#Política

Respuesta a Antonio Leal: La alternativa no es la Concertación

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hoy en elquintopoder.cl, Antonio Leal ha realizado un estupendo análisis sobre las tareas que se deben acometer en Chile desde una mirada más progresista y, junto con ello, una buena descripción sobre las innumerables fallas de los gobiernos de la Concertación, aunque haya ocupado un discurso tibio e indulgente para con la vergonzosa desigualdad que atraviesa el país (a la cual ha calificado de “modesta”), no sólo en términos cuantitativos, también en esa dimensión cualitativa que muestra un Chile profundamente clasista y xenófobo.

Lo que sorprende al leer su columna, la que reitero hace propuestas que comparto, es que parece ser, que la claridad les ha aparecido ahora, luego de perder las elecciones y no antes, cuando se gobernó, se fue parlamentario y presidente de la Cámara Baja. Es ahora, cuando aparecen los discursos elocuentes y no ayer cuando se tuvo el poder (pero no el coraje) de profundizar la democracia, cambiar nuestro modelo económico y además dar garantías a un modelo de desarrollo sostenible para el presente y el futuro. ¿Todo esto se les ocurrió ahora? A mí francamente me parece un poco tarde.

No es sólo un asunto de ideas, de análisis estructurales; cabe la responsabilidad de quienes ostentaban el poder y sobre ellos recae la responsabilidad política tanto por aquello que se hizo como de lo que no se hizo.

Como sé que le respondo a un sociólogo, cito a Michel Foucault en su orden del discurso, pues no sólo importa lo que se dice, sino quién lo dice, dónde se dice y cuándo se dice. En éste caso el ex-diputado Leal quiere decirnos que hagamos borrón y cuenta nueva, y que además sea la Concertación la que nuevamente lidere un proceso de alternativa política. Yo respondo a eso, que NO.

Precisamente ha sido la Concertación, en su abandono de la ciudadanía en sus prácticas contaminadas -que son la causa del voto hacia la derecha- las que no hacen posible creer que los mismos que gobernaron 20 años hayan cambiado hoy el chip, vieran la luz de la verdad y ahora lo harán mejor. No es sólo una cuestión de políticas públicas, de grandes cambios estructurales. La ciudadanía castigó una manera de hacer política y dar una alternativa a aquello no es posible bajo la misma marca.

Construir la ALTERNATIVA pasa por un cambio en las personas que conducen los procesos políticos, por romper el cerco de esa gran familia de la Concertación, donde se repiten los apellidos y se jugaba con los cargos como la silla musical.

Bachelet gana la elección porque simplemente responde a esa demanda ciudadana y tiró por la borda a los designados a ser candidatos. Fueron las y los ciudadanos en su único reducto de demostración democrática quienes impusieron la diferencia.

La Concertación es responsable de un bipartidismo asfixiante y un centralismo demoledor que deja a las regiones de Chile incapacitadas de construir su propio desarrollo. Es una cuestión de mera confianza; la Concertación perdió, junto con las presidenciales, la confianza de la gente.

Señor Leal, comparto sus ideas sobre los cambios que debemos emprender en Chile, pero respetuosamente le digo que no deben ser ustedes los que lideren nuevamente esa tarea. Les agradecemos todo lo hecho, pero es tiempo de dar el paso al lado y contribuir desde otros espacios, pues la ALTERNATIVA nacerá de quienes están llamados a trabajar por la confianza de la ciudadanía y gobernar pensando en abordar con coraje los desafíos que nos trae la vida.
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
antonio leal labrin

18 de Mayo

Gonzalo, no había visto tu columna en respuesta a la mía.Aunque polémica, los temas lo ameritan, la agradezco. te envío mi correo para que estemos en contacto [email protected] me interesa académicamente tu experticia. saludos

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Algún día tendremos que expresar palabras propias. Alguna vez, en nuestra historia particular, deberemos decir una palabra que nos pertenezca a nosotros y esa será nuestra libertad
+VER MÁS
#Ciudadanía

Si en las alturas se ve una ave volar, en algunos corazones nacen alas

Esta simple y al mismo poderosa fotografía, dio una perspectiva nunca antes vista de nuestro planeta/hogar, mostró por primera vez su belleza dentro de la vastedad y soledad del espacio, revelando nuestra ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El viaje a la Luna y su importante legado al movimiento medioambiental

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación

No se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años
+VER MÁS
#Sociedad

El vicio del malgasto en los programas sociales

Popular

La cruel paradoja, es que esa burla nos pone del lado de los abusadores y explotadores; que sin saberlo le seguimos el juego al sistema, que en esa burla lo justificamos, o lo que es peor, lo normalizamos
+VER MÁS
#Sociedad

La vístima y los vistimarios

Todas las naves que viajaron a la Luna, desde el Apolo 8 en adelante y los 6 descensos que comienzan con el histórico Apolo 11, ¿fueron todos un engaños?.
+VER MÁS
#Sociedad

Artículo para negacionistas: 50 años del Apolo 11

Nadie quiere cerca a personas conflictivas y “raras”, sino positivas y mansas en su accionar social. Toma estos cortos consejos que capaz te ayudan a encasillarte a la fuerza en un mundo hueco e insen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Consejos para ser un poco normal en una sociedad anormal

A un ganapán le importa poco quien dirija y algunos hasta dirigen, transitan sin criticar, sin alzar la voz, simplemente cumple con asistir y rutinizar procesos, porque un ganapán ama la burocratizació ...
+VER MÁS
#Política

Un Ganapán o el ejercicio rutinario de la domesticación