#Política

Sobre la mediocridad de la política

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Confucio enunciaba que para gobernar, se debía actuar con justicia, buscando el equilibrio más que subsanar o la generación de contrapesos a los problemas, pero para lograr aquello, debe existir un autocontrol de uno mismo con su ser y con los demás. Esto no quiere decir que debamos conservar la cabeza fría todo el tiempo, pues somos humanos y tenemos nuestros arranques de rabia, sino que debemos aprender a aplicar la mesura, las experiencias y el interés general por sobre nuestras cabezas a la hora de realizar alguna acción.


La clase política necesitará tomar una decisión importante. O se resignan a cambiar su modelo de gobernanza y salen como cualquier ciudadano tras haber ejercido su servicio público, o se mantienen hasta que inevitablemente los pilares que la sostienen se vuelquen contra ellos y vean un destino peor del que jamás pudiesen haber proyectado.

Dudo que alguna persona que sea líder mundial alguna vez sea digno del cargo que se le ha otorgado. Jamás existirá la persona política perfecta, ni tampoco el sistema perfecto que logre conciliar todos los aspectos sobre los cuales impera de forma armónica, así como jamás va a existir aquella persona que logre tener todo el tiempo presente esas aptitudes personales ideales. Es una realidad que debemos aceptar, pues toda búsqueda colectiva que no asuma esto, resultará en vano o solo alcanzará magnitudes de victorias pírricas. Pero no por ello debemos quedarnos en la mediocridad.

En Chile hemos vivido tiempos complejos. La caldera que estalló hace ya medio año atrás demostró al mundo que hemos estado viviendo en una era de ineptitud política grave. No solo no hay intentos de acercarse a esos ideales, sino que no hay intenciones siquiera de buscarlos. Nunca he escondido mi completo desdén por el recambio político que se avecina. Y no pasa por un asunto de que no deba ocurrir. El surgimiento de nuevos rostros en la palestra es un movimiento natural, que tarde o temprano debe suceder para continuar con las transformaciones. 

El problema que ocurre, sin embargo, con el caso chileno actual, es que no existe ninguna demostración fehaciente de que quieran transformar algo siquiera, sino que nada más existe una búsqueda de escaños.

Cuando uno ve a los movimientos nuevos pasar máquina por debajo de la mesa para lograr que una lista no salga electa en un afán de vendetta política, como si fuera una vieja ala parlamentaria, cuando uno ve que los nuevos movimientos anteponen sus intereses morales antes de los estatales y rechaza proyectos de alto respaldo ciudadano y lógicamente adecuados, cuando uno da vista que las bancadas jóvenes solo se enfocan a dar peleas electorales y no una justa defensa de sus ideales en conformidad con la sociedad, es cuando uno ve que solo existe arrogancia, soberbia, de quienes buscan tener el mandato expreso de su ciudadanía. Son incapaces de obedecer a su pueblo, porque al frente suyo solo hay afanes y búsquedas personales superiores a ello. 

Lo peor de todo esto, es que hemos pasado a ser una sociedad que aplaude ciegamente al primero que se alza como una figura que realiza todos los sacrificios por su comunidad. No solo podemos verlo en el caso de alcaldes que tienen un historial cuestionable y para nada favorable, sino también en aquellos grupos que se basan en soberbia, creyendo tener la suficiente formación como para caer en esas trampas, como pasa con los estudiantados -incluyéndome en algunas ocasiones- cuando ven a un liderazgo comprometido con la representación juvenil. No es negativo, sino mediocre el solo hecho de levantar a esta clase de personas. Es una demostración clara de lo dañado que está el pacto social y político bajo el cual transitan gobierno y ciudadanía, pues da cuenta que la gente está tan hastiada de la política arrogante e inepta, que el hacer dicho trabajo de manera normal es chocante para la ciudadanía, y es merecedor de vitoreo, cuando en verdad es lo que deberían hacer día a día.

Ver el sacrificio por la sociedad que se gobierna y representa, como una virtud y no como un aspecto inherente al cargo que se ostenta, es un problema que el establishment político deberá revisar en la década que recién ha comenzado, si no quiere sufrir un estallido general de la sociedad en un futuro cercano, que derive en un caldo de cultivo perfecto para el populismo y el surgimiento de líderes carismáticos que realmente no saben nada o simplemente se basan en una imagen pública. La década pasada fue una década de revoluciones generales en lo global, y no salimos bien parados debido a que fuimos incapaces de aprender de dicho error. Sociedades enteras estaban tan bombardeadas de liderazgos ineficientes, que aceptaron al primer pelagato que se presentó con buenas ideas y lo hicieron líder, resultando en muchos casos en gobiernos mediocres, o que terminaron abusando del poder de peor manera que sus predecesores.  

La clase política necesitará tomar una decisión importante. O se resignan a cambiar su modelo de gobernanza y salen como cualquier ciudadano tras haber ejercido su servicio público, o se mantienen hasta que inevitablemente los pilares que la sostienen se vuelquen contra ellos y vean un destino peor del que jamás pudiesen haber proyectado.

Sea como se dé, no esperen nunca más la puerta ancha. Esa puerta ya está clausurada para quienes la buscan. 

TAGS: #Soberanía Popular Mediocridad Política

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
El acuerdo de Escazú propone una agenda temática en derechos humanos, derechos ambientales, justicia, igualdad y participación ciudadana en materias que hoy son ajenas a la ciudadanía.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Escazú: Un tratado inevitablemente necesario

Su estrategia consiste en la construcción de la indiferenciación propia y, a la vez, también, de la indiferenciación de sus adversarios.
+VER MÁS
#Política

Lavín: La estrategia de la indiferenciación

Cualquier modificación que hagamos en estas materias, producirá un impacto directo, en la capacidad de atraer inversiones a Chile, en la capacidad de generar empleo, en la posibilidad de percibir mejores ...
+VER MÁS
#Economía

El orden público económico

Se les llaman brujas, locas y tóxicas, porque no son las mujeres que a los hombres les acomoda que sean
+VER MÁS
#Género

Brujas, locas y tóxicas

Nuevos

El acuerdo de Escazú propone una agenda temática en derechos humanos, derechos ambientales, justicia, igualdad y participación ciudadana en materias que hoy son ajenas a la ciudadanía.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Escazú: Un tratado inevitablemente necesario

Su estrategia consiste en la construcción de la indiferenciación propia y, a la vez, también, de la indiferenciación de sus adversarios.
+VER MÁS
#Política

Lavín: La estrategia de la indiferenciación

Cualquier modificación que hagamos en estas materias, producirá un impacto directo, en la capacidad de atraer inversiones a Chile, en la capacidad de generar empleo, en la posibilidad de percibir mejores ...
+VER MÁS
#Economía

El orden público económico

Se les llaman brujas, locas y tóxicas, porque no son las mujeres que a los hombres les acomoda que sean
+VER MÁS
#Género

Brujas, locas y tóxicas

Popular

Es momento oportuno para reflexionar sobre ¿Cómo deberá ser el aprendizaje post-pandemia? En particular de cara a las generaciones de Centennials. Se confronta el pasado y futuro
+VER MÁS
#Educación

El futuro de la Educación

El proceso democrático para crear una nueva Constitución estará en serio riesgo, porque al morir los partidos que nacieron de personas que se movilizaron el 18 de octubre, el sistema le niega la particip ...
+VER MÁS
#Política

¿Genocidio político a partidos del Estallido Social?

Nadie sabe dónde estás ahora, nadie registró donde marcó tu última coordenada la ensangrentada rosa de tus vientos. Solo tenemos estas fotos
+VER MÁS
#Política

Antonio Aguirre, ´Gonzalo'

Paradójicamente, la JEC, no habría aumentado la cantidad de horas en que los alumnos cuentan con supervisión de un adulto, sino que habría tenido solo un efecto de reemplazo parcial de la supervisión ...
+VER MÁS
#Política

Las horas de Supervisión Adulta y el Delito Juvenil en Chile