#Política

Problemas y desafíos constitucionales

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Como bien sabemos o deberíamos saber, la Constitución es el texto que rige nuestro modo de vivir, pues establece el límite de poderes y positiviza los derechos fundamentales del ser humano dentro de una sociedad. Es la encargada de asignarle un rol fundamental a cada estamento de modo que –en teoría- ninguno afecte de forma directa en la democracia representativa de una nación. La Constitución es el texto que está ubicado en una cima por sobre las leyes y reglamentos, por lo cual todo proyecto legislativo o reglamentario está limitado y sometido bajo las bases constitucionales.

Chile luego de 29 años de la vuelta a la democracia, sigue siendo regido por una Constitución construida en una época de dominación del terrorismo de Estado, por ende la comisión encargada de elaborar el texto (CENC) fue integrada por personas que estaban a favor del régimen dictatorial y no sólo eso, sino que fueron proclives en la maquinación y mantención de este régimen. A eso hay que agregarle el plebiscito fraudulento que aprobó el texto en 1980, donde más de 3 mil agentes de la CNI votaron varias veces (Diario La Nación 11 de junio de 2012).


¿Cómo fue que nuestra "Carta Magna" la que tenía que ser el texto representante de todos la hayan redactado unos pocos? Es vergonzoso y lamentable el hecho de que Chile sea hoy el único país en el mundo que mantiene una Constitución heredada de una dictadura.

La actual Constitución ¿Sólo problema de origen?

No, la Constitución chilena actual no es sólo un problema de origen -como suelen exponer algunos defensores-, el problema de eficacia de nuestra ‘Carta Magna’ es evidente en la realidad que vive cada persona de este país. Una Constitución debe ser democráticamente originaria, todo lo contrario a establecerla a punta de metralletas. Ante tal origen perverso, violento y antidemocrático ¿Qué opción tenemos?

Algunos son partidarios de optar por las reformas constitucionales, sin embargo hay que recordar que desde los 90’s nuestra Constitución ha tenido 16 intervenciones estéticas, las cuales ni siquiera le han cambiado el rostro. Lo anterior no es ninguna novedad, después de todo, las bases por las cuales debe regirse una nueva reforma están establecidas en el mismo texto, coartando la libertad de cambio y el avance democrático; en síntesis reformar es dar vueltas en un mismo eje. De acuerdo a lo último, bien nos quedó claro en el gobierno de Ricardo Lagos que las reformas no la hacen más democrática ni equitativa, es más nos quedó claro que hasta puede ser aún más desproporcional a lo que debe significar la democracia en la supralegalidad de la norma. Es por ello que una nueva Constitución es la opción más apropiada para consolidar una carta fundamental basada en la participación plural, democrática y por sobre todo cumplir con una eficaz fiscalización de cada estamento gubernamental.

¿Qué problemas tiene la actual Constitución?

Hablemos en concreto y de forma estricta sobre algunas falencias de la actual Constitución. Para comenzar el ciudadano no tiene influencia pues no tiene un parlamento representativo, no tiene influencia en la economía por la autonomía que se le entrega de forma absoluta al Banco Central, y las empresas transnacionales tienen el control sobre el 70% de todo lo que se produce en Chile. Por lo tanto, hemos perdido libertad y autodeterminación. Actualmente el Estado tiene sólo un carácter subsidiario y necesita de quórum calificado para desarrollar actividades empresariales o simplemente para participar en ellas, pero para privatizar el cobre no se requiere ley de quórum calificado alguna.

En cuanto a legislación, la actual Constitución cuenta con un sistema presidencialista irritante que influye un 80% en la formación y el contenido de las leyes. Las iniciativas contenidas en los mensajes presidenciales a la cámara de origen no tienen las barreras que contiene una moción parlamentaria. El presidente de turno tiene facultades legislativas exacerbadas que atentan contra la representatividad que debe tener un congreso, siendo el Presidente de la República el mayor órgano legislador.

La soberanía no debe radicar en la nación (un ente abstracto), la soberanía debe radicar como norma primordial en el pueblo, en los ciudadanos. A comienzos de marzo de 1990 se le dijo a la gente que tendrían libertad de elegir y de decidir, cuestión que hasta el día de hoy no ha ocurrido con efectividad. La actual Constitución quería y quiere inhibir a la ciudadanía de la participación política, prueba de ello es el Art. 23 el cual versa sobre los “grupos intermedios” dejando expuestos a sanciones a dirigente gremiales que intervengan en actividades político-partidistas y viceversa, cuestión que en la práctica sólo ha fomentado infinitas limitaciones antidemocráticas a las agrupaciones sociales. La consecuencia de las directrices constitucionales -que hoy en día no pueden destrabarse dentro del texto-, es que las personas ya no quieren participar del diseño institucional y ello constituye una grave crisis.

Derechos y cuestiones fundamentales como el derecho al trabajo o a la vivienda ni siquiera están nombrados, en los pueblos originarios ni se pensó los excluyeron desde siempre, pero sí le da énfasis agravado al derecho a la propiedad privada (Art. 19 N°24 inc. 1°al 5° CPE).

La gran Constitución, el soporte de una nación, el gran texto que en la teoría debería respaldar los derechos de los ciudadanos sellando el pacto social expuesto alguna vez por grandes teóricos como Rousseau, fue en nuestro país brutalmente distorsionado, modificado para estar en contra del ciudadano. ¿Cómo fue que nuestra “Carta Magna” la que tenía que ser el texto representante de todos la hayan redactado unos pocos? Es vergonzoso y lamentable el hecho de que Chile sea hoy el único país en el mundo que mantiene una Constitución heredada de una dictadura.

Ahora bien, muchos hablan de querer y hasta necesitar una Nueva Constitución pero, ¿Qué es lo que queremos y necesitamos en una nueva Constitución?

En términos generales una Nueva Constitución debe asegurar una democracia representativa, participativa, deliberativa, eficaz y relevante para la toma de decisiones, es decir, que haga de la democracia el sistema de Gobierno. Por sobre todo, necesitamos un texto que se oponga a los poderes fácticos, a los hechos consumados de modelo económico, que sea una expresión permanente de la defensa de los derechos, un orden social con igualdad, al mismo tiempo que permita revisiones permanentes por parte de la ciudadanía.

Hoy día, una Constitución plenamente democrática es aquella que, junto con cumplir los estándares mínimos de democracia -que hoy en día no se cumplen- tenga un sistema menos presidencialista e introduzca mecanismos de participación, regionalice definitivamente el país de modo que tengamos una suerte de parlamentos o asambleas regionales con autoridades elegidas y, al mismo tiempo, esté abierta a las reformas económico-sociales que el país necesita. Hoy por primera vez, tenemos la oportunidad de informarnos, de hacernos parte del proceso constituyente, cualquiera sea el gobierno de turno que haya abierto el camino, esto es, independiente de que no estemos conforme con la actual gestión. Lo cierto es que se ha abierto paso a la discusión constituyente en la cual cada uno de nosotros puede incluirse. Aprovechemos la instancia de debatir y hacernos presente en la redacción del nuevo texto. Nuestra generación tiene la oportunidad de hacer lo que no se hizo, de cambiar lo que nos dejaron cambiar y más importante aún destrabar de una vez por todas los lazos que nos mantienen ligados aún a las influencias de la dictadura.

TAGS: #ConstituciónDel80 #ReformasConstitucionales

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Jose Luis Silva Larrain

26 de Febrero

Su inquietud ciudadana me parece genuina porque usted de buena fé quiere una constitución mejor que la actual, pero no por eso debe pensar de mala fé con los que han creado y apoyado la actual. ¿No se le ha ocurrido pensar que si la redactaron unos pocos fué porque nadie mas quizo participar de esa redacción? El gobierno que la hizo llamó a todos los sectores a particiapar, uno no puede alegar que lo dejaron afuera de algo que rehusó ser parte. ¿Ha pensado que si no hubiese sido por los pocos que la redactaron quizá el término de ese regimen habria sido violento? o mejor dicho: ¿Ha pensado que muchos de los que apoyaron esa constitución lo hicieron justamente para aprovechar la única salida que habia a la democracia en ese momento?. ¿Ha pensado que si no se ha cambiado es porque nadie de los que dicen querer cambiarla ha propuesto una consitución alternativa que podemos aprobar despues de leer? ¿Como espera que se cambie entonces? ¿Cree que es mas democrático aprobar una asamblea para que haga un nueva constitución sin que la ciudadania lea lo que esa asamblea va a hacer?. En fin, hay mucho prejuicio sobre las intenciones de los que simplemente piensan distinto.

Saludos cordiales

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

No sabemos si se han levantado los 75 guetos verticales que cuentan con permisos de edificación ilegales, pero como muchos de ellos ya cuentan con recepciones finales
+VER MÁS
#Ciudad

Guetos verticales ilegales : Urge una compensación

Tendremos un grave problema con los millones de toneladas de residuos de paneles solares una vez finalizada su vida útil
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Paneles solares: ¿Pan para hoy y hambre para mañana?

En lugar de un Comando jungla en los barrios para erradicar la droga que consume el futuro de nuestros jóvenes y el sustento de familias modestas, se les ocurre un comando en la Araucanía donde hay 500 ...
+VER MÁS
#Política

500 años de lucha y resistencia

Es necesario que en Chile se instale el pensamiento de que el la educación infantil es una instancia educativa y no solo de cuidado
+VER MÁS
#Educación

¿Somos padres presentes en el desarrollo de nuestros hijos?