#Política

Política, empresa y poder: A propósito del caso Penta

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

La arista política de caso Penta ha actualizado dos situaciones relevantes para la calidad de la democracia y su profundización: el financiamiento de la política y la relación entre empresa y poder.  En ambos casos, el dinero, el capital y la empresa juegan un rol decisivo.


La política ha sido derrotada por el mercado y los políticos por los empresarios; el Estado por la empresa y lo colectivo por el individualismo; en definitiva, el ciudadano por el consumidor.

El financiamiento de la política con dinero privado genera tres efectos negativos para la democracia: condiciones desiguales de competencia democrática, “sospechas” de que el dinero que llega a la política desde la empresa incide en las decisiones de los “políticos” y fisuras en el sistema político. El caso Penta no sólo ha puesto en evidencia estas tres “enfermedades” de la democracia, sino también ha generado las condiciones políticas para volver a preguntarse acerca de ¿quién y cómo se financia la política y la democracia?

En este contexto, la élite avanza hacia una nueva fórmula de financiamiento que genere una democracia más competitiva, sin influencia del dinero y un sistema político con mayor prestigio y credibilidad.

El caso Penta, también puso en la coyuntura la relación existente entre empresa y poder. Se podrá eliminar la influencia del dinero privado en la política, en la toma de decisiones y en la competencia electoral; pero, la empresa y el capital seguirán siendo relevantes, fundamentales  y decisivos en la configuración del orden existente, es decir, en el tipo de sociedad y de país que estamos construyendo. La empresa y el capital podrán dejar de tener influencia sobre los “políticos” por la vía del financiamiento directo e indirecto de la actividad; pero, seguirán disponiendo de un conjunto de otros dispositivos por medio de los cuales van a seguir siendo un actor influyente en el orden moderno y capitalista.

En el orden neoliberal la política está subordinada al mercado y al capital. Esto ocurre, porque la política ha perdido su capacidad de transformar el mundo y articular proyectos colectivos. La política ha sido derrotada por el mercado y los políticos por los empresarios; el Estado por la empresa y lo colectivo por el individualismo; en definitiva, el ciudadano por el consumidor.

El mecanismo que usa la empresa y el capital para configurar un mundo a su “imagen y semejanza” es el discurso publicitario. La publicidad tiene la función no sólo de interpelar para que los productos se vendan y consuman, sino también transporta contenido ideológico con el objetivo de comunicar el discurso de la modernidad expresado en estilos de vida, modas, gustos, deseos y tendencias de consumo. La publicidad, por tanto, es el dispositivo estratégico que usa el capitalismo para transitar de la necesidad al deseo. Es un dispositivo de poder que busca interpelar, seducir y modelar.

En ese camino, el discurso de la publicidad se convierte en ideológico. Las interpelaciones ideológicas del discurso publicitario se presentan de tres modos: la interpelación que define lo que es, de lo que no es; lo deseable, de lo no deseable y lo posible, de lo imposible. Es un discurso que, en definitiva, articula tres dimensiones: visión de mundo, deseos-necesidades y esperanzas-proyectos.

En definitiva, aunque el capital y los grandes grupos económicos no financien la política seguirán siendo el centro neurálgico desde donde se construye sociedad. La política, los políticos y las instituciones de la democracia han perdido esa capacidad. La debilidad y el desprestigio de la actividad política residen en que el “proyecto” de país que queremos no se construye desde el espacio público democrático, sino desde el mundo privado de la empresa. Por lo menos, así  ha sido durante los últimos 40 años.

Uno de los rasgos del nuevo ciclo político es que la democracia ha comenzado a recuperar soberanía. Para fortalecer esa tendencia es de máxima necesidad –aunque no suficiente- financiar la política con recursos públicos de manera equitativa y proporcional. Lo relevante, sin embargo, es que el proyecto colectivo del país se defina y construya desde y con las instituciones de la democracia y no por medio de las instituciones del mercado.

TAGS: Financiamiento de Campañas Sistema Político

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Su legado político marcó hitos históricos y abrió un exitoso período de presidentes Radicales. Destaca su compromiso por impulsar la educación en Chile, la acción reivindicativa y geopolítica en to ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pedro Aguirre Cerda: Chile educación - industrialización

Esta nueva religión económica tiene a sus sacerdotes y cardenales, y también posee entre sus filas a sus científicos, todos ellos dispuestos a defender este nuevo orden teórico y conceptual, a pesar de ...
+VER MÁS
#Economía

Fundamentalismo de mercado: desmontar el mito económico neo-liberal

Si alguien cree que la violencia favorece a la izquierda, se equivoca. Uno de los candidatos, MEO, en la previa sostuvo algo que comparto íntegramente: ”cada piedra lanzada es un voto por JAK”
+VER MÁS
#Política

El dilema de la izquierda

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Popular

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Nuestra preocupación está puesta en ese porcentaje invisible de NNA que quedan en el camino, eternamente institucionalizados y que llegan a los 18 años obligados a egresar a una vida independiente, sin c ...
+VER MÁS
#Sociedad

Es hora de crear leyes de infancia pensando en sus protagonistas

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad