#Política

¿Perdón?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

El solicitar ser perdonado es un acto individual, no organizacional. Son las personas naturales las que actúan de una u otra manera, no las instituciones como entes abstractos. Y tiene validez la solicitud de ser perdonado, cuando esta es acompañada de muestras concretas que avalen su petición, gestos como desclasificar información que se posea, ayudar a la justicia u otras opciones que reflejen transparencia, elemento clave para apreciar un genuino arrepentimiento.

“Perdonar” es remitir o dejar sin efecto o atenuado un castigo merecido. Por lo mismo, no se puede solicitar ese beneficio al voleo, porque las sanciones nunca son (o no deberían ser) al voleo. Visto así, muchas peticiones oídas y leídas en los últimos días, no dejan de ser discursivas, para la foto o para simplemente conseguir votos.

Tiene sentido solicitar ser perdonado, en mi opinión, sólo cuando, conscientemente, a sabiendas que producía un daño, se incurrió en acciones de las que hoy genuinamente se declara arrepentimiento y se merece una sanción.

Es decir, los actos de torturas, asesinatos, desapariciones, los silencios cómplices, en fin todas las ofensas a los derechos humanos, como también los incumplimientos constitucionales pre-Golpe, los llamados a la sublevación, etc., son ejemplos de asuntos en que tiene sentido solicitar ser perdonado (no estoy comparando gravedad de los hechos, sólo presentando ejemplos dado que son absolutamente incomparables), pero no las acciones que se hicieron en un determinado momento, sin conocimiento de que eran ilegítimas y que afectaban o dañaban, en el caso actual, a la perdida de la democracia o a la mantención de una larga y sangrienta dictadura.

Por lo anterior, el solicitar ser perdonado es un acto individual, no organizacional. Son las personas naturales las que actúan de una u otra manera, no las instituciones como entes abstractos. Y tiene validez la solicitud de ser perdonado, cuando esta es acompañada de muestras concretas que avalen su petición, gestos como desclasificar información que se posea, ayudar a la justicia u otras opciones que reflejen transparencia, elemento clave para apreciar un genuino arrepentimiento.

Si no ocurre este complemento, una petición de ser perdonado es sólo para conseguir cuñas comunicacionales que no ayudan a nadie, más bien dañan a quienes continúan buscando verdades y cuerpos que les permitan dormir con algo más de paz.

————

Foto: Wikimedia Commons

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

El toque de queda ha sido una mera referencia. Nadie se movió de las calles incluso cuando se esperaba que aparecieran hordas de uniformados atacando en piquete, se han quedado de pie, esperándoles, no se ...
+VER MÁS
#Sociedad

La dignidad y el miedo

Lo curioso es que se nos haga creer desde los medios y otros aparatos del poder que la furia de las calles es algo incomprensible, como si la ira desbocada fuera algo racional
+VER MÁS
#Sociedad

El dolor y la furia

Con una retórica autoritaria, el gobierno mantuvo una posición intransigente ante la petición de congelar la tarifa del metro y enfrentó el conflicto como un hecho delictual
+VER MÁS
#Política

Estado de excepción: una solución inadecuada

¿Es esta la sensación? ¿Así se sentía esta forma de tener miedo?
+VER MÁS
#Sociedad

Miedo

Popular

Lo curioso es que se nos haga creer desde los medios y otros aparatos del poder que la furia de las calles es algo incomprensible, como si la ira desbocada fuera algo racional
+VER MÁS
#Sociedad

El dolor y la furia

Nuestro siglo se caracteriza porque la acción social de resistencia al mundo global, parece requerir ahora la elaboración de una alternativa de mundo
+VER MÁS
#Política

Buen Vivir. La difícil alternativa al mundo actual

Permitirse estas sugerencias, desde el equipo económico del gobierno, es la evidencia de que no serán sancionados ni reprendidos por nadie, pero más complejo que eso, no tienen ni meridiana cercanía, ni ...
+VER MÁS
#Ciudad

¿Indignante?, o ¿nos falta el humor del ministro Larraín?

Todo parece ser llevado al terreno del costo y beneficio, como si tuviéramos que ser especuladores financieros de nuestra propia vida.
+VER MÁS
#Política

El ofertón de Fontaine