Salario mínimo… ¿hablemos en serio? - El Quinto Poder
#Política

Salario mínimo… ¿hablemos en serio?

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Visto y oído de todo este año, el anterior, y el anterior a ese y a todos los que antecedieron, sobre el tema de “Salario Mínimo”, me permito realizar algunas reflexiones.

¿Alguien duda de que el tema es importante y trascendente? Nadie. Por lo mismo, me pregunto, ¿es justo que se manipule absolutamente todos los años de manera mañosa este tema para sacar un precario, si acaso existente, rédito político? La masa votante ha demostrado, tanto al Gobierno como a la oposición, que  no comparte sus hábitos deleznables de manejo escondido y egoísta. Me pregunto, por ejemplo ¿ ese reducto socialista que es la CUT, de oscuro y sabido corrupto manejo, es válida, si solo actúa una vez al año para pedir dinero? ¿El sindicalismo sólo existe para “pelear” con el empleador por un buen sueldo?

A las dos preguntas enunciadas recién respondo con firmeza: ¡NO! No quiero un mundo trabajador comandado por personas mediocres y corruptas. No quiero al trabajador chileno como marioneta de partidos políticos que vez tras vez están siendo rechazados por un país cansado de su porquería.

¿Cuándo hablaremos en serio acerca de lo que significa asignar un mejor sueldo a un trabajador? Usted, antes de opinar pidiendo un alto aumento, pregúntese ¿si fuera dueño de una PYME, sobre qué aspectos evaluaría un aumento de sueldos en su empresa? Porque me imagino que antes de opinar brazos al aire que $250.000 como salario mínimo es justo, usted ha investigado quiénes son los que dan el grueso del empleo en Chile.

Quiero pensar que usted maneja el promedio de producción horas/hombre en Chile. Sabe muy bien por qué en Chile se trabajan más horas semanales que en muchísimas partes del mundo. Quiero creer que usted entiende a quién le preocupa más este tema, si a un tal Paulmann o a los miles de  señores Pérez,  dueños del un taller mecánico, de una ferretería de pueblo, etcétera.

Cuando Arturo Martínez trabaje, Jaime Gajardo haga clases y aprendan a articular algo mejor que la balandronada que le enseñan los Andrade y Escalona al fragor de un navegado, seremos un mejor país. Seremos un país en el que el salario mínimo, será uno que se gane con dignidad y no una miseria mediocre digna de negociadores mediocres, de políticos mediocres y de artimañas mediocres.

Cuando estos politicuchos inviten a las MYPE a participar de la discusión, créame, creceremos de verdad, creceremos todos.

Ahora le pido que se tome un minuto para meditar en frío y le vuelvo a preguntar ¿Es tan fácil como decir “subamos a $250.000 el salario mínimo”, sin más consideración que la emoción manipulada por políticos enfermos de poder a costa del resto?

——

Foto: HikingArtist / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

11 de julio

A mí sí me preocupa el tema y me he informado. Quiero creer que antes de escribir esta columna te tomaste el tiempo de consultar datos. Quiero pensar que escuchaste algo más que a los directivos de la CUT y sus planteamientos. Quiero imaginar que has mirado lo que dice la OIT en torno al tema (http://elquintopoder.cl/trabajo/el-sueldo-minimo-y-los-tratados-internacionales/)
Y lo que dicen connotados economistas sobre esto.

Sólo en caso de que no hayas buscado tan exhaustivamente como quiero presuponer, te dejo un vínculo a la Fundación Sol, (www.fundacionsol.cl) un centro de estudios especialmente dedicado al tema. Marco Kremerman, de esta entidad, por cierto, estuvo en Tolerancia Cero el domingo pasado y dio argumentos duros e incontrarrestables de cómo y por qué se sostiene la idea de un salario mínimo un poco más digno. Te lo dejo, por si no lo viste.

http://www.chilevision.cl/home/content/view/427207/2147/

Es bueno, a veces, sobre todo para escribir una columna, salir de la especulación y entrar, verdaderamente, en los datos duros.

Saludos.

11 de julio

Hola Ximena, me causa extrañeza que hayas comentado tan rapido…probablemente no te diste cuenta de lo que decia el último párrafo…leer con la cabeza fria y comentar si gusta. se agradecen tus aportes y leere el dato que me entregas… lo que comento es para abrir la discusion, e insisto…sigo sin oir a Arturo Martinez en toodoss estos añoss… hablar de la productividad laboral, de como avanzamos hacia eso… todo se reduce a $$ ..eso para mi resulta mediocre. saludos!

11 de julio

Basándome en los estudios de la Fundación Sol, la OIT, PNUD y otros creo, como usted, que Martinez está equivocado. Que como usted bien dice, los $250.000 que propone no se basan en estudio alguno, y que probablemente es una cifra tirada al boleo
La cifra que propone la fundación sol es de $272.000, Si seguimos directrices de la OIT y la OCDE debería fijarse sobre los 300 mil.
No se puede fijar una política de apoyo a la pequeña y mediana empresa, asegurando por ley, salarios de pobreza a sus trabajadores. No puede decir el estado, vamos a ayudar a estos pequeños empresarios colocando de inmediato a trabajadores bajo la linea de pobreza. Existen mecanismos económicos que se utilizan en varios países, absolutamente capitalistas, para apoyar a las pequeñas y medianas empresas que no pasan por dejar a los trabajadores en calidad de indigentes. Y si, indigentes.
Sabía que el 48% de los trabajadores de Chile son indigentes? o sea, deben recurrir al estado para cubrir sus necesidades básicas y son trabajadores. Y sabe que el 60% de los pobres trabajan más de 45 horas semanales y, asimismo, cerca del 50% tienen empleos permanentes? eso según la propia encuesta CASEN. Y eso que se fija la linea de pobreza en los 73.000 pesos per cápita y no en 102.000 como debiera ser, en relación al crecimiento de Chile.
Los 250.000 que propuso la Cut, antes fue propuesto por el Subsecretario del trabajo, de este gobierno.
Así que si, concuerdo con usted, hay conversar en serio el Salario Mínimo. Cuanto vale, en este país, el trabajo.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

¿Qué tipo de liberalismo es aquel que para ampliar las libertades individuales se ve en la necesidad de aumentar el tamaño del Estado y, por ende, su influencia en la vida social, económica y cultural d ...
+VER MÁS
#Política

Libertad con cargo al Estado

Los productos que curan al paciente matan el mercado cuando se trata de mantener y aumentar las ventas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Negocio farmacéutico: La enfermedad es la salud del capital

Los Estados deben comenzar por visibilizar y comprender mejor la situación y problemáticas de los jóvenes rurales, para generar estrategias e instrumentos pertinentes que contribuyan a su adecuada inclus ...
+VER MÁS
#Cultura

¡Ya es hora de la juventud rural!

Nadie nos ha puesto en la mesa una forma de violencia sutil, que todas hemos usado en contra de las otras: el inmiscuirnos en sus vidas privadas para decirles cómo es que deben comportarse en lo privado pa ...
+VER MÁS
#Género

Puta (sobre la poca sororidad que hay detrás de hablar mal de otras)

Popular

Nadie nos ha puesto en la mesa una forma de violencia sutil, que todas hemos usado en contra de las otras: el inmiscuirnos en sus vidas privadas para decirles cómo es que deben comportarse en lo privado pa ...
+VER MÁS
#Género

Puta (sobre la poca sororidad que hay detrás de hablar mal de otras)

El Museo de la Memoria está creado con el objetivo de hacer reflexionar sobre aquello, sobre nuestro poder ciudadano actual, tan simple que se ve, y de como fue aquella época en que lo perdimos.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Un museo ciudadano

Recién el año 2022 la educación municipal de Calama será traspasada al Mineduc, en tanto debemos avanzar en la construcción de una Educación Pública Municipal para Calama.
+VER MÁS
#Educación

Construyamos una educación pública municipal de calidad para Calama

Los productos que curan al paciente matan el mercado cuando se trata de mantener y aumentar las ventas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Negocio farmacéutico: La enfermedad es la salud del capital