#Política

Seis acciones para volver a creer en la presidenta Bachelet y la clase política

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen


Es urgente y necesario dar señales concreta de probidad y justicia ciudadana. Dichas acciones constituyen una propuesta de recetas para recuperar la credibilidad perdida.

El país ha sido testigo de claras señales del poder Judicial hacia la clase política. Los eventuales delitos económicos, cohecho y tráfico de influencias, serán perseguidos en adelante de manera inflexible.

Entonces ¿qué esperan para dar un paso al costado, los parlamentarios y autoridades que ya han sido mencionados en procesos, con pruebas en su contra, aún cuando todavía no están siendo procesados?

Y más aún ¿cuál es la fortaleza política y la estatura moral de la Presidenta para confiar en las reformas que propone, si públicamente muestra que no tiene el poder suficiente para que su hijo devuelva el millonario monto obtenido, en un negocio que claramente presenta tráfico de influencias?

En mi opinión, es urgente y necesario dar señales concreta de probidad y justicia ciudadana. Dichas acciones constituyen una propuesta de recetas para recuperar la credibilidad perdida:

  1. Investigar el “Perdonazo Johnson”. Las grandes y rápidas ganancias del grupo Cencosud, merced de la decisión personal del entonces director del SII Julio Pereira de condonar 118 millones de dólares, hacen sospechar de un posible “Cencogate”. De ser así, Pereira habría cumplido en el SII similar rol al de Iván Álvarez en el caso Penta.
  1. Expulsar del ejército a militares declarados reos: nada más simple que aplicar la norma de faltar a 3 cuentas sin certificado médico o justificación ante un superior jerárquico. Los miembros de las FF.AA. o Carabineros expulsados todos estos años por accidentes de tránsito u otras faltas, podrían demandar al Estado por discriminación, mediante la Ley Zamudio.
  1. Investigar las privatizaciones de empresas estatales en los 80’s: muchos de los llamados “poderosos de siempre”, son poderosos por haberse hecho del control de 169 grandes empresas del Estado. Ahora tenemos a Penta y SQM como ejemplo de esa herencia espuria. El Ejecutivo y el Legislativo pueden y deben impulsar medidas concretas sobre este problema pendiente. Tal vez un impuesto adicional y permanente sobre los ingresos directos de empresas “regaladas” por el Estado chileno, podrían resarcirle al ciudadano “de a pie” el daño económico causado.
  1. Empoderar al SERNAC en un corto plazo: el Legislativo debe tramitar rápidamente un nuevo SERNAC, sin “cocinas” ni “matices” por parte de la Democracia Cristiana. Un SERNAC que no sea intermediario de judicializaciones estériles , sino que ponga multas inmediatas y frene en seco el abuso del retail con los consumidores.
  1. Suspender derecho a voto de parlamentarios implicados en delitos: no es necesario esperar a una condena de la Justicia, para que un parlamentario continúe ejerciendo su derecho a voto. ¿cuál es la participación que le cabría en una votación a Iván Moreira, Ena von Baer, y otros parlamentarios, en una eventual “ley anti-corrupción”, si ellos mismos se verían afectados?
  1. Sebastián Dávalos Bachelet debe devolver sus ganancias inmorales: en un gesto ético, y antes que la Fiscalía devele un (seguro) tráfico de influencias en la venta de terrenos de Machalí, ese dinero puede ser donado a la beneficencia, o mejor aún, a algún proyecto que enseñe ética pública y educación cívica en colegios y a la ciudadanía.

Estas recetas requieren pronta puesta en práctica. La ciudadanía del año 2006 se informaba por los medios masivos de prensa nacional. Hoy día la penetración de la TV pagada en la población chilena es de un 75%. No esperemos a que “la calle”, informada ahora por canales distintos a los tradicionalmente oficiales, reclame en su lenguaje y sus términos.

TAGS: Gobierno Michelle Bachelet

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

09 de Marzo

Falta colocar:
7. Que se acuse de desacato a Luksic por no hacer cumplir el fallo de la Corte Suprema que lo obliga a devolver el agua a Caimanes y se lo lleve a juicio. Junto con ello que Bachelet además obligue al intendente a que las fuerzas especiales dejen de tener sitiado al pueblo.
8. Nueva Constitución escrita EN DEMOCRACIA versus la que fue escrita en DICTADURA.
9. Investigar la muerte de Daniel Figueroa y ver hasta donde lleva.
10. Desmilitarizar la araucanía.

En resumen… que Bachelet deje de ser Bachelet, cosa que no ocurrirá.

12 de Marzo

Las únicas aplicables en un corto plazo y mas cercanas a su realización son la instauración de ente fiscalizador con poder coercitivo al SERNAC y la devolución monetaria del Sr. Dávalos.

Buenas iniciativas todas.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Se ha visto un gobierno que no logra controlar el orden público y una clase política casi paralizada ante el estallido de manifestantes cansados de lo que consideran abusos de poder y falta de representat ...
+VER MÁS
#Política

Encauzar la bronca y diluir la violencia

Esta multitud, no tiene anclajes en partidos políticos, o liderazgos sociales claros, es sólo manifestación de energía social motivada por rabia, decepción, pobreza, frustraciones
+VER MÁS
#Ciudadanía

La geografía de la multitud, tras la polis justa

Necesitamos un nuevo Chile, un Chile más pensante, más crítico, partiendo por quienes se eligen como representantes.
+VER MÁS
##UnPaísQueOpina

Estado de decepción

Estoy molesto con lo que sucede en mi país, más cuando sé que fue ideado por chilenos que no creen en la democracia, pero lo que más lamento, es la ciudadanía crea que van a conseguir algo por esta vía.
+VER MÁS
#Política

El pueblo unido siempre es vencido

Popular

Lo curioso es que se nos haga creer desde los medios y otros aparatos del poder que la furia de las calles es algo incomprensible, como si la ira desbocada fuera algo racional
+VER MÁS
#Sociedad

El dolor y la furia

Nuestro siglo se caracteriza porque la acción social de resistencia al mundo global, parece requerir ahora la elaboración de una alternativa de mundo
+VER MÁS
#Política

Buen Vivir. La difícil alternativa al mundo actual

Chile no era un oasis como sostenía hace pocas semanas el mismo Presidente. Era más bien una jungla en la que los más humildes, los invisibles sobre todo, deben sobrevivir día
+VER MÁS
#Sociedad

El oasis y la guerra imaginaria

Permitirse estas sugerencias, desde el equipo económico del gobierno, es la evidencia de que no serán sancionados ni reprendidos por nadie, pero más complejo que eso, no tienen ni meridiana cercanía, ni ...
+VER MÁS
#Ciudad

¿Indignante?, o ¿nos falta el humor del ministro Larraín?