#Política

¿Renunciamos, nosotros, a nuestra libertad o el gobierno decide renunciar?

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Lo que estamos presenciando hoy en día es la gota que colmó el vaso. Las personas ya no dieron abasto con el modelo político-económico de Chile. No creo que los gobiernos hayan hecho una gran diferencia en los constantes abusos cometidos entre unos (centroizquierda) y otros (centroderecha). No obstante, la centroderecha con Sebastián Piñera ha tropezado en algo que, en cualquier otra situación, no hicieron: involucrar a los militares en los asuntos internos de la política.

¿Por qué la gente no le ha dado miedo a salir a las calles una vez los militares anunciaron su participación en la restauración “del orden público”? Sencillamente, porque las nuevas generaciones no tienen el miedo endógeno que venía de la dictadura militar. Ahora también podemos ver que otras ciudades como Concepción y Valparaíso que se suman a las protestas y eso es parte de cómo la movilización se contagia entre regiones, incluso con las diferencias que nos separa por el centralismo vs regionalismo.


¿Renunciamos, nosotros, a nuestra libertad o el gobierno decide renunciar? La cuestión mora entre si las personas deciden entre renunciar de forma libre, o esperar a que el gobierno tenga una racionalidad en sus decisiones

Violentas o no, el gobierno de Sebastián Piñera ya no puede hacer una falsa promesa. Cuando ellos prometían en su campaña que si ganaba Alejandro Guillier llegaría, lo que ellos denominaban, la Chilezuela; hoy, parece que este término le ha llegado a quien lo designó. ¿Qué imagen le da eso al pueblo?

El uso de actitudes populistas por parte del gobierno está, sin duda, dando retroalimentaciones muy duras que no han podido parar. El momento clave, que perdieron, fue cuando Chadwick anuncia la Ley de Seguridad del Estado, en vez de haber anunciado una suspensión temporal/permanente de los precios del metro en un momento más oportuno que cuatro días tarde y con militares repartidos en diferentes zonas.

Al ver las situaciones que se propagan por Chile, uno se da cuenta que no es solo la masividad de las “masas furiosas”, si no que, son masas “sin miedo”. Esto las hace aún más peligrosas e imparables, no importa cuántas armas tenga el Estado. El camino que se ha pavimentado el gobierno lo está llevando a su propia destrucción; cuando ellos reprochaban a Michelle Bachelet por la crisis política de su segundo mandato, no se han dado cuenta que hoy ellos tienen una coyuntura crítica mucho más grande, tanto así que tuvieron que recurrir a medidas extraordinarias que cohíben con la sociedad y la libertad democrática.

Entonces, me pregunto, ¿renunciamos, nosotros, a nuestra libertad o el gobierno decide renunciar? La cuestión mora entre si las personas deciden entre renunciar de forma libre, o esperar a que el gobierno tenga una racionalidad en sus decisiones. Esperar certezas del gobierno podría terminar en un camino muy largo, mientras que asegurar la libertad individual es un camino algo más corto pidiendo elecciones anticipadas.

Sobre si el gobierno debe y/o puede renunciar, es otro debate; pero el significante de que han cometido un error es importante para la sociedad. Algo que, constantemente han hecho, es aludir a las culpas del gobierno anterior. Ello es una mala concepción de gobierno y Estado. El gobierno puede cambiar, el Estado no, y ello si bien es diferente, no significa que un gobierno tiene que pasar de un extremo a otro el rumbo político del Estado por desacuerdos técnicos e ideológicos con otro sector. El Estado es una entidad que, en teoría, debería ser duradera, al igual que las políticas que implanta tanto en lo interno como en lo externo, y si no es duradera, al menos debe ser constante.

La cuestión sobre si la persona debe y/o puede renunciar a su libertad frente al Estado, es un tema aún más complicado. La libertad de uno respecto al Estado está medida por la cultura, la ley, la sociedad, el lugar, el nivel económico, entre otros; pero algo que, el Estado no puede quitar ni pedir que alguien renuncie, es a su capacidad de rebelión. La rebelión es fundamental como arma de información contra el Estado para mostrar una incongruencia de sus políticas y mostrar que ya hay una política que se debe culminar, anular o retirar. Tal cual ocurrió con las movilizaciones contra la invasión en Vietnam en Estados Unidos.

Hay que ver cómo evoluciona toda esta situación, ver si las grandes movilizaciones se van a quedar contentas con la decisión de Sebastián Piñera o seguirán generando momentos de tensión y rebelión que impliquen seguir en esta “tira y a floja” entre el gobierno y la sociedad civil.

TAGS: #ChileActual Descontento Social Protestas

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

21 de Octubre

Estimado, vivimos en un país libre, no confundir con una sociedad con problemas, es evidente que tenemos todo tipo de carencias, tensiones y conflictos no resueltos, y eso Ud., yo y todo el mundo lo sabe. Los gobiernos son bastante limitados, izquierdas y derechas intentan hacer algo pero las carencias y penurias los sobrepasan. Lo que esta ocurriendo hoy es una agresión al estado de derecho y eso significa pérdida de libertad, comprenderá que es por la existencia de ese estado de derecho que Ud. y yo valemos algo, pero no se equivoque, la delincuencia, el lumpen , los anarquistas y los totalitarios que conforman hoy verdaderas jaurías de muerte y saqueo no le garantizarán a Ud. la libertad que teme perder.

22 de Octubre

Yo los veo muy dispuestos a ceder en todo un poquito en relación a los parches que se requieren para lograr medidas que vuelvan al pueblo a su casa. Saben que tienen que hacer una listita de ofertones y seguramente para mañana en la noche ya serán conocidos, y le sumarán la promesa de mejorar el modelo, aunque no creo que expresen cómo hará eso más ricos a los de siempre y a su tropa, tal vez porque aún no lo sepan, pero, de que habrá ofertones (graduales…), seguramente los habrá, porque “ya no estamos tan en guerra, porque ésta batalla la perdimos”…

Victor RODRIGUEZ

23 de Octubre

Creo que Piñera y su gabinete deben revisar su conducta politica y estar a la altura de las exigencias.Actualmente tocan porfiadamente el canto de sirena de la ineptitud politica expresada
en el “…vamos a hacer..” jamas concretada por la autodenoninada “clase politica” , que a fin de cuentas carece de tal adjetivo para entender a Chile y saber que son parte activa en el actual proceso social que vivimos. De Perogrullo diran algunos, pero nunca esta demas recordarlo para no traicionarnos y pretender que un ciego va a sacar a otros ciegos del hoyo negro que hoy parece tragar a Chile en una debacle violentista de las partes involucradas.
Como soy creyente del Hombre y su trascente Naturaleza ,espero que aquellos que obstaculizen
dicho desarrollo den un paso al costado.Chile y la Historia asi lo reclaman.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Ante insinuaciones de no realizar o cambiar las condiciones de nuestro próximo plebiscito, el mundo y nuestra historia demuestran que, a pesar del contexto, para el plebiscito de octubre, querer es poder.
+VER MÁS
#Internacional

Votar en pandemia: Difícil, no imposible

El problema, dicho en términos económicos, no es de demanda, sino de oferta. La derecha gana porque lo que hay enfrente de ella tiene poca consistencia
+VER MÁS
#Política

Piñera y el síndrome de Pato cojo

El buen vivir supone una profunda transformación respecto a lo que consideramos conocimientos, transformándose las ciencias con el reconocimiento de los saberes locales e indígenas
+VER MÁS
#Política

El buen vivir como eje de un proyecto alternativo en el siglo XXI

Piñera no palpa la política de la misma manera que los alcaldes, concejales, consejeros regionales, diputados y senadores de RN, ni tampoco sus pulsiones coinciden con las de la UDI
+VER MÁS
#Política

La salud incompatible de Piñera con el cargo de Presidente

Nuevos

Ante insinuaciones de no realizar o cambiar las condiciones de nuestro próximo plebiscito, el mundo y nuestra historia demuestran que, a pesar del contexto, para el plebiscito de octubre, querer es poder.
+VER MÁS
#Internacional

Votar en pandemia: Difícil, no imposible

El problema, dicho en términos económicos, no es de demanda, sino de oferta. La derecha gana porque lo que hay enfrente de ella tiene poca consistencia
+VER MÁS
#Política

Piñera y el síndrome de Pato cojo

El buen vivir supone una profunda transformación respecto a lo que consideramos conocimientos, transformándose las ciencias con el reconocimiento de los saberes locales e indígenas
+VER MÁS
#Política

El buen vivir como eje de un proyecto alternativo en el siglo XXI

Piñera no palpa la política de la misma manera que los alcaldes, concejales, consejeros regionales, diputados y senadores de RN, ni tampoco sus pulsiones coinciden con las de la UDI
+VER MÁS
#Política

La salud incompatible de Piñera con el cargo de Presidente

Popular

Las redes familiares son la principal red en que nos dejamos caer en ciertos momentos. Es nuestro circulo inmediato. Es difícil explicar lo que siento respecto de esto, su profundidad y anclaje.
+VER MÁS
#Salud

ELA y redes de apoyo: ¿para qué?

El motivo de que noticias falsas sean aceptadas son diversas, partiendo por ser todos nosotros un poco parciales al leer los datos y tendemos a aceptar aquellos que respaldan nuestras creencias (sesgo de co ...
+VER MÁS
#Medios

Checho Hirane y Dr. File: Comentarios que pueden matar

Los ritos nos otorgan seguridades y el confinamiento a que nos ha remitido el virus nos ha negado de ellas, pero también ha cambiado nuestro comportamiento remitiéndonos a una inactividad intranquila
+VER MÁS
#Cultura

La pérdida del rito

El sistema de AFP limita la propiedad de los fondos para proteger al afiliado de si mismo, pero también para proteger la estabilidad financiera del sistema y a las empresas que reciben esa liquidez
+VER MÁS
#Política

El verdadero significado del retiro del 10% de los fondos