#Política

Psicopolítica, otra forma de dominación social

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

No es algo nuevo en la historia de la humanidad que existan distintas formas para dominar a la población o al menos mantenerla sometida. En el presente, con la monumental y avasalladora era de las tecnologías de la información, con redes sociales de todo tipo y el Big Data, la vida “privada” de las personas se ha trasladado al ciberespacio. Podemos encontrar casi todo lo que que buscamos sobre alguien o algo.

El intelectual Byung-Chul Han, que no es la típica persona que escribe grandes libros analizando la situación macro-política-económica y social del orbe, se ha dedicado a hacer planteamientos más bien centrados en cómo el sistema neoliberal ha sido una de las formas más eficaces de dominación, haciendo énfasis en lo micro, en la persona humana y cómo este neoliberalismo le afecta. 


Vale decir, es un sistema donde en vez de coartar al individuo para ejercer su libertad y establecer límites materiales, económicos y de consumo, lo que hace es promover estos factores, donde finalmente no hay un límite que se pueda alcanzar.

Chul Han nos dice que antes, nuestra sociedad se caracterizaba por estar sumida en un panóptico, haciendo una lectura Foucaultiana y de Bentham, donde la vigilancia estaba supeditada a las cámaras de seguridad no solo en las calles de las ciudades, sino también en los centros médicos, psiquiátricos, carcelarios, etc. Fundamentado en la represión y en la coacción de los individuos para hacerles obedecer y controlarles. Ahora, en cambio, existe lo que el autor denomina “psicopolítica” y es “aquel sistema de dominación que, en lugar de emplear el poder opresor, utiliza un poder seductor, inteligente, que consigue que los mismos hombres se sometan por sí mismos al entramado de dominación” (Byung-Chul Han, 2014)

Vale decir, es un sistema donde en vez de coartar al individuo para ejercer su libertad y establecer límites materiales, económicos y de consumo, lo que hace es promover estos factores, donde finalmente no hay un límite que se pueda alcanzar. Lo que Chul Han llama “positividad”, opera con estímulos positivos, busca engranar en vez de someter las aspiraciones de los individuos. Entonces, ¿qué ocurre? La sociedad es del rendimiento, donde la proactividad y la optimización (en el cual se basa el coaching) son constantes para producir y aumentar el rendimiento. Y esto, con el paso del tiempo, transforma al individuo en explotador y explotado a la vez, siendo él mismo su propio destructor.

De esta manera, “el régimen neoliberal adopta una forma sutil. No se apodera directamente del individuo. Por el contrario, se ocupa de que el individuo actúe de tal modo que reproduzca por sí mismo el entramado de dominación que es interpretado por él como libertad” (Byung-Chul Han, 2014, p. 46).

Así entonces, el individuo tiene una concepción de la libertad que en realidad está subyugada y anclada en una forma de exceso de positividad y rendimiento que hacen creer en la libertad, cuando el propio individuo se somete a sí mismo inconscientemente y cree que, por medio de incentivos sin límites, está realizando lo que de verdad desea. Cuando en realidad está en un círculo vicioso que se reproduce donde lo más distante es precisamente dicha libertad.

TAGS: #Psicopolítica

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

30 de julio

A ver si le entiendo, ¿estamos dominados porque nos queremos dejar dominar? Es una afirmación indemostrable, como las de los astrólogos. En cuanto a que los datos de nosotros son de dominio público, lo son, en efecto, pero es así porque la gente quiere hacerlo, quiere exhibirse. Del mismo modo que antes se acudía a una reunión social ataviado y contornéandose como pavo, ahora se publica la imagen del pijama y del último almuerzo. Pero la gente es libre de hacerlo, y esa es la gracia del presente: Somos más libres que nunca. ¿Que tenemos mal gusto? Claro, pero eso es otra historia. El verdadero dilema, y que parece aquí se intenta pero no logra abordar en uno y otro y otro artículo, es el de grado en que los medios de comunicación influyen en las opiniones, versus el grado en que somos informados; y la medida del poder que ello puede dar a quien posee medios de comunicación. La repuesta de los estatistas es exigir para sí todo ese poder. Respuesta altamente necia, porque no resuelve nada, simplemente se sirve maquiavélicamente de la cuestión. La repuesta que nos da la ciencia es de que no existen las relaciones unidireccionales. Ni si quiera con los periódicos tradicionales, porque cuando se los compra o no, en ese solo acto hay una influencia sobre los editores.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La configuración del Estado de derecho que debiese primar en un país democrático como el nuestro, exige el respeto y cumplimiento de las normativas que regulan su quehacer
+VER MÁS
#Sociedad

Carta de la Universidad de Chile y el Estado de Derecho

Se desobedece por ausencia de temor, las atribuciones del carabinero, el padre, el marido, el sacerdote o el Estado en cuando al poder de castigar, incluso con violencia, hacían gran parte de la obediencia ...
+VER MÁS
#Política

Crisis de autoridad en Chile

La libertad educativa es uno de los principios más fundamentales para generar una educación pública pluralista, diversa y justa.
+VER MÁS
#Educación

En defensa de la libertad educativa

En el debate sobre la ley 21.015 que incentiva la inclusión laboral de personas con discapacidad, ¿qué protagonismo tienen para las empresas los derechos de los nuevos trabajadores?
+VER MÁS
#Trabajo

Comunicación para la inclusión

Popular

Si debatimos para ganar, terminaremos creyendo que existe una única respuesta correcta y sería la nuestra y cualquier otra está equivocada.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Discutimos para ganar o para aprender?

La recuperación de la ciudad no pasa solo por invertir dineros públicos, para revertir los efectos de la desigualdad territorial es necesario volver a conocernos, para valorarnos desde el encuentro, no de ...
+VER MÁS
#Ciudad

Santiago desigual

Casi la mitad de la población chilena en exterior, formada por los hijos de los chilenos nacidos fuera de la patria, no pudieron participar en el proceso eleccionario por no cumplir con la exigencia establ ...
+VER MÁS
#Política

Limitación grave al derecho a voto de los chilenos nacidos en el extranjero

Expresarse de esa manera es inaceptable y haberlo hecho en el pasado no prescribe fácilmente. Vivimos en una era en que todos tienen la oportunidad de sentirse superiores moralmente, especialmente cuando o ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Así que fuiste linchado por las Redes Sociales?