#Política

Populismos ‘digitales’: un fenómeno comunicacional

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Se ha insistido en los últimos meses que el populismo ha regresado con una fuerza inusitada al contexto político de una serie de naciones. Con ello, se ha elucubrado con un conjunto de alarmantes escenarios que no dejan indiferente a nadie que tenga una real preocupación por la democracia y el mejoramiento de la calidad de la política a nivel global.

Surge una primera interrogante. ¿El populismo retornó de algún sitio o ha estado muy presente desde larga data en la política del mundo occidental? Para responder a esta inquietud, que la considero central con la finalidad de proyectar potenciales efectos, es necesario conceptualizar lo que entendemos por populismo. Y aquello no es fácil. Si existe un término complejo para definir en la dimensión política, es el populismo. 


Ahora, la silueta es diferente, es digital, propia de las redes sociales, de las opiniones destempladas, las informaciones falsas y la viralización de las ideas fuerza, es la política de los memes y que habita en los smartphones.

Ingresar a su comprensión es encontrarse con contornos escurridizos, con una serie de manifestaciones que lejos de acotarlo, lo difuminan, lo convierten en un espectro que, supuestamente, concentra los males de la política y que termina por reducir su palabra a una connotación negativa del oponente, a un ataque que tiene más de agresión despectiva para deslegitimar al otro, que sentido real de la política.

De hecho, tradicionalmente, se señala que representa desde lo simbólico los defectos del ejercicio del poder, exhibiendo artilugios para engañar o para seducir a supuestas masas de sujetos fácilmente manipulables e ignorantes. Lo anterior, a esta altura del desarrollo intelectual humano, es un reduccionismo mayúsculo.

Incluso, se le ha vinculado con un periodo histórico, caracterizado por la aplicación de políticas económicas de sustitución de importaciones y por la incorporación de grandes sectores populares a los procesos electorales. En definitiva, la interpretación y estudio del populismo es tan amplio como la variedad de perspectivas que alimentan las ciencias sociales. No obstante, otro aspecto es importante puntualizar: el populismo no tiene ideología única, puede estar tan albergado en la derecha como en la izquierda.

Este momento puede ser adecuado para analizar el populismo en profundidad e integrando nuevos paradigmas, como la comunicación política estratégica. En efecto, la sociedad red ha condicionado los formatos de expresión política a lo audiovisual, que ha expandido el conocimiento y abierto las agendas informativas a una ciudadanía digital. Ésta resignifica y reelabora esos contenidos, incluso posicionando temáticas que rompen con el control de los medios tradicionales que establecen lo que es noticioso.

Respondiendo a la interrogante inicial, ¿el populismo retornó de algún sitio o ha estado muy presente desde larga data en la política del mundo occidental?, debo señalar que el populismo siempre ha estado, nunca se ha ido y evoluciona con la interacción de los sujetos que conforman el tejido político. Es decir, forma parte de la cultura política de cada territorio, es una manera en que la exclusión, la desigualdad o lo invisibilizado se articulan para influir en la toma de decisiones. Por eso el populismo no tiene patrones idénticos en todas las latitudes.

Es un proceso de intercambios ascendentes, que se encarna en un líder que muchas veces no agrada, como es el caso de Trump, Le Pen o Wilders, pero que comprende la lógica de sus apoyos. En la actualidad, esa articulación también puede ser virtual, por lo que se hace más dinámica, intensa y desestabilizadora para la crisis en la que está el sistema político global.

El populismo clásico, que podríamos situarlo en un formato analógico, dio paso a un neopopulismo en los noventa que vino de la mano de mandatarios, para el caso latinoamericano, como Fujimori, Menem y Collor de Mello, con la televisión como soporte predominante y amplificador de sus acciones.

Ahora, la silueta es diferente, es digital, propia de las redes sociales, de las opiniones destempladas, las informaciones falsas y la viralización de las ideas fuerza, es la política de los memes y que habita en los smartphones. Coproduce sus mensajes con electores cansados y molestos, por lo que no es un fenómeno aislado, unidireccional o pasivo. Es orgánico, se mimetiza y expande. Como se nutre de la comunicación online y se replica en lo offline, puede ganar elecciones contra todos los pronósticos y su mejor forma de aprovechar el entorno, es que se le minimice.

Para una próxima columna quedará pendiente discutir, si finalmente el populismo puede caracterizarse como algo intrínsecamente perverso o como una manifestación comunicacional que transita hacia algo que puede mejorar/empeorar el difícil contexto en el que está situada la democracia global.

TAGS: #ForoValparaíso #Populismo #PopulismoDigital

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Actitudes y acciones de abuso contra la mujer se cuentan por miles, no hay que llegar a los golpes para que se cuente como abuso, existe el abuso emocional también que es igual de dañino.
+VER MÁS
#Género

Es política de Estado la violencia de género

El dominio de la mitad de la ciudadanía –el sector femenino- es crucial. Marginadas de las decisiones, no les queda más que aceptar políticas reñidas con sus intereses y sus perspectivas de desarrollo
+VER MÁS
#Género

Los muros invisibles

Si bien se podría contraargumentar que en países mas desarrollados no fueron capaces de evitar que el virus ingresara a sus territorios, esos países mayormente siguieron una estrategia similar a lo que p ...
+VER MÁS
#Salud

El abismo entre la vida y la muerte

En Magallanes hemos vivido, antes que el resto del país, la primera ola de contagios, y ahora, nos encontramos desde ya hace meses en la segunda.
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Unidad y coraje

Nuevos

Actitudes y acciones de abuso contra la mujer se cuentan por miles, no hay que llegar a los golpes para que se cuente como abuso, existe el abuso emocional también que es igual de dañino.
+VER MÁS
#Género

Es política de Estado la violencia de género

El dominio de la mitad de la ciudadanía –el sector femenino- es crucial. Marginadas de las decisiones, no les queda más que aceptar políticas reñidas con sus intereses y sus perspectivas de desarrollo
+VER MÁS
#Género

Los muros invisibles

Si bien se podría contraargumentar que en países mas desarrollados no fueron capaces de evitar que el virus ingresara a sus territorios, esos países mayormente siguieron una estrategia similar a lo que p ...
+VER MÁS
#Salud

El abismo entre la vida y la muerte

En Magallanes hemos vivido, antes que el resto del país, la primera ola de contagios, y ahora, nos encontramos desde ya hace meses en la segunda.
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Unidad y coraje

Popular

Las palabras, en sí mismas, están vacías de significado y les otorgamos sentido mediante las asociaciones ancladas a objetos y experiencias de la vida. El cuico por ahora está rodeado de contenido, de r ...
+VER MÁS
#Política

Los cuicos y extranjeros

Para prevenir o disminuir nuestra vulnerabilidad a la desinformación, debemos aprender a ser escépticos, dejar de creer lo primero que nos llega por las redes sociales simplemente por ir en línea con nue ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La lección que nos deja lo ocurrido en Estados Unidos

El sector de las artes no existe, no se le considera como una comunidad en situación crítica, pauperizada, minimizada, sino como un grupo de locos que anda por la vida con una guitarra o un libro debajo d ...
+VER MÁS
#Cultura

La música suena mal

Es tremendo generalizar y siempre colocar a les jóvenes como los criminales, los indolentes, los irresponsables, los que no están “ni ahí” como bien dijo alguna vez el ex Subsecretario de Redes Asist ...
+VER MÁS
#Política

Juventud en pandemia: Fiestas clandestinas, fases, toque de queda