#Política

Piñera: Matices neo-populistas más allá del discurso

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El gobierno de Sebastián Piñera se ha caracterizado por poseer una impronta diferente respecto a lo que han sido los gobiernos de la Concertación. El primer presidente democrático de derecha, desde Jorge Alessandri, se caracteriza por haber nombrado, en un número importante, a personas que han estado desligadas de los partidos políticos actualmente oficialistas: RN y la UDI.

Chile -en comparación con el resto de los países de la región- ha llevado a cabo una historia política fuertemente vinculada con los partidos políticos, lo cual ha sido impedimento para que nuestro país sea una tierra fértil para el surgimiento de liderazgos populistas. El caso de la llegada al poder del actual mandatario chileno no ha roto con los esquemas tradicionales de la política chilena, puesto que ésta se dio por la colaboración de los dos partidos de derecha, los cuales tienen militantes que ocupan cargos públicos durante este gobierno. Si se considera que el liderazgo de Piñera proviene de los partidos políticos tradicionales, y no de un liderazgo "outsider", ¿Por qué se puede considerar a su gobierno, como uno que posee matices neo-populistas?

Primero: El gobierno de Piñera, no ha consultado a los partidos políticos al momento de tomar decisiones. Históricamente los gobiernos de nuestro país, recurren a los dirigentes de los partidos que forman parte del gobierno, lo cual no ocurre con el actual. Incluso, importantes militantes de la UDI, como Hernán Larraín y Pablo Longueira, han criticado que Piñera prescinda de éstos.

Segundo: Piñera, salvo algunas excepciones, se ha caracterizado por darle poca autonomía a sus ministros. Esto se refleja en las diversas ocasiones en que él aparece dando declaraciones o apareciendo en determinados lugares, quitándole protagonismo a los secretarios de Estado. Ello, en muchas ocasiones, ha generado una suerte de personalismo en la forma de hacer política que tiene el actual gobierno, conllevando a una centralización de la figura del presidente.

Si bien, su liderazgo no es redentor, y de una u otra forma los partidos siguen siendo partícipes del gobierno, Piñera ha marcado una diferencia que lo acerca a ciertos elementos neopopulistas. Los dos elementos mencionados acerca del actual gobierno, se constituyen como características de un neo-populismo. ¿Puede esto generar un alejamiento de los partidos oficialistas del gobierno?. A mi parecer, si continúa la desconsideración por parte de Piñera hacia ellos, no resultaría extraño que los partidos hagan lo mismo que el mandatario ha hecho con ellos: alejarse.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.