#Política

Piñera, HidroAysén y las decisiones difíciles

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

 

La polémica por la aprobación del proyecto HidroAysén recién se inicia, pero su evolución a través de los mecanismos institucionales y políticos va muy atrás del movimiento ciudadano que cuestiona la decisión. El gobierno enfrenta una oposición pública amplia y transversal que revela un escenario complejo y de proyección incierta. Al flanco abierto por el caso Kodama, con su impacto en materia de probidad, ahora se agrega el desacierto de intervenir la única zona que permanece ambientalmente incólume en el país. Los fundamentos que ha exhibido el gobierno en este caso son más que cuestionables. Por un lado, se ha señalado el cumplimiento de los requisitos procedimentales (cuestión que está en entredicho por la nula independencia de quienes toman la decisión). En segundo término, se alega que era necesario avanzar en este proyecto en pos de la seguridad energética del país; la medida en este caso es impopular, pero se haría basada en el bien común…son “las decisiones difíciles” de la política.
 
Este argumento merece una especial consideración. La imagen que ha querido instalar HidroAysén en su publicidad y el propio mandatario es que el país arriesga en el mediano plazo una crisis energética. La decisión la asumiría el Presidente como un asunto de Estado y mirando lo que ocurriría en diez años más, en el supuesto que no se construyeran más centrales. Una hipótesis preocupante, pero sin la urgencia que se ha querido promover desde el gobierno ni el suficiente estudio técnico que la avale. Sin embargo, Piñera aparece con una nueva ínfula de hombre de Estado, cuando en todo su gobierno ha estado en la antípoda de ser un estadista. Sus políticas apenas si han cubierto algunas promesas de campaña y la mayoría se han quedado a mitad de camino o escondían tantos requisitos que resultan intrascendentes. El perfil de prohombre viene a aparecer recién ahora a través de una decisión que atenta contra el sentido común y, aparentemente, a contracorriente de la opinión de las grandes mayorías. Un caso raro para un gobierno que pareciera no tener un norte claro para el país, excepto en esta controversia. 
 
¿Qué ha pasado para que el mandatario tomara un curso de acción tan contrario a lo que había mostrado en su primer año de gobierno? Para contestar esto bastaría recoger algunas señales previas. 
 
La decisión de promover y apoyar HidroAysén aparece al inicio de este gobierno y su concreción habría sido solo una cuestión de tiempo. Es decir, su aprobación estaba en la línea de lo previsto, de ahí que el embajador en Argentina, Adolfo Zaldívar, apenas asumida su misión se declarara partidario de buscar un acuerdo que permitiera pasar parte de la red de transmisión por ese país y exportar electricidad. Es muy discutible que un político avezado como Zaldívar considerara el tema porque sí y sin ninguna instrucción al respecto. Esta tesis también se apoya en dos hechos posteriores. El primero, que se mantuviera separada la tramitación de las centrales hidroeléctricas y las líneas de transmisión. Es evidente que si hay un acuerdo con Argentina la evaluación de impacto ambiental de la transmisión se acota, aunque seguirá teniendo efectos negativos importantes en nuestro territorio. El segundo, que el Comité de Inversiones Extranjeras estuviese promoviendo el tema de la transmisión a lo menos desde hace un mes. 
 
La decisión sobre HidroAysén se presenta en momentos previos a la cuenta anual del 21 de Mayo y es posible que el tema contribuya a disfrazar el malestar por los otros déficits que tiene el gobierno, sobre todo en materia de reconstrucción y en Salud, aunque no será así respecto a los cuestionamientos que predominan por la educación pública. Piñera partiría a Europa el día después de la cuenta ante el Congreso, para pasar al menos dos semanas entre Francia e Italia. Mientras, los embates y las críticas las tendrán que enfrentar Hinzpeter y Golborne, algo conveniente para el mandatario dada la fidelidad del primero y la popularidad de este último.
 
En poco tiempo más el gobierno podría anunciar un acuerdo con Argentina que mostraría la disposición de La Moneda a complacer, solo en apariencia, las demandas de sectores ambientalistas. Por su parte, Daniel Fernández, vicepresidente Ejecutivo de HidroAysén, anunció que la empresa pediría revisar las exigencias ambientales porque implican altos costos y dificultades técnicas. La curiosa declaración puede ser un intento para justificar que el proceso satisface altas exigencias técnicas. De otro modo, se da la paradoja que el gobierno hace el costo político y, más encima, termina enfrentado a la empresa. Como es evidente este sin sentido, Endesa y Colbún deben tener proyectada una vía de solución, que puede ir en la línea de acelerar la ejecución del proyecto y rentabilizarlo exportando energía. Un show en toda la regla.
 
Pero aún quedan algunos puntos en la nebulosa. ¿Qué interés persigue el mandatario con este emprendimiento? La opinión general en las redes sociales y los comentarios en la prensa digital es que se trata de un negocio más, pero de ahí a establecer que es en beneficio propio hay mucha distancia. Lo que sí resulta interesante es que esta opción podría cerrar el capítulo de un Piñera que hace esfuerzos por acercarse a la gente. Significa la renuncia de buscar la popularidad en terreno y pasar a una nueva etapa: “vender” la cara más gerencial de su proyecto. Es una jugada audaz, pero el cálculo tiene que estar hecho. Al contrario de lo que muchos piensan, Piñera no es adicto al riesgo. Si fuera así hace mucho que no estaría dentro de las fortunas más grandes de la región.
 
Por último, el mandatario puede asumir que las encuestas no seguirán bajando y que están en su piso, lo que haría que, de aquí en adelante, todo lo que haga puede ser gratis. Si esto se cumple habrá que prepararse porque, como dice el antiguo dicho, “afírmate que vamos a galopar”. En definitiva, la felicidad para un empresariado que ya no enfrentaría límites desde el Estado. Al fin y al cabo, el ethos del gobierno siempre ha sido liberal…aunque se deba disfrazar como una decisión difícil y del mayor interés de Estado.

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

14 de Mayo

Estimado Sr. Marcó: Estoy en total acuerdo con sus expresiones, sobre todo en la parte final en la cual se puede leer hasta con un tono profético acerca del futuro de las acciones de Estado, que lo más probable es que siga esa linea…
Algunos Link que el pueden interesar: http://www.elmundo.es/america/2011/05/11/noticias

El primero habla acerca del “gas pimienta” utilizado en Chile que en la mayoría del mundo esta prohibido,
Y el segundo una segunda mirada a las manifestaciomnes sobre el tema realizadas en el centro de Santiago.
Se despide Atte. Carlos Miranda

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

La confianza de los brasileños en la democracia se ha visto seriamente dañada por la corrupción, la desigualdad y la inseguridad, socavando la representatividad de las instituciones políticas
+VER MÁS
#Política

Bolsonaro desploma a derecha tradicional brasileña

Sabemos exactamente lo que tenemos que hacer: defender la democracia. Hemos aprendido que ninguna democracia puede salvarse a sí misma sin los esfuerzos de los demócratas
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

¿Las condiciones de la República de Weimar en América Latina?

No se puede ver de forma aislada lo que sucede en Nicaragua. Para comprender lo que sucede en América Latina, no podemos observar la situación política de cada país de forma de forma aislada
+VER MÁS
#Internacional

Nicaragua: Mitos y construcción popular de la realidad en Latinoamérica

Tiempos donde tu derecho a pataleo está constreñido por las “nuevas verdades” (¿o posverdad?), nuevas verdades que se han construido en forma “express” y que en poco tiempo han conseguido una est ...
+VER MÁS
#Sociedad

Tiempos Modernos

Popular

El dispositivo SIMCE y las presiones oficiales están incentivando que las escuelas dediquen más tiempo a entrenar la prueba, priorizando solo las materias medidas y abandonando la formación integral.
+VER MÁS
#Educación

Carta abierta a apoderadas cansadas de la mala educación para el SIMCE

La educación fue quedando progresiva e irremediablemente sometida a los devenires del mercado económico
+VER MÁS
#Sociedad

Gobernar es Educar

El fascismo es sumamente ágil en canalizar los instintos más bajos de las masas: el odio a lo diferente, el miedo, el paternalismo, anti-elitismo, y sobre todo un odio profundo a los intelectuales
+VER MÁS
#Internacional

El fascismo del siglo XXI

Sabemos exactamente lo que tenemos que hacer: defender la democracia. Hemos aprendido que ninguna democracia puede salvarse a sí misma sin los esfuerzos de los demócratas
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

¿Las condiciones de la República de Weimar en América Latina?