#Política

¿Qué se teje en Chile?

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet ha sido lo que alguna vez pensé que sería. Un punto de inflexión. Un lugar donde se definirían dos caminos: continuar creyendo en el modelo neo-liberal que administraba lo que había, dejando a un lado las reformas estructurales; o dar un giro – que no fue todo lo que algunos hubiéramos querido – hacia transformaciones más profundas que construyeran un imaginario de que es posible otro Chile más igualitario, con educación gratuita, sin sistema binominal, con voto de chilenos en el extranjero, con acuerdo de unión civil, con más y mejores derechos para las personas. En todo esto, no podemos negar que la presidenta ha construido la base, el giro hacia otro país. Cuando vemos todo lo que acontece en Chile, pensamos que enfrentamos un nuevo momento de la historia, las fuerzas políticas en disputa, sobre quiénes serán los que liderarán los próximos 20 años. Hay una generación destronando a otra.


«No es posible construir un proyecto de país, como el que deseamos, sino tenemos articulación de las fuerzas políticas y ciudadanas, conscientes de los procesos que se viven, y de los grupos en disputa por el Chile que viene.»


Con detención observemos la caída de Lagos, el triunfo de Elizalde, la opción de la DC, la reinscripción del PPD. La articulación del Frente Amplio (con 12 movimientos o partidos), con candidata presidencial que amenaza firme con llegar a segunda vuelta. Ossandón, Kast, Piñera de regreso y hoy con las mayores opciones cuantitativas de volver a la Moneda. ¿Qué es todo esto?

Desde la discusión dentro de la vieja Concertación entre autoflagelantes y autocomplacientes, se ha fraguado el enfrentamiento que hasta hace muy pocos años habían ganado siempre estos últimos. El poder del Estado, la maquinaria política, y ahora sabemos también que hubo maquinaria financiera, ahogaba cualquier proceso que permitiera crear alternativa política en el mundo de la centro izquierda hacia la discusión de un nuevo modelo de sociedad que nos sacará del siglo XX y apuntará al siglo XXI.

Asistimos, por ahora, a un combate de fuerzas políticas por quienes serán los que lideren Chile los próximos 20 años. En el PS, PPD y PC, se encuentra la convicción de que se debe cambiar el modelo neoliberal, ofreciendo un nuevo proyecto de país. Así debemos leer los triunfos de Elizalde, el apoyo a Guillier desde el PC, y la estrategia a veces inentendible desde fuera – y otros desde dentro – del PPD. Porque había que derrotar a la vieja guardia desde dentro, una vieja guardia que agarró fuerza en la segunda mitad del gobierno de Bachelet encabezada por Aleuy, en mi opinión el principal gestor de los máximos errores del gobierno y oreja de Escalona. Estos son los que han perdido con Guillier como candidato, y en el camino la decisión más difícil, dañar el capital político del ex presidente Lagos. Un costo necesario si se quería avanzar. Porque haber dejado fuera a Ricardo Lagos, era dejar a toda esa vieja guardia probablemente dañada de muerte, dando paso a una nueva generación política en los diversos partidos, esa de los autoflagelantes que vivieron dentro de la vieja concertación y ahora en la nueva mayoría, muchas veces derrotados en sus ideas y sus proyectos.

La DC finalmente descolgada, vive su propia travesía. Entre el Tea Party de los Martínez, Aylwin, Príncipes y los hermanos Walker, y un mundo más progresista, que ha ido perdiendo terreno interno, arrastrado por circunstancias. Son el sector más duro de la DC, la que pone mayor resistencia en estos procesos. Ellos saben, que de doblegarse hacia la izquierda, perderán probablemente sus escaños electorales más importantes. Ya hubo oportunidad de sacarlos de Santiago Oriente. En noviembre veremos los resultados de la disputa.

No conozco demasiado a la derecha. Lo que sé, es que de ganar Piñera, podría significar no sólo un gobierno, sino una época más larga de gobiernos de derecha que aprovechen la disputa y batallas internas de la centro izquierda. Por ello, los caudillos, no compiten solamente por noviembre, sino por quienes serán los que conducirán un probable futuro para ellos.

La presidenta Bachelet demostró que es posible darle un giro a Chile, sus adversarios han probado lo que eso significa. La corrupción y el desplome del sistema político han sido el obstáculo para que estos procesos no lograrán seguir avanzando. La vieja guardia de la concertación se reagrupo dentro del Estado, deteniendo todo lo posible a quienes empujan cambios más profundos. Ante ello, crecen las fuerzas que buscan detener los cambios, mientras que el mundo progresista sabe que puede.

Por ahora el único elemento que es disruptivo es la falta de diagnóstico que tienen algunos sectores, particularmente el Frente Amplio, que aún no logra ver los procesos que están en juego. Estamos en un nuevo punto de inflexión, generacional. En política nadie muere para siempre, y podríamos ver que de descuidarnos, la vieja guardia y la derecha que administraron el país, podrían volver ante un río muy revuelto y con una ciudadanía molesta y decepcionada.

No es posible construir un proyecto de país, como el que deseamos, sino tenemos articulación de las fuerzas políticas y ciudadanas, conscientes de los procesos que se viven, y de los grupos en disputa por el Chile que viene.

 

TAGS: #FrenteAmplio #NuevaMayoría #PartidosPolíticos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Jose Luis Silva Larrain

25 de mayo

El articulo describe una vision de lo que se teje en las cúpulas de poder de las izquierdas, no en Chile. En Chile se teje otra cosa: La mayoria eligió un gobierno y un parlamento para hacer reformas que se perciben como un fracaso. Entonces ahora la disyuntiva es si fueron un fracaso porque no tuvieron la suficiente profundidad o porque simplemente no sirven para para cumplir con lo propuesto.

Las cúpulas estan enredadas en sus pugnas de poder y personalmente creo que la mayoria de los chilenos ha comprobado ademas que los de extrema izquierda sólo piensan en conseguir o retener cargos del poder para saquear el estado como simples rateros. A ellos les dá lo mismo sacrificar el bienestar, mucho o poco, de la población por seguir utopias que les permitan extender los brazos del estado y asi seguir robando lo que es de todos. Creo que por ahí está la disyuntiva de Chile.

Saludos

Gonzalo Cofré

26 de mayo

Coincido. Muy clara columna.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

Nuevos

Díaz Eterovic, nos presenta en la última entrega de Heredia, al detective idealista a su manera, irrespetuoso con el poder, pero descreído, ni las multitudes enfervorizadas por cambios sociales logran il ...
+VER MÁS
#Cultura

Imágenes de la muerte

Incluso con este historial no se ha visto a medios como La Segunda, El Mercurio, La Tercera, Canal 13 o Biobío calificar tal designación como un error de la derecha o como un traspié, al menos o rasgar ...
+VER MÁS
#Política

Errores en política: un problema de mayorías

Dado que el mundo en el que vivimos nos obliga a lidiar con pandemias, problemas económicos, guerras y cambio climático, la expectativa de vivir una vida feliz es abrumadora. No es realista pensar que sie ...
+VER MÁS
#Sociedad

Dejemos de despreciar el pesimismo: forma parte de ser humano

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Popular

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado