyar el avance hacia un sistema educacional público y estatal, gratuito, laico y multicultural, inclusivo para todas y para todos, como una causa justa e inclaudicable. Sabemos que ésta, la lucha por un sistema educacional con profundos valores democráticos de igualdad y equidad, es la primera de las luchas por un Chile mejor. Por eso estamos reunidos aquí, libres y diversos, libres y en conciencia, más allá de cualquier bandera partidista, más allá de cualquier forma de pensamiento que pretenda imponerse, apoyando a los estudiantes chilenos, aunque estemos despojados de nuestros derechos políticos fundamentales aquí en el extranjero.

 

 

Pero eso no nos importa, queridas y queridos estudiantes chilenos. Nos sentimos orgullosos de la gesta histórica que han comenzado. Con húmedos ojos los acompañamos, con la profunda emoción de avanzar hacia una educación pública, gratuita, sin lucro, laica y multicultural. Desde Berlin estamos movilizados, sumamos fuerzas y persistimos, más allá de las fronteras. Por eso persistan, queridas y queridos estudiantes. Persistan. Porque la causa que los convoca y nos convoca, no sólo es un precedente para Chile, sino un invaluable regalo para la historia de la humanidad y para sus generaciones futuras.
 
¡Vivan los Estudiantes Chilenos!

¡Vivan los estudiantes, sus familias y todo el pueblo movilizado!

Un abrazo fraternal desde Berlin – Alemania

—————-

Foto: Héctor Barrientos.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

29 de agosto

Gracias Héctor por tu apoyo y el de muchos otros.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Ver a mujeres de diferentes orígenes, países y posiciones hablar abiertamente ha dado a muchas egipcias valor para compartir poco a poco sus experiencias de manera anónima o dando la cara.
+VER MÁS
#Género

#MeToo y #TimesUp ayudan a las mujeres egipcias a romper el silencio

La ley de pesca dejó muchos heridos y las causas judiciales por soborno, fraude al fisco y cohecho denominadas “Corpesca” y “Asipes” han dejado al descubierto lo intervenido y frágil que está el ...
+VER MÁS
#Economía

Jibia: Fin a la pesca de arrastre

La naturaleza del Petro fue muy controvertida, pues no cumple con varios elementos propios de las criptomonedas. No puede llamársele dinero virtual y tampoco se puede determinar con certeza si es un títul ...
+VER MÁS
#Economía

La CriptoVenezuela y el Petro

Poesucia, o la poesía sucia es un estilo que une la rebeldía sexual con la lucha de clases de una manera especialmente contemporánea: nada tiene que ver con el realismo socialista de otras épocas
+VER MÁS
#Cultura

¿Quién es Poesucia?

Popular

La prueba de papel y lápiz, y el dispositivo de control social que usa sus puntajes, se está comiendo la formación integral y genera un efecto de empobrecimiento curricular.
+VER MÁS
#Educación

Los resultados #SIMCE2018 que la Agencia de Calidad no te dice

Voltaire, ya nos había advertido: “Quienes creen que el dinero lo hace todo, terminan haciendo todo por dinero”.
+VER MÁS
#Ciudadanía

A mano armada: Helicópteros, caballos y nepotismo

Algo que es transversal para ambos gremialistas es que acusan que esto es producto de maniobras y aprovechamientos políticos, con ello tratando de minimizar el vacío financiero de sus comunas y normalizan ...
+VER MÁS
#Municipales

La Florida y Viña del Mar: Administrando el desfalco municipal

Se requiere de un entorno flexible (digital) y abierto que diversifique y amplifique las formas de participación efectiva de los usuarios en torno al texto escolar, garantizando libertad de uso de los recu ...
+VER MÁS
#Educación

Hacia el Texto Escolar Abierto: Nuevos antecedentes