#Política

Presidente Piñera: ¿Priman las convicciones o la acciones?

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Las convicciones no son como las acciones, que se transan en el mercado al mejor postor. ¿A pito de qué viene esta afirmación?

La convicción del entonces candidato Piñera de que “es una locura” seguir construyendo termoeléctricas a carbón en el país y que “yo me voy a oponer a todas las plantas termoeléctricas que atenten gravemente contra la naturaleza, las comunidades y la calidad de vida” será puesta a prueba con el voto que dé el Gobierno, a favor o en contra de la construcción de la Termoeléctrica Barrancones en las cercanías de la reserva marina Islas Choros-Damas.

La negociación de compra – venta de esta convicción del ahora presidente Piñera pudo haberse realizado hace dos semanas en la reunión que sostuvo en La Moneda con ejecutivos de Suez Energy, – la empresa que quiere construir la termoeléctrica Barrancones-  junto a los ministros de minería, energía y embajadores de Francia y Bélgica.

Esta situación pone en juego la credibilidad y el orden de los valores del Presidente: los chilenos y chilenas esperan que él mantenga sus convicciones, oponiéndose a la construcción de Barrancones, así como esperan que venda sus acciones, según sus promesas de campaña.

Su credibilidad e imagen se irán al suelo si, por el contrario, comprobamos que vendió sus convicciones y mantiene sus acciones, traicionando su palabra empeñada y a quienes creyeron en él.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

18 de Agosto

Sí analizamos bien, y tomamos el argumento planteado, estamos jodidos, porque entonces ninguna de las coaliciones que se reparten el poder, ha sido coherente con sus discursos y acciones. El caso de Campiche lo dice todo.

19 de Agosto

Esto es más grave que lo ha ocurrido en las administraciones anteriores. Acá se trata del cumplimiento de la palabra de nuestro Presidente. En las recientes elecciones, ninguno de los cuatro candidatos se había pronunciado sobre las termoeléctricas, hasta que en la segunda vuelta – y no sé si por oportunismo o convicción – Sebastián Piñera se pronuncio en contra de las termoeléctricas, argumentando que las energías alternativas era el camino correcto, y que su eventual administración se comprometería a seguir en pos de una estrategia de energética limpia.

Pasada las elecciones no soy muy claras las señale del Presidente, no hay pronunciamientos y solo actos en cuales hemos podido observar al Presidente con altos representantes de proyectos energéticos en Chile. Si es que se llega a aprobar el contaminante proyecto de las termoeléctricas, queda claro que el Presidente no se pronunció por convicciones.

Saludos.

23 de Agosto

Felipe, parece que no estás enterado de lo de Campiche, porque tratar de decir que es menos grave ya denota desconocimiento. Para mí es grave, sea cual sea, el gobierno.

Por otro lado, los políticos en general prometen cosas, siempre lo han hecho y generalmente también nunca cumplen. El problema del agente principal sigue siendo un asunto no resuelto, cuya corrección que no pasa por la clase política.

Ver todos
Ocultar