#Política

Partida en falso

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Con bombos y platillos, de tiempo en tiempo, en Chile y no pocos países, se producen llamados a acuerdos nacionales. Con ello se da a entender que las discrepancias fuesen signo de retroceso. Resulta extraño constatar que cuando se proclama la unidad nacional, lo que se busca implícitamente es esconder bajo la alfombra los desacuerdos. Esto es, mostrar una cara distinta a la que realmente se tiene, como si tener distintas caras fuese un problema.

En estricto rigor, los países que avanzan efectivamente, que progresan, son aquellos capaces de vivir y procesar las diferencias, de mirarse tal cual son, sin tener que esconderse unos de otros, ni andar peleándose. En Chile, y al parecer en los países subdesarrollados, da la impresión que las diferencias, insoslayables, inevitables en toda sociedad que se precie de tal, empobrecieran, retardaran el progreso al que se aspira. Uno de los mayores problemas en nuestros países reside justamente en su incapacidad para procesar las discrepancias consustanciales a toda convivencia humana.


Resulta extraño constatar que cuando se proclama la unidad nacional, lo que se busca implícitamente es esconder bajo la alfombra los desacuerdos.

No está de más recordar que, en democracia, un gobierno es el poder ejecutivo, el que debe gobernar, ejecutar, cumplir y hacer cumplir las leyes que son debatidas y aprobadas por un congreso nacional, representante del poder legislativo. Institución llamada también parlamento, porque ahí es donde se parlamenta, discute, debate entre congresales –diputados y senadores- de cara a la gente, para el logro de los acuerdos nacionales, los que no necesariamente han de ser unánimes. La unanimidad no existe salvo en las dictaduras en base a las imposiciones y el amedrentamiento.

Por tanto, el espacio para la discusión de los temas de interés público es justamente éste. Ya no están los tiempos para cocinar entre cuatro paredes de espaldas a la gente. Los acuerdos verdaderos, para que no se los lleve el viento, deben ser frente a frente, con todas las cartas sobre la mesa, sin zancadillas, ni poniendo un puñado de billetes sobre la mesa.

Las diferencias se presume que enriquecen para modelar el país que se aspira, por lo que la clave reside en aprender a procesarlas. Estar disponibles para escuchar al otro, abrirnos, ponernos en los zapatos del otro, en vez de pretender construir una gran nación a punta de exterminar a los contrarios.

Un botón de muestra: a la actual Constitución fraguada entre cuatro paredes y modificada entre gallos y medianoche. Su ilegitimidad de origen le penará por los siglos de los siglos mientras no nos sentemos a dibujar una nueva constitución con una hoja en blanco y teniendo presente la experiencia acumulada, que no es menor. Lo mismo vale respecto de un modelo socioeconómico impuesto en dictadura, y que a la fecha no ha logrado validarse como no pocos quisieran.

TAGS: # #GobiernoPiñera

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Los cinco candidatos de oposición que hoy suenan son extraordinarios, pero gobernar implica un proyecto que debe sumar no solo para ser elegido presidente/a, sino que también tener un parlamento mayoritar ...
+VER MÁS
#Política

La dispersión

El Estado, el gobierno, la convergencia público-privada serán determinantes para el éxito del proceso de adaptabilidad al ethos digital, a los cambios tecnológicos, económicos, relacionales y geopolít ...
+VER MÁS
#Sociedad

Institucionalidad: adaptabilidad a la sociedad digital (S-5.0)

Los tres sabían que ir al medio del burro resultaba la peor ubicación para tres varoniles y educados mozos.
+VER MÁS
#Cultura

En un burro, tres baturros

Surge cada vez con mas fuerza la necesidad de entregar "mandatos " a los elegidos representantes, a la Convención Constituyente, cuestión que existió en nuestra historia y que en algún momento ...
+VER MÁS
#Política

Crisis social y sanitaria en Chile: proceso constituyente

Nuevos

Los cinco candidatos de oposición que hoy suenan son extraordinarios, pero gobernar implica un proyecto que debe sumar no solo para ser elegido presidente/a, sino que también tener un parlamento mayoritar ...
+VER MÁS
#Política

La dispersión

El Estado, el gobierno, la convergencia público-privada serán determinantes para el éxito del proceso de adaptabilidad al ethos digital, a los cambios tecnológicos, económicos, relacionales y geopolít ...
+VER MÁS
#Sociedad

Institucionalidad: adaptabilidad a la sociedad digital (S-5.0)

Los tres sabían que ir al medio del burro resultaba la peor ubicación para tres varoniles y educados mozos.
+VER MÁS
#Cultura

En un burro, tres baturros

Surge cada vez con mas fuerza la necesidad de entregar "mandatos " a los elegidos representantes, a la Convención Constituyente, cuestión que existió en nuestra historia y que en algún momento ...
+VER MÁS
#Política

Crisis social y sanitaria en Chile: proceso constituyente

Popular

Para Carlos Ruiz una de las características más sobresalientes de la modalidad extrema de capitalismo asumida en Chile es el “capitalismo de servicio público” cuyo crecimiento es atribuible a su depe ...
+VER MÁS
#Economía

Tres críticas radicales al capitalismo

Prácticamente todo lo que hacemos a través de internet es espiado y controlado por compañías que pueden llegar conocernos mejor que nosotros mismos.
+VER MÁS
#Tecnología

Para preservar la democracia la privacidad debe ser un derecho

Esta etapa de nuestra civilización, en un mundo cada vez más caótico, también nos plantea grandes desafíos, a saber, los efectos que la industrialización o el productivismo extremo ha tenido sobre el ...
+VER MÁS
#Política

Nietzsche

Los cinco candidatos de oposición que hoy suenan son extraordinarios, pero gobernar implica un proyecto que debe sumar no solo para ser elegido presidente/a, sino que también tener un parlamento mayoritar ...
+VER MÁS
#Política

La dispersión