#Política

Populismos en democracia ¿Banalidad del Mal?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Hannah Arendt, en “Eichmann en Jerusalén” (1963), aporta un nuevo concepto a la teoría política contemporánea, y que se suma a su brillante discusión sobre los totalitarismos, a saber: La banalidad del mal.

El concepto acuñado por la filosofa alemana se refiere, en síntesis, a la complejidad de la condición humana, con cierto grado de positivismo antropológico, donde queda demostrado que en muchas ocasiones de forma mecánica y solo con tal de obedecer órdenes no se somete a juicio o reflexión lo que se está cometiendo.


El paradigma democrático está en entredicho. Los enemigos de la clase política, estando incluso al interior de ella, han levantado banderas que interpelan a los desafectados e indignados, generando sintonía y vínculos expresados en votos.

Lo anteriormente expuesto, en un viaje al contexto actual, se expresa de, al menos, dos maneras, en el contexto de la crisis de la promesa democrática de occidente: en primer lugar, la capacidad que tienen algunos discursos, con chances de representación popular, de distorsionar la realidad a través de la imposición de una nueva moral de “lo bueno y lo malo”; y en segundo lugar, la adopción ciudadana de estos discursos como verdades, lo que termina impactando en procesos electorales.

Antes de entrar al terreno del análisis en esta columna, creo pertinente declarar lo siguiente: Establecer comparaciones entre la época de los totalitarismos y la actualidad, parece, a simple vista, descabellado. Sin embargo, haciéndonos cargos del espíritu de la historia, diría Hegel, es posible argüir que en este juego dialéctico de acontecimientos concatenados existe la posibilidad de apreciar ciclos históricos. Por consiguiente, no tenemos que olvidar que Hitler, con su carisma y relato, también ganó elecciones democráticas.

El paradigma democrático está en entredicho. Los enemigos de la clase política, estando incluso al interior de ella, han levantado banderas que interpelan a los desafectados e indignados, generando sintonía y vínculos expresados en votos. Es que pareciera que el problema no tiene que ver con la política, sino con los malos políticos. En este sentido, el juego democrático está siendo pervertido por dos “soluciones”, a saber: Candidatos respaldados por programas de política absolutamente técnicos; y candidatos respaldados por discursos de relato común, sin necesariamente programa, y efectistas en materias que impactan cotidianamente la vida de las personas. En definitiva, recetas para solucionar los problemas del día a día. La segunda solución está enmarcada en lo que se entiende como la vía populista en democracia, sea de derecha o de izquierda.

¿Por qué esta segunda opción, en la actualidad, se vuelve protagonista? Aquí juega un rol clave la interpretación de la conceptualización que nos aporta Arendt. La banalidad del mal, entendida en esta columna como el resultado eficaz en la manipulación decisional de los individuos por medio de discursos populistas, opera en un contexto de particular desafección e indignación ciudadana. Relatos como el de José Antonio Kast, Jair Bolsonaro y Donald Trump, generan una interpelación directa a la persona común, en tanto se configuran como vía de solución a sus problemas inmediatos, generados por la “perversión” de la política tradicional. Temas como corrupción en el Estado, seguridad ciudadana y crecimiento económico son las banderas de lucha de estos candidatos anti-sistema. Eso en la derecha. A la izquierda del espectro político, los discursos siguen siendo anti-sistema, en tanto existe el afán de corregir lo ya realizado. Por ejemplo, en Chile, el combate del neoliberalismo y la herencia de la Concertación se vuelve el horizonte del Frente Amplio.

Ahora bien, más allá del juicio que podamos hacer, y lo que es más grave, estamos en un estado de tal liquidez, que no existen propuestas desde los demócratas. La política, desde la centro-izquierda, ha quedado enclaustrada a los dimes y diretes de la elite dirigente, sin capacidad de levantar una agenda común que apunte a los problemas cotidianos de la población. En esta línea, mantener la clave demócrata es fundamental en la tarea de no caer en la tentación de generar sesgos populistas.

El voto populista es banal y líquido. El voto demócrata es consciente y crítico. Así, nuestra tarea desde la centro-izquierda es volver a pensarnos en conjunto y sin distancias a la población, propiciando las condiciones para la trascendencia del bien, desechando la posibilidad de la banalidad del mal.

TAGS: #Democracia #Discurso #Populismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Es hora entonces de evaluar el fenómeno nacionalista en el mundo contemporáneo y actual, de una manera seria y objetiva, ya sea en lo cualitativo como en lo cuantitativo, alejándose de arquetipos anacró ...
+VER MÁS
#Internacional

Acerca del nacionalismo

Se necesita aceptar el margen de decisión, libertad y autonomía; no recurrir a la victimización y centrarnos en solucionar los problemas sociales sistemáticos que causan que tomen la decisión y si la t ...
+VER MÁS
#Política

El feminismo del trabajo sexual

Refundar barrialmente nuestra comuna es una necesidad que resulta evidente y que debe transformarse en una política pública cuyo origen, resolución y aplicación, debe ser a través de un proceso con par ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Conchalí: Refundación barrial camino al centenario

El fin de la Primera Guerra Mundial  fué el principal aliciente para la segunda.
+VER MÁS
#Política

Algo para reflexionar por los 100 años de la Primera Guerra Mundial

Popular

Hoy como ayer el inmigrante se presenta como el enemigo común, la inmigración como la culpable de todos nuestros males, sean sociales y/o económicos, y las políticas xenófobas serían la cura.
+VER MÁS
#Sociedad

100 de la años de la 1era Guerra Mundial y vamos por el mismo camino del nacionalismo y la xenofobia

Tenemos la obligación de ser más responsables y conscientes por nuestros niños y niñas de los problemas que puede traer un estilo de vida como el que se está formando por esta masificación tecnológic ...
+VER MÁS
#Salud

La tecno-infancia y su consecuencia

Las zonas de sacrificio ambiental vienen a generar un problema de fondo respecto a la protección de los Derechos Humanos
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Zonas de sacrificio ambiental: La Situación de Mejillones

Refundar barrialmente nuestra comuna es una necesidad que resulta evidente y que debe transformarse en una política pública cuyo origen, resolución y aplicación, debe ser a través de un proceso con par ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Conchalí: Refundación barrial camino al centenario