#Política

#ProcesoConstituyente: Acoplar Contenidos y Mecanismo

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

El “proceso constituyente” anunciado por la Presidenta Michelle Bachelet, para elaborar una Nueva Constitución,  ha encontrado ciertos reparos de forma y de fondo. La derecha optó por impugnar globalmente la iniciativa. Sin embargo, los cuestionamientos a la modalidad deliberativa y a los tiempos del proceso hechos por partidarios de un cambio constitucional, deberían ser escuchados por el Ejecutivo.


Separar los temas que tienen que ver con el cómo del debate sobre el qué, es darle a la derecha motivos para seguir esgrimiendo argumentos que solo pretenden confundir a la opinión pública, verbigracia: incertidumbre e improvisación.

En una sociedad democrática las constituciones no pueden ser pétreas ni inmodificables. Como todo marco regulatorio debe estar abierto a rectificaciones o modificaciones para cambiar normas que un sector mayoritario de la población perciba como sesgadas y, por tanto, generan asimetrías o desequilibrios sociales y políticos. Por consiguiente, en la perspectiva de una buena gobernanza, es necesario buscar un consenso para establecer un nuevo marco regulatorio, más tangible, para la vida en común.

Las encuestas muestran que la ciudadanía, mayoritariamente, respalda un cambio constitucional. Según la Encuesta de Desarrollo Humano realizada en 2013, el 76,2% de los entrevistados considera que es muy importante o bastante importante hacer cambios a la Constitución (PNUD, 2015). Un sondeo de Cadem,  mostró que un 71% está de acuerdo que Chile necesita una nueva Carta Fundamental. En tanto, una encuesta reciente de Chile 21 sitúa el cambio a la Constitución con 78% de apoyo.

Es por ello que este debate no puede seguir postergándose. Hoy adquiere una relevancia mayor la forma de organizar el Estado y sus distintos poderes para posibilitar una mejor convivencia social y política, más integradora, con un marco normativo que incida en la búsqueda de valores compartidos para potenciarnos como país y para dirimir sin conflictos traumáticos las ineludibles diferencias y discrepancias que conlleva el desarrollo social, económico y político en una sociedad moderna.

Sin embargo, la propuesta presidencial, al no acoplar simultáneamente, los contenidos con el procedimiento, genera reparos. Un debate racional requiere una focalización del tema en su integralidad, combinando, por ende, el cómo del mecanismo y las ideas matrices que se postulan. Gatillaría, además, una mayor participación ciudadana al constatarse que existen los espacios “incidentales” para hacer valer sus puntos de vista, ampliando los marcos del debate más allá del mecanismo. Asimismo, esclarecería el escenario y desvirtuaría con ello los cuestionamientos hechos por la derecha que solo pretende oscurecer y bloquear el debate sobre las bases esenciales de una nueva Carta Fundamental.

Los temas sustantivos que deberían conformar la nueva Carta Magna no se pueden esquivar en este “proceso constituyente”, puesto que circunscribir la discusión constitucional al mecanismo restringe el debate exclusivamente al cómo y relega a un segundo plano los temas relacionados con los principios y las bases de la nueva institucionalidad; elementos esenciales que deben ser conocidos, comprendidos y analizados en forma informada y crítica por la ciudadanía.

Existen propuestas concretas sobre el contenido de la nueva Constitución, en temas muy relevantes -como se expresa en el propio programa de Bachelet de 2013– a ello debiésemos sumar las innumerables propuestas y debates que en ambas cámaras del Congreso se han dado en los últimos años en materia constitucional, lo lógico, entonces, es introducirlas al debate en esta fase de “diálogos ciudadanos” –instancias que proveerían los  insumos para que la Presidenta proponga un proyecto de Nueva Constitución al Congreso a inicios del segundo semestre de 2017.

De esta manera el Congreso 2018-2022 tendría la misión de definir, en un plazo no superior a un año, el texto definitivo de la nueva Carta Magna, permitiendo acotar el proceso a un tiempo menor, que no excedería los 3 años, un espacio de tiempo sensato y coherente para zanjar un tema tan relevante.

Separar los temas que tienen que ver con el cómo del debate sobre el qué, es darle a la derecha motivos para seguir esgrimiendo argumentos que solo pretenden confundir a la opinión pública, verbigracia: incertidumbre e improvisación. Respecto a la tan bullada incertidumbre empresarial sobre la propiedad privada, el programa de la Presidenta Bachelet 2013, explícitamente, garantiza y reconoce el derecho a la propiedad privada, declarando que ella cumple una función social.

TAGS: #AsambleaConstituyente #NuevaConstitución #ProcesoConstituyente

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Su legado político marcó hitos históricos y abrió un exitoso período de presidentes Radicales. Destaca su compromiso por impulsar la educación en Chile, la acción reivindicativa y geopolítica en to ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pedro Aguirre Cerda: Chile educación - industrialización

Esta nueva religión económica tiene a sus sacerdotes y cardenales, y también posee entre sus filas a sus científicos, todos ellos dispuestos a defender este nuevo orden teórico y conceptual, a pesar de ...
+VER MÁS
#Economía

Fundamentalismo de mercado: desmontar el mito económico neo-liberal

Si alguien cree que la violencia favorece a la izquierda, se equivoca. Uno de los candidatos, MEO, en la previa sostuvo algo que comparto íntegramente: ”cada piedra lanzada es un voto por JAK”
+VER MÁS
#Política

El dilema de la izquierda

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Popular

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Nuestra preocupación está puesta en ese porcentaje invisible de NNA que quedan en el camino, eternamente institucionalizados y que llegan a los 18 años obligados a egresar a una vida independiente, sin c ...
+VER MÁS
#Sociedad

Es hora de crear leyes de infancia pensando en sus protagonistas

Chile necesita combustibles y derivados del petróleo, necesita productos químicos, energía eléctrica, y procesar su cobre, Chile necesita extraer producto, manufacturar, procesar importaciones, generar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Valparaíso y la batalla del fin del mundo