#Política

Seriedad

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Mi hijo adolescente ama a los gatos con infinita locura. Los gatos, la esgrima y los juegos en línea.

Agreguemos que es muy buen alumno. No es que ninguna de las asignaturas impartidas en su colegio le produzcan pasión especial. Estudia cada día y obtiene buenos resultados como condición sine qua non para efectuar libremente sus actividades favoritas: mantener su hogar para gatos desvalidos en el patio de nuestra casa, practicar esgrima a diario y viajar a campeonatos una vez al mes y jugar Minecraft y otros en línea con compañeros de estudio y deportivo.


Si un joven y sus gatos tienen un comportamiento ejemplar, ¿es mucho pedir a nuestros Ministros, Honorables, Concejales, Ministros y asesores varios que hagan lo mismo? Si pecó, renuncie. Si no lo hizo, exija castidad y pureza a sus colegas. Citen al menos una vez al día a La Política de Aristóteles.

El hogar para gatos desvalidos que en su momento de máxima capacidad ha llegado a albergar 11 mininos en situación de calle, funciona bastante bien con el trabajo que realiza mi hijo y su hermana mayor; se lo han tomado, por años, de modo serio.

Una de las motivaciones de permitir la labor de mis hijos es que asuman con responsabilidad, amor y, por sobre todo con seriedad una labor no remunerada. Esto, pensaba, asegurará actitudes similares en su adultez.

En estos últimos tiempo, mi hijo ha estado algo dubitativo. Ve, lee y escucha que quizá todo podría ser distinto: pagos millonarios por asesorías verbales; el jefe político de La Moneda en sospechosa relación laboral con siniestro personaje; “raspados de olla” por 20 millones de pesos; Concejales y asesores emitiendo boletas de honorarios por servicios jamás realizados; opíparos y bien remunerados almuerzos de ex ministros; hijos malcriados que sin mayor mérito que ser hijo de su madre, accede a información privilegiada, especulando y lucrando con ella. Una clase completa incapaz de poner de manifiesto sus convicciones éticas.

Hace unos meses, la gata Tailet, dio a luz un hermoso gato de mirada distante y exigente. Lo llamamos “Seriedad”; el gato haciendo honor a su nombre se convirtió en modelo de lo que un gato de familia debe ser: limpio, obediente, cariñoso. Serio. Siempre correcto y acertado.

Si un joven y sus gatos tienen un comportamiento ejemplar, ¿es mucho pedir a nuestros Ministros, Honorables, Concejales, Ministros y asesores varios que hagan lo mismo? Si pecó, renuncie. Si no lo hizo, exija castidad y pureza a sus colegas. Citen al menos una vez al día a La Política de Aristóteles.

Es decir, haga como nuestro gato, sea un buen modelo: busque su arenita y no defeque fuera del tiesto.

TAGS: #CrisisPolítica

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
El teletrabajo surge como una práctica común para la mayoría de los hogares donde hay mujeres que trabajan y que tienen responsabilidades domésticas, que hacen difícil la posibilidad de conciliar los r ...
+VER MÁS
#Género

Para que el teletrabajo no sea una ilusión óptica

La normalidad migrante es una realidad muchas veces marginada, ligada a los estándares de la vulnerabilidad y no reconocida institucionalmente
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La ´nueva normalidad`que vive la población migrante en Chile

No podemos ser un país donde la gente come según la voluntad del otro. No podemos ser un país que depende de la solidaridad.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Pueblo de Chile

No estamos ante la típica reforma administrativa y ni siquiera constitucional, sino frente a la necesidad de una reconceptualización, “un reseteo”, de los conceptos y categorías que la política ha u ...
+VER MÁS
#Política

La política es incapaz de gestionar la creciente complejidad

Popular

El teletrabajo surge como una práctica común para la mayoría de los hogares donde hay mujeres que trabajan y que tienen responsabilidades domésticas, que hacen difícil la posibilidad de conciliar los r ...
+VER MÁS
#Género

Para que el teletrabajo no sea una ilusión óptica

La normalidad migrante es una realidad muchas veces marginada, ligada a los estándares de la vulnerabilidad y no reconocida institucionalmente
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La ´nueva normalidad`que vive la población migrante en Chile

No podemos ser un país donde la gente come según la voluntad del otro. No podemos ser un país que depende de la solidaridad.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El Pueblo de Chile

No estamos ante la típica reforma administrativa y ni siquiera constitucional, sino frente a la necesidad de una reconceptualización, “un reseteo”, de los conceptos y categorías que la política ha u ...
+VER MÁS
#Política

La política es incapaz de gestionar la creciente complejidad

Popular

La forma en que se retrata a Prat, nos plasma las siete virtudes del Bushido en un hombre real y contemporáneo.
+VER MÁS
#Cultura

Arturo Prat y el Código del Bushido: ¿Por qué los japoneses le rinden honores?

Pese a esta supuesta normalidad y actuación conforme a la ley, es del todo preciso señalar que no existe norma alguna que faculte a carabineros a decomisar ni mucho menos a la destrucción de los bienes e ...
+VER MÁS
#Justicia

Decomiso y destrucción de mercadería ambulante: Doble ilegalidad

Es necesario avanzar en nuevas dinámicas que favorezcan la colaboración y la corresponsabilidad de las labores domésticas, de crianza y educativas, propiciando mecanismos que vayan entendiendo estas labo ...
+VER MÁS
#Género

Mujer, educación y conciliación en tiempos de Covid-19

Debemos sacar de nuestras cabezas que nosotros, por el simple hecho de ser nosotros, tenemos menos probabilidades de contraer la enfermedad y si nos llegamos a contagiar no será tan grave.
+VER MÁS
#Salud

COVID-19: Cambiar comportamientos es hoy nuestra única y mejor arma