#Política

Participación y empoderamiento ciudadano, ¡el momento es ahora!

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La emergencia de nuevas tecnologías de información, ha permitido novedosas formas de comunicación que han empoderado a la ciudadanía, a tal grado que se puede vislumbrar una incertidumbre generalizada en el horizonte, de todos aquellos que se encuentran vinculados a los medios de comunicación tradicionales (televisión, radio y prensa escrita).


La nueva cultura política es un fenómeno que instala nuevas reglas del juego político, que dan cuenta de las orientaciones de los líderes políticos, de la ciudadanía, así como de sus pautas de interacción, que debería instaurarse en Chile y en América Latina.

Norberto Bobbio decía que, “la democracia no puede prescindir de la virtud, entendida como amor a la cosa pública, pues al mismo tiempo debe promoverla, alimentarla y fortalecerla”. En este sentido, la democratización de los medios y el empoderamiento ciudadano, es un paso trascendental para la construcción, promoción y fortalecimiento de la democracia.

O sea, podemos decir, que estamos ante lo que algunos politólogos, denominan Nueva Cultura Política (NCP) ¿Qué se busca instalar con la NCP? La NCP es un fenómeno que instala nuevas reglas del juego político que dan cuenta de las orientaciones de los líderes políticos, de la ciudadanía, así como de sus pautas de interacción, que debería instaurarse en Chile y en América Latina.

Supone la aparición y la puesta en agenda de temas y/o demandas que antes no eran considerados por las instancias de poder, tales como los derechos sociales, las formas de actuación del Estado y la actuación de los partidos políticos. En el fondo, la NCP supone nuevas reglas para el juego político, que presenta características diferentes a los modelos clásicos de clientelismo y política de clases. En otras palabras, el empoderamiento ciudadano bien materializado, es la principal arma de una población informada y libre.

El clientelismo entonces, se podría caracterizar como una forma de vinculación política entre los partidos políticos y sus militantes o simpatizantes,  a través del ofrecimiento de empleos estatales, donde se aprecia que la coalición gobernante debe tener la capacidad para organizar y distribuir sus fondos, esto sucede a menudo en Chile, y no es extraño ver familias enteras trabajando para el gobierno de turno. Desde un punto de vista más teórico, se puede mencionar que por clientelismo, se entiende la vinculación política entre un patrón y un cliente, construido sobre la base de transacciones asimétricas donde el primero controla importantes recursos de poder y garantiza, como un guardián, el acceso a ellos de su clientela a cambio de lealtad y apoyo político. En definitiva, un modelo basado en la dinámica del apoyo electoral a cambio de favores políticos. En este formato se privilegia el gasto público, por sobre cuestiones de tipo social.

El segundo patrón, la política de clases, se refiere a la distinción entre líderes demócratas y republicanos. Los primeros se caracterizan por la defensa de asuntos y derechos sociales, así como por proponer un mayor gasto público en la forma de política social. Los líderes están fuertemente integrados al partido, tanto de manera ideológica como organizacional; en el fondo, hacen del partido y de las organizaciones ligadas a éste, como las organizaciones sociales, sus canales de interacción con la comunidad.

Los líderes republicanos, en tanto, se caracterizan por un menor grado de tolerancia hacia los asuntos y derechos sociales. De la misma manera, su enfoque hacia el gasto público es considerablemente más bajo que el de los demócratas.

Los rasgos más distintivos de los modelos expuestos podrían considerarse como ejemplos de las definiciones clásicas de izquierda y derecha, tanto en las preferencias fiscales y sociales de los líderes, como en el papel del partido político y sus pautas de interacción con los actores de la sociedad civil.

La NCP enfatiza cambios hacia la estructura actual de hacer política, por lo que cuestiona la burocracia tradicional, los partidos y sus líderes. En este sentido considera que los nuevos movimientos sociales y las políticas tematizadas son agregados esenciales al proceso de toma de decisiones. Estos movimientos alientan a los gobiernos a responder más directamente a los interesados. Por otro lado, los partidos jerárquicos tradicionales, las agencias de gobierno y los sindicatos son vistos como anticuados y pasados de moda.

Los nuevos grupos buscan participar en la formación de políticas generales rivalizando con el establishment, y buscan presionar para participar en el reparto de servicios, rivalizando con los líderes clientelistas. En efecto, el Estado es el que debe acercarse al ciudadano y la ‘palanca’ más eficaz sería el reforzamiento y la extensión de la participación.

En la nueva forma de hacer política, la demanda de autonomía individual debería ser lo trascendente, lo determinante, ya que se sustenta en orientaciones que asignan prioridad a la libertad y la igualdad; la tolerancia hacia alternativos estilos de vida y la participación no mediatizada, en la que pierden peso organizaciones tradicionales de agregación de intereses como los partidos, los gremios y las asociaciones.

TAGS: #ParticipaciónCiudadana clientelismo Democratización

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Nuevos

La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Popular

En el transcurso de estos 177 años la YMCA se convirtió en uno de los movimientos sociales con mayor presencia e impacto del planeta, alcanzando a más de 64 millones de personas en los cinco continentes
+VER MÁS
#Sociedad

YMCA Internacional celebra 177 años

Las protestas del 2019 hacen ver que los Estudiantes cuando saltaron el torniquete reavivaron la llama de los pinguinos del 2006 y universitarios del 2011
+VER MÁS
#Educación

A 15 Años de la Revolución Pinguina ¿Qué se logró?

El mandato popular del 80 % no se negocia, se acata. Y eso no es autoritarismo, es democracia.
+VER MÁS
#Política

El mandato popular no se negocia

En esta sinóptica descripción de la región sudamericana, se vislumbra que la Pandemia del Covid-19 convive y acentúa procesos políticos que develan las precariedades en las que se encuentran estos países
+VER MÁS
#Internacional

Sudamérica y su entropía geopolítica en pandemia