#Política

Política y gobernanza para el desarrollo: Arte, ciencia e industria

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Propia

 «Acerca de la política que vista como industria es negocio en un mercado nacional competitivo y una vía para ser un país económicamente desarrollado»

El Negocio Presidencial: los productos-servicios y los consumidores de la industria.

La campaña presidencial reciente, según lo observado, se asemeja a un mercado competitivo, donde los clientes son los votantes y donde los candidatos serían los productos (servicios) de este mercado. En la primera vuelta se presentaron 8 diferentes productos en competencia y se suponía que habría algo más de seis millones de consumidores potenciales, de un total de más de 14 millones registrados.


No es extraño hablar de “negocio” en política cuando a esta palabra se la define como “la negación del ocio” y que en lenguaje de empresa se les da a las actividades que generan ingresos monetarios, que incurren en costos para generarlos y en los que se espera que haya un margen positivo (lucro).

En este caso, los estudios y sondeos de mercado daban unas preferencias que sorprendieron a la mayoría de clientes y operadores de los negocios de esta industria cuando se supieron los resultados de la venta o de la compra. Y esto ocurrió simplemente porque ni los encuestadores ni los encuestados podían anticipar con certeza los resultados futuros, dado que el futuro es siempre incierto y como hemos señalado en notas anteriores: el encuestado nunca sabrá lo que no puede saber hasta que ocurra el resultado efectivo de la compra.

Algunos resultados fueron: (1) en la primera vuelta  los productos más vendidos fueron los de  izquierda con el 55,43% de los compradores, contra el 44% de clientela que compró derechas; (2) con estos resultados el Gobierno y los otros emprendedores del negocio de izquierdas deben haber sentido que podían  tener asegurados más del 50% de los compradores en la segunda vuelta (3) pero que había que hacer una campaña publicitaria en favor de su producto y una, muy fuerte en contra del producto de derechas,  (4) los líderes de esta campaña también fueron “productos de negocios” que quedaron rechazados en la primera vuelta presidencial y (5) como resultado final de la segunda vuelta: el producto de derechas lo compró más del 55% de los consumidores, sin considerar los que se abstuvieron de consumir y no votaron.

O sea, aproximadamente unos 300 mil compradores no escucharon, no entendió, o no se dio por enterado de la campaña publicitaria y comunicacional que indicaba que no había que comprar derechas, cuando en su primera decisión habían comprado izquierdas y tal vez otros 300 mil compradores que no hicieron adquisiciones en la primera vuelta también compraron derechas en la segunda, porque los movió el mensaje de la campaña publicitaria en contra de su producto favorito.

Y, por lo tanto, los ideólogos y expertos de esa campaña sobrevaloraron sus argumentos y apelaciones y hasta ahora no se conoce alguna auditoría, que explique seriamente: ¿Por qué los consumidores cambiaron tan drásticamente su conducta de consumidor desde su decisión de compra inicial en primera vuelta? y ¿Por qué se incorporaron compradores de segunda vuelta?

En mercados competitivos de esta naturaleza se pueden constatar algunos hechos y no menores:

(1) La balanza final, esta vez, se inclinó hacia el negocio contrario al del régimen vigente. ¿Si hubiera ganado izquierdas se habría inclinado el país hacia ese extremo, imitando tiempos pretéritos? (2) En la primera elección hubo consumidores que adquirieron votos para representantes de izquierdas y que luego, en la segunda vuelta, cambiaron de dirección hacia derechas. ¿Estarán conscientes de lo que vale el poder de compra de aquellos miembros que no fueron “respaldados” en la segunda votación? ¿Es necesaria una buena explicación sobre la conducta desleal de consumo frente a estos productos-servicios?

No es extraño hablar de “negocio” en política cuando a esta palabra se la define como “la negación del ocio” y que en lenguaje de empresa se les da a las actividades que generan ingresos monetarios, que incurren en costos para generarlos y en los que se espera que haya un margen positivo (lucro). En este caso los ingresos han sido proporcionados por privados más los montos que se pagan todos los ciudadanos por voto o compra recibida y los gastos son los necesarios para producir los ingresos.

Este mercado de elecciones se debiera abrir nuevamente en los años 2020 y 2021, por lo cual hay tiempo para preparar los productos-servicios, las encuestas, las estrategias, los planes y los recursos y una serie de otras actividades que resumidas en un Programa coherente y financiado sean atractivas a los consumidores que aspiran por mas de 5 décadas a vivir en un país plenamente desarrollado…  y se puede solo han faltado gobiernos que asuman el desafío y con las competencias políticas, económica y de innovación para ello. Hasta ahora no lo han logrado.

TAGS: #Elecciones2017 Mercado

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

Nuevos

Díaz Eterovic, nos presenta en la última entrega de Heredia, al detective idealista a su manera, irrespetuoso con el poder, pero descreído, ni las multitudes enfervorizadas por cambios sociales logran il ...
+VER MÁS
#Cultura

Imágenes de la muerte

Incluso con este historial no se ha visto a medios como La Segunda, El Mercurio, La Tercera, Canal 13 o Biobío calificar tal designación como un error de la derecha o como un traspié, al menos o rasgar ...
+VER MÁS
#Política

Errores en política: un problema de mayorías

Dado que el mundo en el que vivimos nos obliga a lidiar con pandemias, problemas económicos, guerras y cambio climático, la expectativa de vivir una vida feliz es abrumadora. No es realista pensar que sie ...
+VER MÁS
#Sociedad

Dejemos de despreciar el pesimismo: forma parte de ser humano

Existe una gran riqueza en el largo proceso de reconstrucción democrática, debemos honra a la coalición política más exitosa, de nuestra historia. Por el bien de Chile, la unidad del progresismo espera
+VER MÁS
#Política

Honrar la historia

Popular

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado