#Política

Qué Pasa quiso agraviar gratis

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Continuando con el título de esta columna de opinión, podemos afirmar que a los directivos de la revista Qué Pasa les salió el tiro por la culata porque la presidenta Bachelet no aceptó la operación política, a través de la abusadora transcripción de groseras conversaciones telefónicas de un individuo miembro de la UDI, las que fueron interceptadas por la unidad especializada de Carabineros y que, por estar en poder de la Fiscalía, según ellos, sería legítimo y necesario darlas a conocer en función de que en nuestra democracia la prensa debe comunicar todo.


Lo peor que podría suceder es que los testaferros del duopolio periodístico convenzan a Bachelet y al abogado Hermosilla a que se desistan de la querella porque ello significaría rendirse ante un influyente poder económico que utiliza a la prensa para administrar sus propios negocios.

El director de ese medio y los periodistas que han investigado el caso Caval conocían la turbia trayectoria del animado lenguaraz Juan Díaz, de tal forma que de antemano sabían el escándalo de marca mayor que se iba a generar en el país con sus inventivas hacia la presidenta. Ellos evaluaron las consecuencias de su decisión y apostaron a que, haciendo valer la supuesta libertad de expresión vigente en Chile, la ofensa no iba a tener costos para ellos, es decir, quisieron golpear gratis con esa noticia.

Quien escribe esta narración es una persona independiente que, desde hace muchos años, con información a prueba de desmentidos, ha estado criticando en distintos medios digitales las políticas públicas y arreglines comerciales, monitoreados desde las altas cúpulas del poder, para favorecer a los más poderosos actores privados de los mercados, cuyos dirigentes sectoriales con desfachatez absoluta reiterativamente comunican por todos los medios que son promotores de la autorregulación de sus propios mercados y que se ciñen a la pomposa Responsabilidad Social Empresarial, lo cual son simples cazabobos.

Por lo expresado queda en evidencia que no soy bacheletista, no apoyé ni a la Concertación ni al gobierno de Piñera y actualmente soy un declarado opositor al engendro denominado Nueva Mayoría, de tal forma que lo que diré más adelante tiene el mérito de representar el sentir de alguien que es promotor acérrimo de la libre expresión responsable, no aceptando por lo tanto el obsceno gustito que se dio esa revista, como también incondicional del sistema económico de libre mercado con un Estado de verdad. Es decir, con una administración pública que regule sin temor a fiscalizar y que implemente acciones de prevención y planificación, tal como proceden las instituciones de los países civilizados.

Conozco muy bien cómo se abordan las noticias económicas en los medios impresos del grupo periodístico Copesa y puedo aseverar con innumerables fundamentos que allí no se cultiva la libertad de expresión, ello por cuanto sus editores, siguiendo las instrucciones del dueño, tienen un marcado sesgo siempre pro empresarial, lo que en sí no es malo porque entre bueyes no se dan cornadas. Lo feo y anti plural es que para promocionar los proyectos de inversión de los grandes actores, de esos cuantos que mandan en Chile, no dan cobertura a las precisiones que se les formulan con respecto al tratamiento de esas noticias, lo mismo que sucede con su hermanito El Mercurio.

La libertad de prensa en Chile es una entelequia y los gobiernos continúan dándole altas sumas de dineros por publicidad a los 2 consorcios dominantes, lo que sin duda alguna se mantendrá. La Concertación dejó morir a La Época por falta de avisaje y como Piñera se enojó con La Nación, decidió eliminarla, de tal forma que tendremos asegurado un duopolio comunicacional por muchos años.

La inmensa mayoría de los periodistas y de aquellos particulares que publican columnas en los medios, han sido muy críticos con el gobierno “porque no supo manejar la situación” (sic), planteando que para solucionar el conflicto Bachelet solo debía desmentir por escrito el infundio. Otros tantos prohombres más desubicados andan pidiendo que la presidenta se desista de la querella. Allá ellos, pero como en nuestro país cada uno se debe hacer responsable de sus decisiones, serán los tribunales de justicia los que digan la última palabra y en una de esas los bocones no irán a la cárcel.

El libertinaje informativo es una lacra, más todavía cuando proviene de una revista que presume de seria, pues estamos ante vulneraciones flagrantes de estándares éticos y por ello somos partidarios de que el abogado Hermosilla no se deje embaucar con las “juiciosas” posturas del Colegio de Periodistas, de la Asociación Nacional de la Prensa y de la influyente Sociedad Interamericana de la Prensa (SIP), las cuales como instituciones interesadas sustentan criterios meramente corporativos. Hay un antiguo dicho que es bueno recordar : el que la hace la paga y Qué Pasa se sobrepasó con creces.

Terminamos diciendo que el caso Caval es demostrativo del despelote y abuso existente. La nuera de Bachelet es un genuino producto del neoliberalismo depredador y oportunista y es sumamente sospechoso que otras especulaciones inmobiliarias, a través de cambios de usos de suelo, no hayan tenido la misma cobertura noticiosa. Como conocemos varias situaciones bochornosas que han privilegiado a ciertos particulares, siendo la más inconveniente desde el punto de vista del interés público, la que hemos publicado en Ciperchile, medio digital de prestigio financiado por Saieh, pero no controlado por él, me pongo a entera disposición de esa revista para que próximamente publique un reportaje dando cuenta de hechos impresentables.

En un extensa editorial del diario La Tercera del domingo 5 de junio, su comité creativo con una señal de mando termina diciendo “Esta querella contamina inevitablemente el caso, y por sus implicancias para la libertad de expresión, cabría esperar una pronta rectificación” . Por nuestra parte, le contestamos a los propietarios de ese consorcio periodístico, que la rectificación tiene que venir de parte de ellos y si proceden en consecuencia estaremos en otro escenario más benigno para todos.

Finalmente, lo peor que podría suceder es que los amigos y testaferros del duopolio periodístico convenzan a Bachelet y al abogado Hermosilla en orden a que se desistan de la querella porque ello significaría rendirse ante un influyente poder económico que utiliza a la prensa para administrar sus propios negocios. Pero si, por el contrario, ahora Qué Pasa, desdiciéndose de su artero ataque, desea quedar bien con la presidenta, tendrá que excusarse públicamente.

TAGS: filtraciones Libertad de expresión Michelle Bachelet Revista Qué Pasa

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

10 de junio

Señor HERMAN Felicitaciones por ser Apolítico?””gracias por defender la LIBERTAD DE EXPRESIÓN,el personajillo Juan Díaz, cuenta con otro defensor , olvidaba la Ciudadana Bachelet Jeria es quien se Querella, abogado gratis Ministro,Asesora,Testigos?los tres se enteran por la Prensa , insólito la Presidenta olvido avisarles,disculpe la Ciudadana, domiciliada en la,Moneda ,Ud , desde ella puede llamar Prensa? saludos

Servallas

11 de junio

Estimado, comparto su visión politica, en mi caso veo que estamos encerrados en un cajón donde sólo vemos izquierdas y derechas, ambos poderes inhumanos que nos destruyen y nos convierten o en esclavos del capital o del estado, Ud. escoja. Sin embargo debo decir que aunque comparto la defensa a la persona que hace, por su honor e integridad valórica mientras no se pruebe lo contrario, sería bueno verlo publicar por ejemplo que piensa de otros medios que semanalmente denuestan, ridiculizan, vejan y festinan en sus portadas con ayuda del photoshop,  a otros compatriotas que no se pueden defender por la ridícula forma que entendemos la libertad de expresión.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Los Gobiernos por otro lado han ido confiriendo crecientemente, además de amplios recursos, de una serie de privilegios a Carabineros, que aumentan aun mas su lejanía con el publico.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Qué hacer con Carabineros de Chile?: El caso de la policía británica

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

Hasta ahora la dispersión ha primado en la centroizquierda y la falta de diálogo ha impedido reconstruir y articular un espacio político que no solo se limite a fiscalizar al gobierno de Piñera
+VER MÁS
#Política

No es tiempo de candidaturas presidenciales

 La sencilla idea es que se consideren como primera opción, alternativas tan serias como las otras que se han impuesto en siglos de colonización mental.  Es incorporar esta reflexión como una variable ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Saber y acción local sustentable: Ni pintoresco ni folclórico

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

El sujeto marginal que desconoce o que derechamente no cree en los Derechos Humanos, tampoco tiene ánimos de respetar ni garantizar los ajenos. La vida y la muerte son para él, cuestiones relativas, discu ...
+VER MÁS
#Sociedad

Crimen, castigo y viralización impulsan la catarsis colectiva del pueblo chileno