#Política

Partido Comunista de Chile: entre odios y amores viscerales

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Con sus 100 años de existencia, ―nace en 1922― lo primero, es destacar su larga trayectoria institucional siendo miembro en coaliciones de izquierda que alcanzaron la Presidencia de la República: el Frente Popular (1936-1941), con el partido Radical como eje aglutinador que se mantuvo en el poder desde 1936 y, con otras coaliciones hasta 1952; la Unidad Popular (1970-1973); y Nueva Mayoría (2014-2018). Ha ocupado cargos ministeriales entre 1946 y 1947 en el gobierno de Gabriel González Videla; 1970-1973 con la Unidad Popular de Salvador Allende, y 2014-2018 en la segunda administración de Michelle Bachelet.

Es el único partido político democrático que ha estado proscrito y perseguido por más tiempo: desde 1927 hasta 1931; de 1948 a 1958, que es cuando el senador comunista, el poeta, Pablo Neruda, cruza en 1949 la cordillera de los Andes a caballo hacia el exilio. Su poema «El pueblo lo llama Gabriel» loa al candidato a la Presidencia de la República, el radical, Gabriel Gonzáles Videla, que apoya el partido Comunista, poema leído en plena campaña electoral y, ya ganada la elección como Presidente, Gabriel Gonzáles Videla (1946-1952), firma en 1948 la Ley de Defensa Permanente de la Democracia, la llamada popularmente “Ley Maldita”, para ilegalizar al partido Comunista ―que en la última elección municipal de 1947 había obtenido un 16,5% de los votos―. La última  prohibición es la más larga, de 1973 a 1989. Son 17 años de dictadura cívico-militar ultraderechista de Augusto Pinochet, siendo el partido político en que sus militantes y simpatizantes más padecieron encarcelamientos, torturas y asesinatos políticos. En este largo periodo la dictadura cívico-militar proscribe a todos los partidos democráticos, excepto a los de derecha que la apoyan y son parte activa de su gobierno de facto; actualmente son los partidos, Renovación Nacional (RN), Unión Demócrata Independiente (UDI) y Evolución Política (EVOPOLI).


Enfrentando siempre y sin matices la dualidad del odio y el amor más viscerales, en la encrucijada actual ha sido un aporte en este enorme esfuerzo democratizador, inédito a nivel nacional y ya una esperanza global para sacar al mundo de la crisis que padece

El partido Comunista de Chile ha estado integrado plenamente en el sistema político democrático y representativo, y su trayectoria y acción política está definida por la propuesta de inclusión en la repartición del poder económico, social y cultural de los trabajadores/asalariados, de los pueblos originarios, las mujeres y, en las tres últimas décadas, de la comunidad LGBTQI+. Es decir, su trayectoria como partido político institucional de izquierda ha propuesto siempre ―como todos los demás de izquierda, centro izquierda y una fracción importante del cristianismo social en el partido Demócrata Cristiano― más justicia social y derechos humanos para obtener cohesión y paz social y, con ello, más estabilidad del sistema democrático liberal. Ha trabajado incansablemente, con un empeño y disciplina casi como un acto de fe, por otorgarle a los vulnerados, marginados y pobres en general, su inclusión en el tablero político y en la toma de decisiones. Jamás ha violado la Constitución o promovido ni menos instigado un golpe de Estado. Por eso, si queremos respetar la verdad histórica, es muy injusto de tildarlo de antidemocrático.

Sin embargo, el partido Comunista chileno no deja de asombrar si lo analizamos en un contexto mundial. Es casi único, por las razones antes mencionadas, pero también por sus monumentales contradicciones, como apoyar regímenes cuasi democráticos (ahora a los autócratas les encantan las elecciones) o a dictaduras autodenominadas de izquierda; gobiernos que en realidad no son ni comunistas ni capitalistas sino administraciones fallidas en que el poder lo ha secuestrado una élite en detrimento de las grandes mayorías. Es, bajo todo prisma, inaceptable que el comunismo democrático chileno continúe apoyando regímenes autoritarios de izquierda.

Hay subrayar que en este partido se está produciendo un cambio generacional que va despejando tendencias con una nueva meteorología doctrinaria y política representada por el monstruo político, la ministra Secretaria General de Gobierno, Camila Vallejo, heterodoxa y antidogmática, y el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, un dogmático ortodoxo. Vallejo se ha transformado en sólo 6 meses en la figura más sólida de la  administración actual. Refiriéndose a la reforma tributaria que propone su gobierno, declara que “(…) nos permite (…) alinearnos con los estándares de la OCDE”. El partido comunista de la tendencia de Vallejo esta posicionado a la izquierda de la corriente de partidos socialdemócratas que respaldan el «capitalismo con rostro humano»; vale decir, que garantiza los derechos fundamentales en salud, educación, vivienda y pensiones, administrados por un estado con músculo económico para gestionarlos, pero que mantiene el mercado en manos privadas con sus dos más importantes agentes sociales ―trabajadores-asalariados y empresarios-empleadores― unidos en el diálogo social institucionalizado. Un modelo europeo que comienza después de la Segunda Guerra Mundial, ya consolidado, que apoyan partidos comunistas europeos antes y después de la derrota en la Guerra Fría y el colapso del bloque soviético.

En estos momentos este partido tiene parte de la responsabilidad en una doble transformación democratizadora: el Proceso Constituyente y la propuesta de cambios estructurales que promete Gabriel Boric. La historia los ha puesto en este compromiso crucial después de que la derecha abortara el cambio tranquilo que propuso Michelle Bachelet II (2014-2018), desplegando una auténtica sedición larvada de los grandes empresarios que condujo al Estallido Social de 2019, polarizando el escenario político que quedó escenificado en la última elección presidencial con los polos opuestos disputándose La Moneda: el ultraderechista, José Antonio Kast, apoyado, sin complejos, por todas las derechas; y Gabriel Boric, sustentado por una coalición de una nueva izquierda llena de  ‘millennials’  con el partido Comunista como decano.

Enfrentando siempre y sin matices la dualidad del odio y el amor más viscerales, en la encrucijada actual ha sido un aporte en este enorme esfuerzo democratizador, inédito a nivel nacional y ya una esperanza global para sacar al mundo de la crisis que padece. Los comunistas chilenos han demostrado una vez más que son tan demócratas como el más; hasta aquí, la historia lo verifica.

 

TAGS: #PartidoComunista

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Jaime Coloma

30 de agosto

Y sin embargo la UDI complice de los crímenes de la dictadura está a minutos de extinguirse, junto con su constitución de 1980 y Guzmán .

Felipe Cortés

05 de septiembre

eeeehhh…no…y parafraseando a un ordinario pasquín de por ahí: «LE VOLAMOS LA RA
JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA……….»

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
En efecto, no podría ser considerado partir de cero cuando de por medio existe un respaldo de más de 4 millones de almas al cambio de Constitución en el sentido que propuso la Convención.
+VER MÁS
#Política

No partimos de cero

En efecto, no podría ser considerado partir de cero cuando de por medio existe un respaldo de más de 4 millones de almas al cambio de Constitución en el sentido que propuso la Convención.

Poner bajo la alfombra nuevamente el tema de una nueva Constitución que reemplace la vigente, es desestabilizar el entramado institucional que nos rige y se corre el riesgo de tener un nuevo estallido, con ...
+VER MÁS
#Política

Efectos políticos del Rechazo

Poner bajo la alfombra nuevamente el tema de una nueva Constitución que reemplace la vigente, es desestabilizar el entramado institucional que nos rige y se corre el riesgo de tener un nuevo estallido, con las consecuencias que el país ya conoce

Tienen el descaro de mezclar (o confundir aplíquese el principio de buena fe) entre el rechazo a la propuesta de nueva Constitución con un programa de Gobierno, exigiendo medidas a la administración del ...
+VER MÁS
#Política

La misma actitud acaparadora de siempre

Tienen el descaro de mezclar (o confundir aplíquese el principio de buena fe) entre el rechazo a la propuesta de nueva Constitución con un programa de Gobierno, exigiendo medidas a la administración del presidente Boric en materias que no necesariamente hay una correlación con iniciar un tercer proceso constituyente

Resulta inconducente hacer recaer la responsabilidad de la derrota en el plebiscito de salida a las clases subalternas, porque eso es desconocer que en nuestra sociedad el ethos que organiza la vida, las ex ...
+VER MÁS
#Política

De la economía al ethos y vuelta: la tiranía de los modos de vida

Resulta inconducente hacer recaer la responsabilidad de la derrota en el plebiscito de salida a las clases subalternas, porque eso es desconocer que en nuestra sociedad el ethos que organiza la vida, las expectativas y las necesidades populares, esta moldeado por el neoliberalismo imperante.

Nuevos

Lamentablemente nos encontramos frente a la anticuada y peligrosa tesis del enemigo interno que revistió a los aparatos de represión de la dictadura durante la Guerra Fría
+VER MÁS
#Política

¿Inteligencia militar?

¿La poesía de Zurita habla todavía a los corazones y las almas? Eso imponente que nos dijeron, ¿en qué consiste hoy en día? ¿Es que ya no podemos con unas auroras sangrantes?im
+VER MÁS
#Cultura

Poesía, historia y Naturaleza. Crítica a Zurita

Seremos testigos de una nueva fractura a nivel de conglomerados? ¿Será acaso, que comienza una nueva etapa que definirá ideologismos políticos emergentes?
+VER MÁS
#Política

CPTPP - TPP11: ¿Una batalla ideológica?

En efecto, no podría ser considerado partir de cero cuando de por medio existe un respaldo de más de 4 millones de almas al cambio de Constitución en el sentido que propuso la Convención.
+VER MÁS
#Política

No partimos de cero

Popular

Como dice Wendy Brown ¿quién no es hoy un neoliberal? Una racionalidad gobernante como el neoliberalismo organiza y construye mucha conducta y muchos valores sin parecerlo. Produce «principios de realida ...
+VER MÁS
#Política

La derrota

Otro aspecto destacable de la novela es la descripción de los ambientes laborales de la famosa y olvidada bohemia porteña, en efecto, el lector puede recorrer el puerto mientras se sumerge en la vida de l ...
+VER MÁS
#Cultura

Comentario sobre la novela ´Prontuario de la Negra Ester`

Para muchos, esta no solo fue una derrota del texto constitucional presentado por la <desgastada> Convención. También fue una dura derrota para el Gobierno de Gabriel Boric. Todo indica que los ciud ...
+VER MÁS
#Política

La gran derrota de un débil gobierno

Más que nunca tenemos que tener la convicción, para promover instancias de participación, vinculante y activa, desde los niños, niñas y jóvenes y, principalmente quebrar con nuestro discurso adultocen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Celebramos y rememoramos una democracia sostenible e integral