#Política

Partido Socialista: Autocomplacencia y reflexión

2
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Finalizado el período eleccionario, las diversas colectividades políticas realizan sus análisis respecto de los resultados obtenidos. Tales observaciones, para no ser superficiales, no bastan con quedarse en quien sacó más o menos representantes. Hoy por hoy, las elecciones no solo se ganan o pierden, también se interpretan. La forma en que los resultados son leídos por cada colectividad es relevante para entender su posterior actuar, sus prioridades y alianzas.

Para el Partido Socialista, la noche del 19 de noviembre fue antecedida por diversos hechos que generaron particular atención en qué resultados le esperaban. Una cuestionada conducción política se jugaba su permanencia en los resultados de aquella jornada electoral.  Y aunque no pocos auguraban un resultado que desataría la noche de los cuchillos largos en la tienda de París 873, el desenlace fue tomado como un triunfo por la actual conducción.


El Partido Socialista debe hacer crítica y autocrítica y trabajar en poder recuperar confianzas. Esta reflexión sobre su presente y futuro, para cumplir su objetivo, debe realizarse ahora y no esperar para cuando los resultados electorales sean notoriamente adversos. Esperar hasta ese momento puede hacer que la reflexión llegue demasiado tarde para el histórico partido.

En concreto, el Partido Socialista logró elegir a 3 Senadores (que sumados a los 4 en ejercicio hasta 2022 da una bancada de 7 Senadores) y 19 diputados, logrando 3 más que su actual bancada en la Cámara. Con ello el PS se lograba configurar como el partido con la bancada más grande de la centroizquierda en el nuevo Congreso, un resultado que contrastaba con la debacle de otras colectividades, en particular el PPD. Sumado a lo anterior, los resultados de la primera vuelta presidencial avivaron la ilusión de la posibilidad de un triunfo que previo a esa noche se veía prácticamente imposible. Si bien el 17 de diciembre dicha ilusión de un triunfo presidencial acabo de golpe, los resultados de la jornada electoral de primera vuelta vinieron a oxigenar a una conducción que parecía condenada a dar un paso al costado por su falta de política.

Tras meses de cuestionamientos y criticas a nivel interno y externo, los resultados obtenidos por el socialismo han sido interpretados por su dirigencia como un triunfo, destacando principalmente el hecho de ser la bancada más numerosa de la futura oposición. Si bien ese es un mérito destacable, esta interpretación tiene el riesgo de derivar en una autocomplacencia que inhiba realizar un análisis más exhaustivo y una necesaria autocritica.

Vale la pena preguntarse si efectivamente fueron buenos los resultados obtenidos por el PS. En esa línea, hay datos que poner sobre la mesa y que sumados obligan a realizar un llamado de atención al octogenario partido.

Como elemento para analizar podemos mencionar, primero, que el Partido Socialista bajó en términos generales de 11,12% conseguido en la elección de Diputados de 2013 a 9,76% en la elección 2017, siendo la primera vez desde el fin de la dictadura que el socialismo baja de la barrera de los dos dígitos, perdiendo más de 200 mil votos con relación a la elección de 1993 y de estos más de 100 mil votos solo en los últimos 4 años. Un segundo dato para analizar es que previo a la elección no se hablaba en el PS que sus actuales parlamentarios peligraran en sus respectivas reelecciones. Sin embargo, cinco parlamentarios no lograron nuevo período en la Cámara (Luis Lemus, Christian Urízar, Daniel Melo, Osvaldo Andrade y Roberto Poblete), es decir, casi un tercio de la actual bancada (5 de 16 diputados). Sumado a lo anterior, el PS solo obtuvo 3 diputados de dos distritos en la Región Metropolitana (distritos 10 y 14), lo cual es una representación ínfima en la región con más habitantes del país. Un tercer dato para reflexionar es que el Partido Socialista pasó de tener cinco parlamentarias a cuatro. Esto deja al PS como uno de los partidos que aplicó de manera más deficiente la nueva Ley de cuotas, lo que conlleva una gran crítica política debido a que la Ley de cuotas se impulsó en el gobierno de una militante socialista. Un cuarto dato, respecto de la elección de Consejeros Regionales, el PS paso de lograr en términos generales el 10,54% en la votación de 2013 al 8,96%, que concretamente se traduce en pasar de 33 Cores a 26 electos.

Los datos mencionados son elementos para tener presente y que deben contribuir en llamar la atención sobre la necesidad de una reflexión profunda dentro del Partido Socialista. El haber conseguido mejor resultado en términos relativos en comparación a la debacle de otras colectividades de la hoy Nueva Mayoría en ningún caso puede dar pie a interpretaciones autocomplacientes y que no reflexionan sobre la pérdida de identidad del partido y con ello parte de su base electoral.

El Congreso post binominal y un nuevo gobierno de derecha –más ordenada y unida que hace 4 años–, junto con la emergencia de nuevas fuerzas de izquierda, abren un nuevo ciclo político en el cual el PS, si quiere jugar un rol, debe ser capaz de tener un proyecto claro y diferenciado para presentarle al país.

El partido debe ser capaz de responder sobre por qué la irrupción de nuevos actores se ve facilitada por el hecho de que vienen, por un lado, a ocupar un espacio que el socialismo ha dejado de lado en la sociedad y, por otro, vienen a convocar en mayor medida a nuevas generaciones que hoy no ven alternativa en el histórico partido. A su vez, también será necesario tener la capacidad de reflexionar sobre lo que han sido los últimos meses en la colectividad, donde decisiones como el cancelar la consulta abierta para definir al candidato presidencial, que posteriormente derivó en la no realización de primarias, hicieron que se perdiera una gran oportunidad de abrir espacios de decisión a la ciudadanía pasando del discurso al hecho, de fijar definiciones programáticas claras y de legitimar a un candidato que perdió meses juntando firmas.

El riesgo de seguir leyendo los resultados de manera autocomplaciente y de no llevar a cabo un proceso de reflexión ideológico y político conllevará, inexorablemente, a que el PS no tenga un rol claro que cumplir en el nuevo ciclo político. Solo habiendo reflexionado sobre lo acontecido en estas elecciones, con todos los elementos sobre la mesa y con una disposición real a debatir sobre los resultados obtenidos, las responsabilidades políticas y la política de alianzas, solo después de realizar un análisis interno y de poder responder a la pregunta de qué es hoy y qué ofrecerá el Partido Socialista al país en este nuevo periodo –respuesta que debiera surgir de un Congreso extraordinario del Partido–, solo en ese entonces el PS podrá desempeñar un rol claro en la articulación unidad de la izquierda desde la oposición para generar un gran bloque por los cambios. El Partido Socialista debe hacer crítica y autocrítica y trabajar en poder recuperar confianzas. Esta reflexión sobre su presente y futuro, para cumplir su objetivo, debe realizarse ahora y no esperar para cuando los resultados electorales sean notoriamente adversos. Esperar hasta ese momento puede hacer que la reflexión llegue demasiado tarde para el histórico partido.

TAGS: #Elecciones20017 #PartidoSocialista

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
MANUEL MACHUCA

05 de enero

LLAMA LA ATENCION QUE NO SE MENCIONE EL PAPEL JUGADO POR LA CORRIENTE NARCO DE NOTORIA INFLUENCIA EN LOS RESULTADOS DE LA ELECCION . SE REPITE LA IDEA DE NO TOCAR EL TEMA QUE ESTA PRESENTE EN TODO EL ESQUEMA PARTIDARIO CON VARIOS PARLAMENTARIOS ELECTOS Y MANTENIENDO LA SECRETARIA NACIONAL DE ORGANIZACION

06 de enero

Indudablemente dentro del análisis del Partido Socialista debe tocarse el tema del narcotráfico y de las inversiones. Dos temas que golpearon duro durante 2017 y que no pueden obviarse en la autocrítica.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El doble trabajo que cumplen muchas de las seleccionadas chilenas da pena y rabia, que a diferencia de los hombres, ellas no puedan vivir del fútbol
+VER MÁS
#Género

El gol del patriarcado

El santuario de la naturaleza “Dunas y Humedales de Putú” constituye un complejo ecosistema que pertenece a la eco región mediterránea nacional, la cual ha sido considerada a través de una serie de ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Dunas y Humedales de Putú: Un desafío para la conservación de los bienes comunes de identidad territorial

Si uno va a estar en dichos espacios como una minoría intrascendente, donde la gran mayoría está de acuerdo per se con aspectos estructurales distintos a los que desde esta vereda se representan, lo mejo ...
+VER MÁS
#Política

Comisión prelegislativa: ¿Restarse, bajarse o quedarse hasta el final?

Si el Petro es capaz de levantar el cerco de sanciones entonces sí podría ayudar a mitigar el problema económico del país, ya que Venezuela sería capaz de conseguir dinero para pagar sus deudas y amino ...
+VER MÁS
#Economía

Petro: La criptomoneda que hace frente a la crisis venezolana

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores